jueves 13 agosto, 2020
Inicio Opinión Estado comunal y partido único

Estado comunal y partido único

377 views

Carlos Casanova Leal


Este es el objetivo final de la revolución socialista en Venezuela, lo fue en Cuba, lo es en Nicaragua, lo fue en China, es la ruta de España con Sánchez y Podemos. Y fue el objetivo en los países a donde las revoluciones antes y después impusieron el comunismo.

Advertimos y otros también lo hicieron en su oportunidad, de la intensión por parte del régimen de llevar a la oposición a la ilegalidad. Para no hacerlo evidente, fue construyendo su propio ecosistema de partidos, afectos al régimen, para después también eliminarlos.

Así en el 2012, el TSJ ante el anuncio de los partidos PPT y PODEMOS de apoyar a Capriles, los intervino, designando una directiva chavista. Luego en el 2016 con efecto retroactivo el TSJ, sala constitucional ordena la renovación de los partidos políticos que no postularon candidatos con tarjetas propias a las presidenciales de 2013 y las parlamentarias de 2015, esto es para todos los partidos que se agruparon en la tarjeta de la MUD.

Comienza la poda, Las primeras víctimas de ese proceso fueron La Causa R, ABP, Proyecto Venezuela, Bandera Roja y Gente Emergente. El 27 de diciembre de 2017 un decreto de la ANC  llama a la validación de los partidos políticos que no participaron en las elecciones de alcaldes de ese año. PJ, VP y el Partido Unión y Entendimiento (Puente) quedaron invalidados por el CNE, Esos partidos más AD tuvieron que someterse a una validación exprés el 26 y 27 de enero de 2018.

AD logró validarse, pero VP y Puente decidieron no participar y fueron considerados “autoexcluidos”.

PJ acudió a la recolección de firmas pero no le permitieron ir a reparo para completarlas. A la tarjeta de la MUD, que en principio llamaron a validar, no le permitieron participar en el proceso por sentencia del TSJ emitida 15 horas antes y su tarjeta quedó eliminada.

Pero a AD se la cobrarían después al no participar en las elecciones presidenciales adelantadas de mayo de 2018 al igual que a UNT, Nuvipa, Juan Bimba, Opina y Prociudadanos.

A COPEI ya el TSJ le habían designado junta directiva, las directivas de los partidos afectos al régimen también fueron víctimas de las intervenciones para podar el abanico de partidos. Y finalmente esta última decisión del TSJ, actuando como brazo ejecutor, para sustituir las directivas y la desaparición final es tarea que hará el tiempo.

¿Cuándo? Los partidos con directivas designadas por el régimen le serán útiles para el propósito final en la consolidación de sus objetivos.

Se realizarán las elecciones parlamentarias en diciembre 2020,  que el régimen ganará con sus nuevos aliados. Ya instalada, en el curso del próximo año, la ANC, declarará aprobada la nueva Constitución Socialista, se cierra el capítulo de la constituyente, y la AN pasará a ser denominada la Asamblea del Poder del Pueblo, que se reunirá dos veces al año solamente, igual que en Cuba.

La oposición vive desde hace tiempo una fuerte crisis de liderazgo, más de la mitad de los que se decían dirigentes se fueron al exterior, unos perseguidos y otros haciéndose los perseguidos.

¿Qué hacer? Lo primero es entender que como estamos no hemos avanzado nada, y que hay cosas que se tienen que hacer, e impedir aquello de que no hay tiempo para hacerlo.

La única manera de reconectar con liderazgos en todo el país, es que la sociedad los elija en fórmulas de selección múltiple. Esto lo propuso el Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica el año pasado, antes de la escogencia de Guaidó como presidente de la AN y consecuencialmente al 233 presidente encargado, pero no se hizo, los partidos se opusieron.

Y segundo la organización de base, las anteriores quedaron mediatizadas por el tema electoral, ya que no se participará es menester construir hacia abajo una fuerza social real.

Lo demás viene como consecuencia de lo primero.

Dios Bendiga al Táchira y a Venezuela.

- Advertisment -