miércoles 10 agosto, 2022
InicioOpiniónRememoremos la Proclamación de la Independencia de Venezuela 19 de abril de...

Rememoremos la Proclamación de la Independencia de Venezuela 19 de abril de 1810.

124 views

Alejo García


Unos cuantos sucesos político-sociales acaecidos en el mundo antes del siglo XIX, como la Independencia de Estados Unidos en 1776, la Revolución Francesa en 1786, la lectura de libros de avanzada, el uso de la imprenta y unos cuantos conatos de sublevación en las colonias hispanoamericanas contra los abusos de las autoridades españolas, influyeron notablemente en la conducta revolucionaria de la dirigencia nativa.  Además de estos hechos trascendentales hubo varios países en América, entre ellos Venezuela, donde existieron intentos de revolución en desmedro de los esbirros de ultramar. Asimismo, varios acontecimientos acaecidos en Europa, como la invasión Napoleón Bonaparte a España, la abdicación y prisión de los Reyes Católicos de España, la imposición de José I Bonaparte como Rey del imperio español, incentivaron los ánimos a los solapados revolucionarios nativos y alentaron el arraigo nacionalista de la oligarquía caraqueña para protestar y rechazar al yugo colonizador. Semejantes sucesos novedosos conllevaron a la Proclamación de la Independencia de Venezuela el 19 de abril de 1810.

Desde entonces las autoridades españolas en la Capitanía General de Venezuela cesaron en sus funciones. En su lugar se estableció la Junta Suprema de Caracas para ejercer el gobierno, a partir de la destitución del Capitán General Vicente Emparan. Al establecer las bases jurídicas de la nueva administración, la Junta Suprema creó un conjunto de disposiciones para consolidar y defender el poder adquirido. En las medidas establecidas sobresalieron: crear juntas similares en las demás provincias de Venezuela, envía delegados a varios gobiernos para buscar apoyo y reconocimiento a la nobel administración, tomó medidas administrativas y de policía, dispuso la Academia de Matemáticas y como hecho estelar convocó las elecciones para nombrar las representantes del pueblo al primer Congreso de la República.

Para estos comicios inéditos fueron convocados los electores de las provincias de Cumaná, Caracas, Margarita, Barinas y Mérida. En los territorios de Maracaibo, Coro y Guayana los realistas no permitieron se realizará esa elección innovadora. Al crearse la Junta Patriótica aceleró dentro del Congreso Constituyente el fervor republicano. Uno de los hechos que la promocionaban fue el discurso encendido de patriotismo del joven Simón Bolívar ante la junta patriótica, el soberano cuerpo parlamentario después de un árduo debate dió el paso definitivo para desconocer y desligarse por completo del dominio español. La decisión final del parlamento consistió en la declaración solemne de la independencia de Venezuela, el 5 de julio de 1811. Así se consolidaba una vieja aspiración de los patriotas de ser libres y construir su propio destino. En ese sentido los diputados echaron a caminar la criatura independentista que emergió solemnemente el 19 de abril de 1810. En las medidas aprobadas por el soberano congreso el 5 de julio de 1811, se contemplaron las siguientes: el acta de la independencia, redactada por German Roscio y Francisco Ismardi, en ella aparece por primera vez el hombre del nuevo Estado denominado “Confederación Americana de Venezuela,” el manifiesto al mundo, donde se especificaba los motivos que llevaron a la declaración de la Independencia y los Derechos de Venezuela para convertirse en Estado Soberano, organización provisional del gobierno, designación de un triunvirato, dotó y confirmó poderes extraordinarios al poder Ejecutivo naciente con la finalidad de enfrentar la grave crisis que padecía la República, prohibió la trata de negros, elaboró la primera constitución, destituyó las autoridades españolas y además utilizó varias medidas de carácter público para controlar la grave situación que vivía entonces la República.

Sobre el significado histórico del 19 de abril de 1810, si es el inicio del proceso o Emancipador de Venezuela y los que afirman lo contario existen diversas interpretaciones y argumentos para apoyar y defender cada una de las opiniones expresadas al respecto. Para clasificar esa disyuntiva, la Academia Nacional la Historia en reunión de Junta Directiva de fecha 30 de abril de 1909, publicó la significación histórica de ese acontecimiento patriota en pro de nuestra emancipación.

Para confirmar ese suceso como el inicio de la independencia de Venezuela, tomó en cuenta varios hechos acontecidos entonces y las opiniones de esclarecidos intelectuales a propósito de esa fecha memorable. Tal aseveración se basa en los siguiente: 1- La actitud del cabildo caraqueño y de la clase política al despojar del poder despótico al capitán general Vicente Emparan. 2- El aparente reconocimiento de los derechos del depuesto monarca Fernando VII por el Ayuntamiento de la Capital fue por una acción ficticia “por la necesidad de no alarmar a los pueblos.” 3- El jueves santo 19 de abril de 1810, se desplazó en Venezuela el coloso del despotismo, se proclamó el imperio de las leyes y se desalojaron a los usurpadores del poder. 4- El Ayuntamiento asumió la suprema autoridad, desconoció al Consejo de Regencia (Junta de Gobierno a favor del Bonaparte). 5- El manifiesto de la Junta Suprema fue enviado a los habitantes de la Capitanía General de Venezuela y 6- Algunas opiniones de los próceres fundadores de la patria, confirmaban que ese episodio fue imitado en Santa Fé de Bogotá, el 20-07-1810, Cartagena de Indias, el 22-05-1810 y Buenos Aires, el 25-05-1810. Finalmente, la Academia Nacional de la Historia define después de un análisis y valoración, que el 19 de abril de 1810 constituye el movimiento inicial, definitivo y notable del proceso emancipador de Venezuela.

En un nuevo aniversario más de la libertad de nuestra república, conmemoremos la Proclamación de la Independencia de Venezuela, evoquemos y rindamos tributos al esfuerzo nacionalista de nuestros héroes patriotas. Su gallardía, tesón y vocación democrático no tiene parangón en la historia patria. Emulemos su legado para continuar defendiendo a todo transe nuestro sistema democrático.

- Advertisment -
Encartado Publicitario