Noche de ronda

78

COMO DICE el refranero popular: “No hay dicha que dure en la casa del pobre”. Y eso fue exactamente lo que sucedió el pasado domingo donde la luz se mantuvo todo el día, pero el racionamiento volvió ayer cumpliéndose así 67 días de esta “administración energética” que nos tiene condenados a la penumbra adelantando esconderse bajo las sábanas antes de lo esperado para ver si podemos conciliar el sueño…..ES UN HECHO que en la oscuridad el tiempo pasa más pesado que en la luz, pues tras la ausencia de alumbrado tratamos de encontrarnos con nosotros mismos, donde todo se habla en silencio pero nada se oye….ES CUANDO PENSAMOS de qué manera habrá que luchar para salvar el pasado en donde por lo visto lo sentimos perdido y hacemos cierto aquel aforismo de “cuando éramos felices y no lo sabíamos”. Lo real es que sentimos que tenemos perdido el presente y que el futuro se ha convertido en un enigma……POR AHORA, como diría alguien, tengamos compasión de este atribulado presente, tan abandonado a su suerte, tan solitario y con tantos dolientes víctimas del fracaso y la ineficacia, a tal punto que se aplaude efusivamente el plan Chamba del Adulto Mayor a falta de la presencia de la generación productiva que ha emigrado a otros lares para enriquecer a otras naciones conforme lo acaba de testificar magistralmente en su artículo de opinión del pasado viernes Armando Navarrete y publicado en este diario….EN EL MISMO, enfatiza sobre los miles de compatriotas que han enriquecido en el Perú el negocio inmobiliario ante la demanda de apartamentos de alquiler; la de restaurantes y mercados que han multiplicado sus ventas de comida; la recaudación por los servicios de agua, luz, gas, de miles y miles de inmigrantes que han aumentado la fortuna del sureño país, que después de Colombia, ha recibido a la mayor  parte de la diáspora venezolana…..ARMANDO NAVARRETE, quien residió por más de 40 años en San Cristóbal y ahora ha retornado a Lima, revela una gran verdad como lo es que nuestro potencial humano y talento profesional, está animando las economías de Colombia, Ecuador, Chile, Argentina y Uruguay, mientras que aquí se busca a los ancianos que deberían estar disfrutando de su pensión, como el reposo del guerrero, reposando en casa, viajando por el país, y que ahora se ve obligado a retornar al trabajo pues su pensión de 7 dólares mensuales, no le alcanza ni para dos kilogramos de carne…..UNA GRAN VERDAD, del tamaño de una pirámide, que se espera tapar con la Chamba del Adulto Mayor que se enarbola como una gran conquista social, sin decir que se acepta que la fuga de nuestros cerebros, lejos de ser un invento, es la consecuencia de una espantosa realidad.

……..

Y ESTO, es todo por hoy.

……

MENTIRAS  Universales:

“A mis 90 años, me siento como un roble”.

…….

DIOS, los bendiga, ¿Saben?

VICTOR MATOS