Opinión

Rafael de Nogales Méndez

21 de febrero de 2024

94 vistas

Néstor Melani-Orozco

En un ánfora de plata quemaron la piel de las palmeras y con aceites mezclaron las cenizas para santiguar a los seguidores de Abraham. Fue donde aparecieron las memorias como si desde un caballo moro estuvieran los viajes para invadir a Jerusalén y encontrar la lanza de Longinos, testimonio de los siglos del rabino, llamado «El Hijo de Dios» o regresar hasta las primeras letras entre el latín, el castellano y las voces alemanas de aquella San Cristóbal de los andes, haber visto la juventud de Rafael de Nogales Méndez. Como un corzo adivinando las vidas y escribiendo los sonidos de himnos en las flautas, entre los inciensos de las montañas, entre la cima de Falisco y las legiones de tiempos en la gloria de un guerrero. Hace varios años, cuando pintaba mis murales para la Academia Militar de Venezuela, el General Alberto Rosales me llevó a conocer las colecciones de tan sagrada institución de la patria. Allí vi una de las espadas de Miranda, una lanza del General Páez, y muy de gloria, cartas del Libertador Simón Bolívar, y entre tantas reliquias, en una vitrina con adornos hechos de «Pan de Oro» guardando las insignias y condecoraciones del tachirense Rafael de Nogales Méndez, más del silencio de un siglo y Seboruco adentro donde su padre, viejo alemán gestaba las minas de cobre y entre esos andares nació el niño entre obreros y las fuentes de otras realidades, asentándose en los libros públicos de San Cristóbal. Descrito por Ramón Fernández Belardi. Y encontrado en la biblioteca hoy perdida de su comarca natal. Es formado Nogales en la escuela de cadetes y muy luego, llevado por una de las hermanas a las legiones germanas donde aún el sentido de la Prusia enalteció las filas de una formación militar e intelectual, para afirmar los destinos de quién podía convertirse en un «Pequeño Miranda» desde la Francia de la estrella de Normandía, hasta la Primera Guerra Mundial. Porque Rafael de Nogales Méndez fue un ejemplo del guerrero por el mundo, formado en los ejércitos alemanes, en la Bélgica de reyes y hacedor de los zares rusos. Entre batallas y fuentes de caminos, en el aventurero y espía en China, de estar en las líneas de guerra, cuando Turquía invadió el «Golfo de Omán» y estando allí donde rivaliza con el Lawrence de Arabia. Fue Nogales Méndez nombrado Gobernador del Golfo Pérsico y comandante de los ejércitos de Turquía. Valor moral a un venezolano que intentó por varias veces venir a derrocar el Gobierno de Juan Vicente Gómez. Miembro de la Revolución Mexicana, donde acompañó a Pancho Villa (Doroteo Arango) a invadir el sur de los Estados Unidos. Y estremecer a los gringos ladrones del norte de México. Compañero de Sandino en Nicaragua y poeta de las noches sagradas en Egipto. Entre las mezquitas en El Cairo y los buscadores de secretos en el Nilo, donde descubrió de sus originalidades que en una época del año el gran río se convierte en aguas rojas, como fantasmas del misterio del Sinaí en los mandamientos de Moisés. El mismo de las leyes de Santa Sofía en Estambul aun reviviendo los papiros de la antigua Roma desde Constantinopla. Fue escritor. Militar de mil nombres. En las fuentes de las edades de los imperios y las presencias de dioses ocultos en las medallas de sus triunfos. Desde la promesa a una India en las llanuras del alto Apure hasta de Palacios junto a las dinastías crueles de monarcas de Europa y Asia. Hechos que describió en sus textos, sobre las violaciones de oligarcas y mandatarios. Fue de esa mañana; allí en la Academia Militar, donde les fui describiendo a los oficiales de la figura de un tachirense con la verdad de ser una imagen novelesca del mundo. Y les pedí buscaran uno de sus libros: «Cuatro Años Bajo la Media luna» para que los cadetes descubrieran los destinos de ser hijos de nuestros libertadores; entre las huellas de un personero con la fuerza de un universo en el arte de ser legendario militar, junto a las espadas de los califas» como arrancados en sus leyendas a «Las Mil y Unas Noches». Donde aparecen en sus ejércitos, donde fueron tantos valores desde José María Sánchez Carrero, el capitán hijo de Pregonero, y quién murió en la guerra de Francia, más también le acompañó el nieto de Rafael Urdaneta portando la espada sagrada de su abuelo. Rafael de Nogales Méndez falleció, derrotado y pobre en Panamá, solo poseía su reloj suizo y su máquina de escribir. Trajeron sus restos a La Guaira, y allí duraron como un abandono. Tiempos de Isaias Medina Angarita. Nadie asistió a su sepelio, solo el embajador alemán, en el Cementerio general del Sur de Caracas. Fue un gran bolivariano. Y de su raíz andina, el testimonio de una verdad como el cielo inmenso del Táchira. Donde algún día de honor patrimonial se haga saber con un monumento en la ciudad de San Cristóbal, pueda existir el nombre del Guerrero que desafió a naciones de tres continentes. Y de tantos viva nuestra realidad histórica. Cuando en cada día de las Cenizas, en la ceremonia ancestral descrita en las crónicas del Libro de los Hebreos, con sangre palestina. Amor de humanidad. Y entre las fuentes del tiempo, Rafael de Nogales Méndez sea ubicado en los símbolos históricos de nuestros patrimonios. Entonces aquella espada de los caballeros del desierto se eleve como un testimonio del comandante del Mar Rojo, junto a las caravanas eternas y de una pertenencia de ser venezolano…

*Artista Nacional. *Premio Internacional de Dibujo Joan Miró.1986. Barcelona, España. *Miembro de la Sociedad Bolivariana de New York. *Cronista de La Grita. *Maestro Honorario. *Doctor en Arte. *Premio Nacional del Libro 2021. * Se honró con su nombre un salón del Palacio de Los Leones de San Cristóbal, por el Dr. Freddy Bernal, Gobernador del Táchira. 2022. *La Feria Internacional del Libro 2023 fue en su nombre, a su trabajo de Artista, Escritor y Dramaturgo

¡Quieres recibir el periódico en la puerta de tu negocio!

1 Mes

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 5% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post 1 historia

Mensual
54.000 Cop

Pago único

Suscribirse

3 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 10% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
51.300 Cop

Pago único

Suscribirse

6 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 20% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    2 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
48.600 Cop

Pago único

Suscribirse