martes 18 enero, 2022
InicioOpiniónVenezuela 2022: ¿un año de más “revolución”?

Venezuela 2022: ¿un año de más “revolución”?

63 views

Alfredo Monsalve López
Hartos estamos de vivir como hasta ahora. Aquí no hay invento. Mucho menos mentiras. Estas se las dejamos a muchísimos políticos partidistas. Que mienten a placer. Casos hemos experimentado. Son más de dos décadas con la mentada “revolución del siglo XXI”, escuchando verdades (muy pocas) y medias verdades. Ya, para un gran porcentaje de compatriotas, están cansados de este modelo político-social-económico. Los especialistas, encuestadores, hablan de un rechazo al régimen de más de un 80 % de la población total. Es decir, que cuando se tiene un rechazo de esta magnitud, en cualquier gestión, es porque no lo estás haciendo bien. En otras palabras, estás reprobado con 01. Punto. Sin discusión. Pero, llevamos, como mencioné al principio, más de 20 años con esta desastrosa e inoperante “revolución”. Allí están los resultados. Es más, me formulo una puntual interrogante: ¿Qué obra o infraestructura de envergadura han realizado en todo este largo tiempo? La respuesta es obvia. Todo lo contrario. Por esta razón es que hay un inmenso rechazo a la gestión del actual “régimen”.
Estimados amigos, si nos dedicamos a enumerar la cantidad de situaciones adversas que hemos vivido durante este año que agoniza, bastaría una especie de enciclopedia para plasmar los hechos ocurridos que, como sabemos, no son para nada halagadores. Tenemos tres estratos (por llamarlos de alguna manera), en los cuales pasaríamos semanas, meses, tratando de ver los hechos irregulares llevados a cabo. Me refiero a lo social, en lo político, y mucho más al económico; donde en este último hemos experimentado situaciones verdaderamente calamitosas. Y me detengo en este “estrato” para desahogar mi malestar con un brevísimo y funesto ejemplo. Los ciudadanos venezolanos trabajamos y cobramos en bolívares, pero pagamos nuestros consumos en dólares. Y sabemos que cada dólar “gringo” equivale a más de 4 millones de bolívares de los de “antes”. Es más, nuestra Constitución señala que la moneda de circulación nacional es el bolívar. Pero aquí viene la “locura”: no la aceptan en centenares de comercios. Solo reciben dólares, euros, yenes, pesos colombianos, entre otras divisas. Y voy un poco más allá de nuestra indignación: dos canillas de pan y un litro de leche (por mencionar apenas dos rubros), cuestan lo que el “régimen” les cancela mensualmente a los pensionados. Es decir, unos 7 bolívares (sin los seis ceros que le quitaron a nuestra moneda). Entre otros gravísimos problemas que hacen a la ciudadanía mantener una postura de no aceptación de sus gobernantes.
La gran pregunta: ¿el año 2022 será igual o peor que estos funestos 12 meses que ya dan señales de ida? Porque el mismo difunto presidente nacido en el estado Barinas lo había dicho en su momento, que la “revolución” era hasta el año 2021. Tal vez tenía razón, porque a la vuelta de la esquina tenemos el bendito revocatorio presidencial para terminar, de una vez por todas, con las desesperanzas de los ciudadanos venezolanos e igualmente, foráneos que cohabitan con nosotros. La fe puesta en un cambio de modelo político, es total y absoluta. Ese es el comentario generalizado en todo el territorio nacional. ¿Que “no están dadas las condiciones” para unas elecciones? Creo que si se trata de un referendo revocatorio constitucional, y el grandísimo rechazo a la gestión del “régimen”, pues pienso que es, como mentaba mi abuela Candelaria González: “pan comido”. Ahora, que los llamados líderes “opositores” no tengan a bien entender la necesaria satisfacción de la mayoría, entonces la vaina se torna “color de rosa” para el año 2022. Punto. Hasta aquí este brevísimo comentario sobre lo que nos pudiera esperar para el año venidero. Y a pesar de las circunstancias, de antemano les deseo unas maravillosas Navidades y un feliz año 2022. Amanecerá y veremos. Saludos pues.
[email protected]
@monsalvel

- Advertisment -