miércoles 18 mayo, 2022
InicioOpiniónEl sexto informe

El sexto informe

239 views

Fredy Contreras Rodríguez*

 Durante el mes pasado, los medios de comunicación del planeta, incluidas las RRSS -verdaderas empresas fabricantes de noticias para impulsar sus intereses políticos y económicos-, se dedicaron a atiborrar a la comunidad mundial sobre temas que mantienen angustiada a la gente, como el relato de buenos y malos creado sobre la intervención rusa en Ucrania, que estimulan el morbo y la superficialidad, como la cachetada del actor Will Smith al presentador Cris Rock en la entrega de los premios Óscar, la persecución en Europa a los multimillonarios rusos, la escalada del covid-19 en China o para mantener ocupada y alienada la opinión del ciudadano común, como la asfixiante información deportiva que todos los días nos atosiga por prensa, radio y TV. Pero nada dijeron del sexto informe del IPCC, ni mucho menos qué significa el acrónimo IPCCC.

Por la acción de los medios, la gente conoce el significado de siglas como NBA, MLS, FIFA, CONMEBOL, LBVP, UEFA y cientos más, irrelevantes para la cultura y la conciencia social,  pero desconocemos el significado de IPCC.

Como se comentó en el artículo Es Ya!, publicado el lunes 23 de agosto del año pasado,  “en 1988 y ante el evidente cambio en el clima global, la Organización de las Naciones Unidas -ONU- creó el “Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático” (IPCC, siglas en inglés) a través del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), concebida como principal órgano científico internacional e intergubernamental para la evaluación del cambio climáticocon el fin de hacer estudios científicos y técnicos sobre el cambio climático y sus causas; estudios y evaluaciones que en más de 30 años han sido plasmados en 5 informes publicados (el último en 2013  y el sexto por publicar en 2022), en los cuales, cientos de expertos y científicos de todo el mundo han expuesto las causas, consecuencias y repercusiones del problema y han hecho propuestas de estrategias y tareas para responder ante el “cambio climático”.

Pues bien. IPCC significa Intergovermental Panel on Climate Change o Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (GIECC), organismo internacional dependiente de la ONU, formado por centenares de científicos, expertos y estudiosos del clima de todo el orbe, responsables de estudiar el desastre climático que vive la Tierra, que el  pasado 28 de febrero publicó el Sexto Informe sobre el cambio climático, cuyo contenido, de nuevo, alerta al mundo sobre la vulnerabilidad del planeta, los impactos negativos del calentamiento global y la urgencia que hay de tomar medidas para adaptarnos a los cambios del clima.

El sexto informe corrobora y confirma que es el hombre y su actividad económica depredadora, la causa principal del desastre climático, cuando afirma que “es un hecho inequívoco que la actividad humana ha calentado la atmósfera, el océano, la tierra”, reflejada en fenómenos cada vez más frecuentes como las inundaciones, las sequías, las olas de calor o las tormentas tropicales (huracanes y ciclones), advirtiendo sobre la urgente necesidad de adaptarnos al cambio climático como prioridad, dejando claro que sus riegos y los impactos que produce en el planeta son cada vez más visibles, recurrentes, peligrosos, heterogéneos y de difícil manejo. Como dato estadístico, el 6° informe dice que si en el corto plazo el calentamiento global supera los 1,5° C, la humanidad y todos los ecosistemas del planeta viviremos con mayores riesgos, aumentando las posibilidades de una debacle climática.

Todas las conclusiones del sexto informe del IPCC son científicamente irrebatibles y están soportadas por 40 años de estudios en todo el mundo. Explica los desarrollos recientes y las tendencias actuales del cambio climático, afirmando que ya existen impactos en el planeta cada vez más “irreversibles durante siglos, incluso milenios”, visibles en ecosistemas terrestres y acuáticos, que presentan deterioros en sus estructuras y funcionamiento, con la extinción de cientos -quizá miles- de especies de animales y plantas; aborda las transformaciones que deben ocurrir en el sistema económico productivo para limitar el calentamiento global, señalando que en las áreas urbanas se pueden crear oportunidades para aumentar la eficiencia de los recursos y reducir a cero las emisiones contaminantes de dióxido de carbono; aborda los vínculos existentes entre la mitigación de los riesgos y la adaptación a los cambios climáticos y  afirma que los limitados recursos que dedican los gobiernos al cambio climático dan como resultado alta vulnerabilidad y baja capacidad de adaptación al cambio climático, resaltando que hay opciones factibles, científicas y tecnológicas, para implementar políticas globales de mitigación de los cambios en el clima en las cuales la cooperación internacional es el factor clave para lograr los objetivos de mitigación.

El sexto informe del IPCC es un nuevo alerta, un grito al cielo, una súplica científica a los poderes mundiales, un llamado de conciencia a la población mundial, una razón adicional de los movimientos ecologistas mundiales, en la tarea de rectificar y cambiar el modelo económico depredador y destructivo para salvar a la humanidad y cambiar la historia del futuro.

*ingeniero industrial. Agricultor urbano.

- Advertisment -
Encartado Publicitario