¿Qué es ciudadanía?

94

Orlando Ramírez

Término que proviene del latín, civitas, con el significado de ciudad. De ahí se deriva este valioso y significativo sustantivo. Integrar es incluir, es la inclusión real y plena, no se deja a nadie por fuera; es la viva expresión del ciudadano, que se considera como persona importante: Son todos aquellos habitantes que componen a una nación. Es la expresión, a lo largo y ancho de un país. Estos son ciudadanos, con derechos y deberes, cuya expresión significa nadie puede ser excluido, ni pobres, ni ricos, ni los que no tienen nada, ni blancos, ni los morenos de tez fuerte, ni a los de piel suave. Nunca debe privar la segregación racial. Ni sus haberes. Ni los más inteligentes, ni los menos letrados. Integración va dirigido a los costeños, a montañeses, a llaneros de pura cepa y a la gente de piedemonte. Labriegos todos de tierra de oloroso campo y fragancias de sus flores y de cielos habitados por aves con sonoros cantos y de trinar melodioso, que embelese a los humanos. Es decir, todos los ciudadanos en sus respectivos lugares. Es su obligación moral. Todos debemos trabajar como sociedad civil activada, en bien de la patria. Nadie puede escurrirse en estos momentos difíciles de la nación y olvidarse de frases: No me interesa la política. Ya yo no marcho más. Ahora o nunca;  hay que poner nuestro grano de arena. Bolívar perdió batallas en sus inicios, pero no la independencia; esta la ganó.

También va mucho más allá, la diáspora aciaga de ciudadanos, obligados a abandonar a su Terruño Grande, desde hace 20 años, para convertirlos en apátridas, buscando protección, para ver quién los pueda recibir y les abrigue de sus necesidades más apremiantes de los seres humanos. Todos estos ciudadanos han sido aventados, muchas veces a porrazos limpios o por abyectas frases por quienes son los máximos voceros del poder, que los deslumbra y se creen dueños del país y también por las botas feroces, con sus bayonetas que cumplen órdenes indebidas; poniéndose a disposición de personas ilegítimas, que no gozan de ningún fundamento legal, ni escogidas por contiendas electorales que les legitimen. Estos degradados usan las armas no compradas para cumplir con esa criminal acción. Ellas son adquiridas con la finalidad de cuidar y proteger fronteras. Este asunto importante va más allá, toca también a los organismos internacionales que cuidan los derechos humanos de una nación. Acierto llevado a cabo por los gobernantes civilizados del mundo. Una vez concluida la nefasta Segunda Guerra Mundial, que dejó millones de muertes, lisiados y heridos física y espiritualmente. Por razones obvias para que los mismos no sean vulnerados, por el saber y entender de los gobernantes arrogantes, como Hitler, Mussolini, Stalin, que se creían lo que no eran. Todos los ciudadanos venezolanos estamos obligados en colaborar en el restablecimiento de nuestra Carta Magna, para su efectiva vigencia, artículos 5, 70, 333 y 347 de la Constitución de Venezuela.

Todo lo antes señalado es nuestra organización libertaria: Integración Ciudadana, que viene conformándose en los diferentes lugares de la nación, incluyendo hasta los más alejados lugares. Bajo nuestra consigna moderna: Todos los que viven en recónditos lugares, ahora tendrán, un puesto importante, a través de la Municipalización, de las parroquias y poblados más apartados de nuestra geografía. Es un proyecto moderno de inclusión constitucional que lo aupamos desde hace años. Lo pondremos vigente con el Nuevo Gobierno Democrático.

Disponemos de un logotipo, que lo hemos dado a conocer por las redes sociales: El cual señala: Integración Ciudadana, antes profusamente señalados. Todos en sus parroquias y municipios deben organizarse bajo los principios independientes de Integración Ciudadana. Es su obligación. No esperen para mañana, comiencen ya. Nos dirigimos con una carta, el 3 de diciembre, al presidente (E) Juan Guaidó, para que él promueva esta Consulta Popular. Y se cumplan las rutas que él planteó: Cese de la Usurpación, Gobierno de Transición y Elecciones libres, con un nuevo CNE. Esta carta está respaldada por más de 160 firmas de personalidades del Táchira y de Venezuela. Además de millones de firmas en depósito. Ustedes también llenarán esas gloriosas firmas, por la Libertad y la Democracia.

A continuación, algunos eslóganes para la próxima Consulta Popular, con un CNE dirigido por la ciudadanía. La Constitución lo permite y lo exige.

Consulta Popular con carácter vinculante, expresión más relevante de nuestra Constitución. Que la soberanía popular decida en esta encrucijada de nación.

Que las fuerzas armadas respeten al soberano y a la Constitución. Vean el ejemplo de Bolivia. La hija predilecta de Bolívar. En esa nación se respetó la Consulta Popular, efectuada en febrero del 2016. Por esta razón cayó el sátrapa de Evo Morales. También la que se hizo a Pinochet, en Chile. Tuvo que irse el dictador. Aquí, en Venezuela, la que se realizó, en noviembre de 1957, contra el dictador Marcos Pérez Jiménez. Tuvo que coger sus macundales y el avión, el 23 de enero del 1958. Eso sí, con la ayuda de militares patriotas venezolanos. La que esperamos ansiosamente se pronuncien, con firmeza y valentía.

La Consulta Popular debe activarse con todos los habitantes que integran nuestra nación. A eso le llama el deber ser de los ciudadanos. Esta tiene el respaldo de organismos externos. (Orlando Ramírez ) / *Prof. Titular jubilado UNET. Egresado del IAEDEN. forlandormontoya@hotmail.com