Inicio Opinión Repelencias 387

Repelencias 387

Carlos Orozco Carrero
Se siente bonito ver que las mejores atrapadas en la Serie Final del Campeonato de Béisbol Profesional Venezolano las ejecuta un paisano tachirense. Herlis Rodríguez, de Coloncito y de los Caribes de Anzoátegui, nos representa en este mundo maravilloso de la pelota caliente, señores.
Ahora sí se juntaron el hambre con las ganas de comer, señores. Mi tío Melquiades y Pulqueria lograron reunir en su casa del Estanco a casi todos sus amigos para una conversa sobre los mismos cuentos de siempre. Acudimos a la invitación debido a que mi tía prepara una sopa de frijol tierno con espinazo de puerco carnudo de antología y no se podía dejar en la olla inmensa de cocinar hallacas.  Cosme, Marucha, Elpidio, el gordo Duarte, la profesora Darcy, Ambrosio, Aurelio y a toda su familia, entre los cuales me encuentro, para mucha honra, llegamos tempranito a buscar silleta Anecdotario de casi todos los hijos del pueblo. Claro, cuando una historia correspondiente a alguno de los invitados se tornaba oscura, el protagonista se hacía el soco y salía a buscar cafecito o para el baño.  Dios quiera y ustedes, apreciados lectores, pudieran reunirse para que vean qué hermoso y provechoso ejercicio para despejar nostalgias, angustias y ansiedades se desarrollan en casa de buenos amigos.  Algunos fueron apenas para ver cómo están “llevaos” nuestros contemporáneos del pueblo. Así nos ven ellos también.
Por allá, en un país lejano, le sacaron el corazón a un señor y le pusieron uno de marrano. Va la ciencia buscando la inmortalidad del ser humano. Parece que el paciente quiere emular a Ricardo, Corazón de León, en su pasantía por la historia del mundo. El flaco Elpidio empezó a sacar conjeturas sobre los sentimientos de este hombre cuando le llegue un olor a cochino frito o vea por el sendero a una marranita, caminando con su tumbao intrigante y provocador. Esperemos a ver qué tal le va al trasplantado y entonces tendremos que buscar a un puerquito para tenerlo en casa, ya no para sacrificarlo en los diciembres, sino para consentirlo y asumirlo como un recurso de última hora en materia de medicina extrema. Ah, rigor, cariños.
Seguimos exigiendo la etapa con llegada a Pregonero. Tenemos los recursos para recibir a la caravana multicolor y atenderlos de lo mejor. No olvidemos que en este pueblo se fraguó el ciclismo en Venezuela, cuando el gran Martin Emilio “Cochise” Rodríguez irrumpió en las montañas más lindas del país en la primera Vuelta Grande de América. Es cuestión de reconocimiento histórico, señores.
Las mujeres se están apoderando de las Grandes Ligas, amigos fanáticos al béisbol. Una de ellas hace historia al ser la primera coach de la Gran Carpa y otra está a punto de debutar en la MLB. Rachel Balcovec ha sido nombrada gerente de la filial Tampa Low de los Yankees, y Melissa Mayeux está próxima a jugar en un equipo de Ligas Mayores. No faltará algún “guelefrito” que diga que los pantalones largos de los uniformes les quedan muy feos y hay que diseñarlos para que se vean las piernas de las peloteras. Ahora a todos les provocará ser coach de primera para un pañete a la bateadora que llegue a la inicial, cariños.
 

Salir de la versión móvil