domingo 5 diciembre, 2021
InicioOpiniónUn país con menos información

Un país con menos información

74 views

Gloria Vivas


“Espacio Público registra que desde el año 2013 han cerrado 65 estaciones de radio, 0 canales de televisión, lo que incluye el bloqueo de las señales a través de cable operadoras y 70 periódicos dejaron de circular, lo que se reduce a apenas 62 medios impresos que siguen informando en todo el país”. Estas cifras han aumentado.

A los anteriores datos de la ONG Espacio Público, hay que agregar la lista de medios cerrados, como el periódico El Nacional, medio estandarte del periodismo en Venezuela.

El Nacional cesó sus funciones en su nicho natural, como es el impreso, en el 2013. Alegó que la decisión se tomó a causa de la monopolización del papel por parte del gobierno de Venezuela, implantada con la creación de la estatal Corporación Maneiro en el año 2013, pues era la única que en ese momento vendía uno de los insumos principales de todo periódico, el papel.

En el caso de El Nacional, el cierre del impreso pareciera no ser suficiente, sino que este año, en mayo, a través de un problema judicial, le embargan la sede y todos los bienes. Aunque este medio resiste y sigue en la web, y anuncia ediciones especiales en impreso.

El caso del diario fundado por Miguel Enrique Otero Silva, seguramente es así como un gran trofeo; por lo que significa este medio, referente periodístico, en el plano nacional e internacional. ¿Si cerró El Nacional, cierra cualquier otro medio?

¿Qué se puede decir de un país o una sociedad donde han cerrado 65 estaciones de radio, 10 canales de televisión, lo que incluye el bloqueo de las señales a través de cableoperadoras y 70 periódicos? Lo primero es que es una sociedad menos informada, por hablar de solo una función de los medios de comunicación.

En un país donde hay fallas de electricidad, de conectividad, de una banda ancha de internet baja, bien baja, y donde los altos costos hacen que muchas personas no tengan los teléfonos inteligentes, que se cierren los medios es una forma de cercenar la libertad de información, a la par de la libertad de expresión.

El canal de televisión, Radio Caracas Televisión, fue cerrado, pero a la mayoría de los medios que han bajado la santamaría, según la cuenta más de 70 y esta ha aumentado en los últimos años, se los ha llevado la crisis económica, pero en el fondo es la intención de que existan pocos medios plurales, no alineados a una sola línea o no pertenecientes a lo que el profesor Marcelino Bisbal llama “hegemonía comunicacional”.  Control que ejerce el gobierno de Venezuela.

Es bueno decir que en Estados Unidos, “la primera enmienda de la Constitución protege los derechos a la libertad de religión y a la libertad de expresión, sin interferencia del Gobierno”.

Es decir, se cuida la libertad de expresión y por eso se enmendó la Constitución de ese país…lo que denota conceptos muy diferentes a lo que es la libertad de expresión, en relación a nuestro país.

La Organización de Naciones unidas ha establecido: «Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión».

En caso de que no hubiese ningún peligro al contenido de lo que se diga, es decir, que se pudiera ejercer a plenitud la libertad de expresión, realmente aquí faltarán los medios de comunicación formales, libres, plurales, para decirlo, porque como hemos dicho, ya muchos han cerrado… más de 70.

Hay quienes creen que el tema de cierre de medios emblemáticos como los periódicos El Nacional, El Impulso, no es importante para todo el país, pero sí lo es. Porque si cerraron estos periódicos con más de 100 años de existencia, qué se puede esperar de algunos medios regionales, municipales, pequeños, que hacían esfuerzos por años y que “la crisis” –en todo el sentido de la palabra- se los llevó. Con el dolor de muchos y la risa de pocos.

Cada vez que se cierra un medio de comunicación se achica la ventana de las libertades, no solo la de expresión.

Hay parámetros para medir el nivel de democracia y uno de ellos es la libertad de expresión y por ende, este se cuantifica por el número de medios, independientes y libres, que funcionen. Amigo lector, usted puede sacar las cuentas en Venezuela y a primera vista se puede decir que hay un déficit de democracia y de libertad de expresión. Hay opacidad.

¿Acaso se busca una sola voz, un solo pensamiento, una comunicación totalmente dirigida? La respuesta es ampliamente conocida.

 

- Advertisment -