domingo 28 noviembre, 2021
InicioOpiniónLa resiliencia como norma

La resiliencia como norma

103 views

Alfredo Monsalve López

Muchos de los seres humanos en el mundo, conocen, saben y aplican la resiliencia. Hoy más que nunca ha sido utilizada por los hombres (ambos género) para demostrarle a sus congéneres, y a sí mismos, cuán valioso son en circunstancias adversas que nos depara la vida. No obstante,  un gran porcentaje de personas optan por tomar decisiones contrarias a las normas que establecen las leyes y de la mismísima sociedad en la cual se desenvuelven. Igualmente, muchos no saben o desconocen el concepto de resiliencia. Los que tienen en mente su concepción y presentan una dificultad, aplican la resiliencia. Y les cuento que, con el tiempo, su problema hace que su vida cambie de manera vertiginosa. Es cuestión de decisión y, además, mental, psicológico. En lo particular, me centro en lo que el filósofo griego Sófocles señalaba en su tiempo y que es vigencia para cualquier ser humano de hoy: “No hay éxito sin dificultad”. Eso decía el amigo Sófocles.

Es decir, que, a pesar del problema u obstáculo que se te presente, el éxito se puede alcanzar. Punto. Claro, no todas las personas tenemos la idéntica forma de pensar y de actuar. Como decía mi padre Andrés: “cada quien es como es”. Pero volviendo a lo que nos trae: la resiliencia. Si nos adentramos en su definición y la llevamos sobre nuestros hombros como una norma social, pues tendríamos mucha ventaja en este duro transitar por la vida. Según el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), el significado de resiliencia “…es la capacidad que tienen las personas para recuperarse de situaciones complicadas y seguir avanzando hacia el futuro. Estas personas se aprovechan de las dificultades o los traumas difíciles que viven para obtener un beneficio que le permita obtener recursos útiles para el futuro…”. Y mucho más reciente el mismísimo Albert Einstein sostenía que … quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia…”. Obviamente que no vamos a crear crisis para luego vivir bien de ella. No. La idea es que cuando ella se presente, buscar la manera de enfrentarla. No hay otra. Y mire usted cuantos seres en el mundo han salido de sus múltiples problemas con solo ser creativo y que la mente, que es la directa perjudicada, mantenerla en reposo y trabajando para nuestro bienestar.

He allí la creatividad a que se refiere Einstein. Y como establece la resiliencia, debemos tener plena capacidad de salirle al paso a los problemas. Porque, debemos pensar que, aparte de ser adultos, somos racionales dispuestos a integrar nuestra creatividad para crecer hacia el futuro inmediato. Porque la vida es corta. Y como ya he dicho, debemos imbuirnos en la resiliencia. En otras palabras, vencer los traumas, porque de lo contrario caeríamos en desgracia. Y como dicen en criollo debemos “pensar con cabeza fría”. Otra concepción de resiliencia muy, pero muy importante y que a mi modo de ver, hay que tomarla en cuenta: La resiliencia es la habilidad emocional, cognitiva y sociocultural para reconocer, enfrentar y transformar constructivamente situaciones que causan daño o sufrimiento, o amenazan el desarrollo personal. … La resiliencia se puede desarrollar a cualquier edad y varía de una persona a otra”. Para concluir, lo que quiero con estas reflexiones es no caer, o nos hagan caer en situaciones conflictivas para vernos padecer un mal que podemos, con mucha resistencia talentosa y creativa, salir adelante. Progresar. Vivir una vida sana y sin complejo. Porque como pueden ver lo antes mencionado, y muchos textos sobre este tema, debemos lograr el éxito sin dificultad, tal como lo comentaba Sófocles. Y, a mi modo de ver, en definitiva, hay personas que solo buscan destruir a otras porque para eso están en este mundo: para hacer daño moral y físico. Incluso, le hacen mal a cualquiera solo por la envidia y el ansia del “cochino” dinero. Utilicemos la resiliencia como norma. Punto. Es hora de una profunda reflexión. Saludos. Y… a cuidarse pues.     

alfredo.monsalve10hotmail.com

@monsalvel

- Advertisment -