La espada de la Sra. Delcy

474

Aclaro. No soy enemigo de ella ni de ningún otro personero de este régimen. Soy pacifista de pies a cabeza. Educador a pies juntillas. Detesto la violencia y obviamente quien la genera. A ver. En su estadía por Miraflores, el fallecido presidente HCh, regaló cualquier cantidad de réplicas de la espada de nuestro Libertador Simón Bolívar. Y algunos de los “beneficiados” fueron dictadores. La expresión: “La espada que camina por América Latina” fue cambiada por la “Chequera que camina…” en alusión a los múltiples favores económicos que le hizo a países que hoy le han sacado el rabo a esta nefasta revolución. Los ejemplos están allí. A la vista de todos: 20 años de miseria y más pobreza. Eso es parte del mentado “proceso”. Lo afirman algunos miembros de la cúpula del régimen.

Bien. Ya todos lo sabemos. Es hija del desaparecido ex guerrillero Jorge Rodríguez (padre). Acusado, junto a un grupo de también ex guerrilleros, de secuestrar a William Frank Neahaus. Eso lo sabemos. También la conocemos por su periplo en la Cancillería, por su estadía en la llamada “constituyente” de Maduro. Una mujer sin tapujo al decir las cosas. No importa quién sea su interlocutor. Con tal de defender el régimen, allí están sus opiniones. Entrevistada por el subjetivo periodista JVR en “José Vicente hoy” soltó esta perla: “…feliz de estar en la revolución bolivariana, porque sabemos que es nuestra venganza personal…” Opinión que se hizo viral. En el mismísimo programa (24/06/2018), la dama en cuestión mostró esta contradicción: “…no crecimos con odio, no somos personas de odio…” ¿Entonces? ¿Su “revancha personal” es con amor? En el 2017, en Cancúm, México, llamó “analfabeta político” al Canciller de Costa Rica. En la misma cumbre ripostó contra el Canciller de Perú: “…camada de perritos simpáticos…”

En cuanto a la dantesca problemática que ha vivido nuestra nación en esta “revolución”, la Sra. Delcy dijo en la OEA (23/06/2016) que “No hay presos políticos en Venezuela…”  “No hay crisis humanitaria…”. Es decir, que la lectura que le podemos dar es que ha mentido. Porque allí están las centenares de imágenes y miles de opiniones de la situación en tiempo real de la severa crisis que atravesamos. ¿Tiene créditos una persona que miente y descalifica a sus “adversarios” políticos? ¿Cómo se explica que una señora que ha viajado por el mundo y estudiado en países no socialistas, decirle al mundo que su paso por la “revolución bolivariana es una venganza personal”? Comenta que sus padres le enseñaron a amar al prójimo, me parece loable, pero ¿contra quién o quiénes es la venganza? ¿Acaso es una dulce venganza contra el pueblo venezolano?

No conozco a la Sra. Delcy, pero por lo que vemos y escuchamos en sus múltiples intervenciones en cualquier foro, se observa que su verbo es temperamental. En Argentina (dic-2017), en ocasión de la 11ª reunión de países del Mercosur, quiso ingresar sin ser invitada. Provocó un escándalo diplomático. En el mismo tenor, ha sido sancionada, igual que otros altos personeros del régimen, por la Unión Europea y los Estados Unidos. Sin embargo, Maduro le regaló una réplica de la espada de Simón Bolívar por su labor al frente de la Cancillería la cual dejó para ir a la “constituyente”. Hoy funge como Vicepresidenta de la República. Con todo respeto, preguntamos: ¿la señora Delcy desenvainó la espada de lucha para tomarla como venganza? Se abre el debate pues.

(Alfredo Monsalve López)

alfredo.monsalve10@hotmail.com

@monsalvel