sábado 27 noviembre, 2021
InicioOpiniónLa tarea es la organización de base

La tarea es la organización de base

228 views

Carlos Casanova Leal


Con la convicción de que en cualquier colectividad, barrio, edificio, urbanización, aldea, pueblo o ciudad, la correlación entre ciudadanos demócratas y revolucionarios es de por lo menos un 90 % de opositores al régimen comunista, opuestos al estado de ruina y miseria a donde nos trajeron, y un 10 % de chavimaduristas, revolucionarios o comunistas, es por lo que debemos organizarnos desde estas instancias.

Es sobre esta certeza que usted debe salir a tocar, con distanciamiento preventivo, las puertas de su vecino y comentarle que es indispensable organizarnos desde esa comunidad, decirle que los comunistas, con ese 10 %, están llevando adelante la estrategia calladita de sustituir las vocerías en los consejos comunales de los venezolanos que se fueron, por chavistas que no han sido electos.

Si todos los ciudadanos en el país nos organizamos en nuestras comunidades, primero para impedir que estos voceros sean sustituidos con reglas que el gobierno se autoimpone, y exigimos elecciones en nuestras comunidades, evitaríamos la usurpación chavista en estas instancias.

No podemos, como sociedad, aceptar una autoridad que no sea electa, ya que el propósito de la revolución es eliminar el derecho a elegir con su voto universal y directo.

Calladitamente, se acercan a los voceros demócratas en los consejos comunales y les plantean: “si no incluimos a los líderes de calle, no nos validarán el consejo comunal”, y ahí parte de la trampa, esos mal llamados líderes de calle son chavistas y pretenden, sin ser elegidos, entrar en estas estructuras, para luego convertirse en su jefe policial y político, circunstancia que no se puede permitir.

Esta lucha es la más importante, por demás debe ser inmediata, se trata de una lucha territorial que no controla el chavismo, es así, fíjese, la elección nacional la controla por vía del CNE chavista, este conformado en una relación de 3 a 2, y siempre en manos del chavismo el resultado, pero la asamblea de ciudadanos, 90 % a 10 %, no la controla el chavismo, toda vez que los que hacen el registro y cuentan los votos son los ciudadanos. En el terreno donde el aparato chavista no controla resultados ganaremos.

Por ello, andan en las comunidades como ovejas, si caemos en su trampa de renovar sin asambleas ciudadanas estos consejos comunales, pues, sencillamente, ya no existirá más nunca posibilidad de elegir a nadie en ningún lado.

El modelo político que se impone de Estado Comunal, que no es otra cosa que el comunismo cubano, eliminará toda forma de elección directa en las comunidades y en todas las instancias, posteriormente a estas renovaciones, donde se pretenden instalar con estos consejos comunales para terminar de darle forma a las otras estructuras de dominación social.

Así tenemos que en toda la estructura nominal y burocrática, sin competencias, ni presupuestos y sin autonomías, que se crean al amparo de las seis leyes del Estado Comunal o del mal llamado Poder Popular, ninguna, ni el parlamento comunal, lo integran por elección directa del ciudadano.

Este primer consejo comunal es el que se debe pelear, sin elección no hay autoridad en su comunidad; si lo dejamos pasar, ya no existirá posibilidad después de hacerlo, y la bota la tendremos en nuestra propia calle.

Lo señalamos en otros artículos anteriores, cuando hicieron pública la agenda legislativa con la presentación de 35 leyes para este 2021, en el sentido de que les darían prioridad a las leyes comunales, en razón a que es el proyecto político que están terminando de imponer.

Una agenda distinta a esta puede existir y coexistir, pero sustituirla o dejarla para después constituye el mayor error que las fuerzas de oposición puedan cometer.

No podemos seguir jugando a la simulación de hacer política.

Dios nos bendice.

- Advertisment -