Proclamación de la Independencia de Venezuela 19 de abril de 1810

109

Alejo García Sierra

El origen del proceso de las guerras de la Independencia Hispanoamericana es el resultado de un conjunto de conflictos armados, acaecidos en las colonias españolas en los primeros años del siglo XIX. Durante esa época unos cuantos líderes locales enarbolaron su propósito de instaurar en estos territorios sometidos al yugo español en nuevas Repúblicas Independientes. Diferentes historiadores argumentan que estos conflictos independentistas provienen en algunos casos de guerras civiles y en otros debido a acciones bélicas internacionales. Las causas que promovieron el proyecto emancipador de América, han sido clasificadas de internas y externas. Entre las internas se destacan: 1.- El deseo de los naturales de las colonias de independizarse. Ellos ansiaban obtener poder político y económico. 2.- El enojo de los criollos con las medidas y políticas de la Corona Española en menoscabo de sus aspiraciones justas. 3.- Consideraban de que la Corona Española era una suerte de Patrimonio de la Familia Real. 4.- El conocimiento e influencia de las ideas liberales y revolucionarias impartidas en universidades, academias literarias, sociedades económicas y unas cuantas divulgaciones de avanzadas, así como las lecturas de clásicos como El Contrato Social de Jean Jacques Rousseau y el Espíritu de las Leyes y la Teoría de la División de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de Charles Louis de Secondat Montesquieu. 5.- Conocimiento de las ideas liberales recibidas en América provenientes de la ilustración universal. 6.- El contacto intelectual y revolucionario en el exterior y su actuación en procesos liberales en Europa.

En las causas externas sobresalieron: 1.- El debilitamiento del poder en España por la invasión de Napoleón Bonaparte, la abdicación de Bayona, la prisión del Rey Fernando VII y la aparición del constitucionalismo en la Corona Española. 2.- La disminución de protagonismo de España y Portugal en Europa, como consecuencia de la invasión del Emperador Francés. 3.- El despertar autonomista en los criollos e indígenas por las influencias de las revoluciones de los Estados Unidos en 1776 y dela Francesa en 1789. 4.- El apoyo cauteloso dado por Estados Unidos e Inglaterra al movimiento revolucionario con la finalidad de acaparar el comercio con Iberoamérica, lo cual facilitó adquirir material de guerra, variados productos y financiamiento para sus incipientes proyectos emancipadores.
Con anticipación al movimiento independiente escenificado el 19 de abril de 1810, hubo varios acontecimientos rebeldes que incentivaron finalmente a proclamar la independencia de la Capitanía de Venezuela. En los mismos descollaron: La Revolución de los Comuneros en Paraguay (1721-1735) y del Socorro en la Nueva Granada (1781), la de Juan Francisco León en Venezuela (1748), el levantamiento quechua-aymara de José Gabriel Tupac Amaru en Perú (1780-1781), la conspiración de José María España y Manuel Gual en Venezuela (1797) y los movimientos expedicionarios de Sebastián Francisco de Miranda Rodríguez en Venezuela (1806). Estos son los intentos más notorios revolucionarios anteriores a la Emancipación Hispanoamericana.

Al sucederse los acontecimientos en España en las primeras décadas del siglo XIX se produjeron pronunciamientos en las colonias de la corona de ultramar. En ese orden veamos la cronología de esos sucesos: En México en 1808, el Ayuntamiento se destacó como la primigenia de las Juntas Autónomas de América, el 21 de septiembre de 1808 la Junta de Montevideo en Uruguay, el 25 de mayo de 1809 la Junta Tuitiva, en la Paz Bolivia, el 10 de agosto de 1809 la Primera Junta de Quito, Ecuador y como una consecuencia a esa motivación emancipadora se dio la Proclamación de la Independencia de Venezuela el 19 de abril de 1810.

Esos pronunciamientos revolucionarios desconocieron a las autoridades reales de América. Esto dio origen a Repúblicas Americanas, se crearon gobiernos autónomos, ejércitos patriotas y constituciones propias. Entre los nuevos Republicanos o Patriotas descollaron grandes hombres que llenaron de gloria y orgullo la historia republicana en Hispanoamérica. Recordemos la pléyade de notables de esa época: Miguel Hidalgo, José María Morelos, José de San Martín, Eugenio Espejo, José Gervasio Artigas, Camilo Torres, Antonio Nariño, Francisco de Paula Santander, Bernardo O’Higgins, Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios y Ponte, Antonio José de Sucre y Alcalá, Manuel Belgrado, José Joaquín Olmedo, Sebastián Francisco de Miranda Rodríguez entre otros.

Al conmemorarse 209 años de esa iniciación de la emancipación venezolana hay alguna similitud de la crisis y sus efectos que el pueblo sufría en aquella oportunidad con los apremios que padecemos ahora por culpa de un desgobierno que no sabe dónde está parado y nos lleva prácticamente a una hecatombe. Si los patriotas de entonces rompieron las cadenas del yugo español, ahora los compatriotas comprometidos para rescatar del desastre de Venezuela, pueden repetir la hazaña y osadía del 19 de abril de 1810.

(Alejo García S) / alejogarcia@gmail.com