miércoles 5 agosto, 2020
Inicio Opinión Día Mundial contra la hepatitis

Día Mundial contra la hepatitis

81 views

Alejo García


De acuerdo a las investigaciones sobre la salud, las hepatitis virales son consideradas un grupo de enfermedades infecciosas, denominadas como hepatitis A, B; C, D, y E, las cuales afectan a millones de personas en el universo y causan enfermedad en el hígado, de dos formas: aguda (corto plazo) y crónica (largo plazo). Según los estudios realizados los cinco virus de la hepatitis A, B, C, D, y E, son distintos cada uno y pueden propagarse de diversas maneras, afectar a las poblaciones y a la salud de diferentes formas.  En la Hepatitis A se transmite cuando una persona sin saberlo ingiere el virus a través de contactos con objetos, bebidas o alimentos contaminados con pequeñas  e inocultables  cantidades de materias fecal o heces de personas infectadas. En la Hepatitis B el virus se transmite en la mayoría de las veces de una madre infectada, a su bebé, al momento de nacer y entre bebes sin vacunar. La Hepatitis C es contagiada con el contacto de la sangre de un ser humano infectado. La Hepatitis D se transmite con el contacto de sangre infectada. La misma se produce en las personas  que padecen el virus de la hepatitis B. La Hepatitis E se origina mediante agua  para beber infectada.

Los centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)  en combinación con la Organización Mundial de la Salud (OMS) le proporcionan asistencia financiera y técnica para prevenir, combatir y eliminar la enfermedad en aquellos países proclives a la misma. Entre las actividades desarrolladas por los CDC para brindar apoyo y ayuda contempla: ejecutar intervenciones innovadoras, para incrementar la cobertura de la Vacuna contra la Hepatitis B al nacer la criatura. Documentar la carga de hepatitis B en los niños. Brindar apoyo en las regiones y en los países en la verificación de los resultados obtenidos en el logro de las metas previstas de control y eliminación de la enfermedad de la hepatitis B.

Con la finalidad de disminuir en proporción la carga de todos los tipos de hepatitis virales, los CDC prestan colaboración y ayuda  a la OMS en el diseño y ejecución de políticas y métodos para la vigilancia, las pruebas, la atención y el tratamiento de esa afección. Así mismo los CDC coordinan actividades con los países para crear y evitar  programas nacionales de control, verificación y eliminación. Ese esfuerzo internacional permite reducir la carga de la enfermedad a nivel global, disminuir el riesgo de contagio para los viajeros y mejorar la salud de los migrantes a muchos países.

La Organización Mundial de la Salud en 2010 en la 63º asamblea mundial eligió el 28 de julio como el Día Mundial Contra la Hepatitis en homenaje al natalicio del Dr. Baruch Blumberg, laureado con el Premio Nobel en medicina, quien descubrió el Virus de la Hepatitis B e inventó un diagnóstico y la vacuna. En ese sentido la OMS, expresó: Día Mundial Contra la Hepatitis “El Día Mundial Contra la Hepatitis se celebra todos los 28 de julio para concienciar sobre las hepatitis víricas que inflaman el hígado y causan enfermedades como el cáncer del hígado. Hay cinco cepas principales de virus que causan hepatitis: A, B, C, D y E. Juntas las hepatitis B y C son la mayor causa de muerte, con 1.4 millones de defunciones al año. En plena pandemia COVID-19, las hepatitis víricas siguen matando a miles de personas cada día. El tema de este año,  “por un futuro sin hepatitis”, incide en la prevención de la hepatitis B en las madres y en los recién nacidos. El 28 de julio, la  OMS publicará nuevas recomendaciones para prevenir la transmisión maternafilial de este virus. Hay una vacuna segura  y eficaz para prevenir esta infección en los neonatos”. Organización Mundial de la Salud.

El motivo de conmemorar esta efeméride  de salud, es con el propósito de profundizar la lucha internacional contra la hepatitis, alentar además la actuación y la participación de personas, diferentes sectores de la sociedad  y autoridades, así como profundizar la necesidad de una mayor respuesta mundial frente a la enfermedad. En los últimos años, la organización mundial ha aumentado la financiación de los servicios de prevención, pruebas, tratamiento y tención de la hepatitis dentro de la planificación de la Cobertura Sanitaria Universal (CSU).

La Alianza Mundial Contra la Hepatitis (WHA), considera que existen alrededor de 300 millones de personas en el mundo infestadas  por hepatitis viral sin saberlo. Frente a esa enfermedad común en los seres humanos, de fácil contagio y un poco silenciosa su existencia en los órganos de las personas, debemos extremar los cuidados para esquivar su contaminación y aprovechar las políticas de los organismos  internacionales de prevención de esa enfermedad, para contrarrestar su auge dañino  e incrementar su aumento. Loas a los funcionarios de la salud dedicados y responsables de  disminuir al mínimo la existencia de esta indisposición de la salud. Alejo García

 

 

 

 

- Advertisment -