“Aquí se roban el cableado eléctrico para crear malestar y propiciar el voto castigo”

982
El ministro de Energía Eléctrica, mayor general Luis Motta Domínguez, descartó un plan de racionamiento y presidió el cambio de bombillos amarillos por ahorradores. (Foto: Omar Hernández)
“Estamos en época de elecciones y el sabotaje está a la orden. Se han robado más de 25 mil metros de cable en el país. Hay 62 personas detenidas por cometer sabotaje que ha deteriorado el sistema eléctrico y 27 han muerto en esos intentos”, precisó el ministro de Energía Eléctrica

“La principal causa de los apagones en el Táchira y otros estados del país es el sabotaje al sistema eléctrico, porque aquí cortan y se roban los cableados de alta tensión, los cuales son revendidos en otras partes, con el objetivo de crear malestar y propiciar el voto castigo, esa es la verdad; además de las lluvias y caídas de ramas que perjudican los tendidos”, declaró este miércoles el ministro de Energía Eléctrica, mayor general Luis Motta Domínguez, quien reiteró su llamado a “crear consciencia y hacer uso eficiente de la luz” pero, por ahora, descartó que se tenga prevista la aplicación de un plan de racionamiento del servicio.

Desde el barrio San Pedro, en la calle 18 con carreras 7 y 8, en la avenida Carabobo, donde lanzó la “Operación Cocuyo” y el “Plan Alumbra”, con los cuales invierten en la mejoría del servicio y el ahorro energético con la sustitución de bombillos por incandescentes, el ministro Motta Domínguez destacó que la región andina es una de las más afectadas por el robo de cableados de alta tensión que ocasiona las interrupciones del servicio. “Uno de los últimos cortes de cable en Táchira fue en La Vueltosa, que impactó el área de los controladores, pero si cortan en Barinas el estado también se ve afectado”.

— El último de los 62 detenidos por sabotaje al sistema eléctrico fue capturado en Táchira, en la alcabala de La Tendida, con 200 metros de cable de alta tensión, y cada metro de cable pesa tres kilos y el kilo lo pagan a 52 dólares, por ejemplo, en Curazao, entonces, es lucrativo para quienes se lo roban y lo revenden, es un negocio y pese a que el Estado ha emitido decretos para quienes compran este tipo de materiales— precisó.

“El sabotaje no se puede evitar -acentuó- en eso tenemos que estar conscientes pero dispuestos y preparados para darle pronta respuesta, porque no sabemos dónde harán el corte, son 140 mil kilómetros de línea que tenemos, es decir, implica hasta 48 horas de camino para llegar y hasta en mula, porque no entra un helicóptero”, explicó.

Aclaró que: “El hecho de que tengamos el Guri en 271 no tiene nada que ver con Táchira, porque la generación de allá no llega hasta aquí, aquí se trabaja con la generación termoeléctrica y con hidroeléctrica”.

Reconoció que a las termoeléctricas en el Táchira “hay que hacerles un buen mantenimiento y se les está haciendo, pero esas plantas están prácticamente todo el día funcionando y hemos tenido problemas con los combustibles”.

Indicó que: “Hay un plan a largo plazo para convertirlas a gas, porque las hará más efectivas, pero para hacer la administración de carga se requiere parar las termoeléctricas y contar con la colaboración del pueblo, porque hay que racionar el servicio”.

Planteó la posibilidad de aislar al estado desde el punto de vista eléctrico de manera que si hay un problema en Los Andes, este no afecte a otras regiones del país, en el centro del país, en vista de que “a veces tenemos faltas de generación técnica, en ocasiones por fallas en el combustible y eso incide en la generación”; y una de las respuestas que hemos traído es crear la estación Ureña.

— Cuando sube la tensión y vemos que puede venir un apagón general, tenemos que administrar la carga inmediatamente para evitar el apagón. Si ustedes en sus casas prenden todas las luces, enchufan las planchas del pelo y la de la ropa, el breaker se cae porque no aguanta la demanda. El país está igual, si se le mete mucha demanda se puede apagar— destacó Motta Domínguez.

Recordó que: hay tres tipos de mantenimiento: “el básico, el menor y el mayor, el mayor significa parar toda la planta, pero eso se pudiera hacer si aquí hubiese llegado gas, como no lo hay tenemos que hacer los mantenimientos básicos”.

“Eso se sobrepesa, es decir, si tú vas a dejar a todo un estado tres días sin luz o tienes que hacer los mantenimientos menores para mantener el servicio del fluido eléctrico”, enfatizó el titular de Energía Eléctrica.

Destacó el ministro, el trabajo “comprometido de los empleados del sector eléctrico”, a quienes eximió de la responsabilidad de los cortes y aclaró que escuchó los planteamientos de “los sindicatos de derecha” que lo abordaron, al tiempo que insistió en su llamado, “hay que crear consciencia, en Caracas se ha logrado bajar la demanda, a diferencia de Zulia y tenemos que trabajar en eso”.

Más de 100 millones en inversión y un transformador para Ureña

Informó el ministro de Energía Eléctrica, mayor general Luis Motta Domínguez, que “se invirtieron 100 mil millones de bolívares en equipos de altas rotación: conectores, inductores, cableados, de cada tipo de cable se compraron 100 mil metros para 100 kilómetros; se invirtieron en la primera etapa 51 mil bolívares y viene un trasformador de 36 MVA para la conexión de 115, eso contribuirá a mejorar las tensiones en el servicio en todo el sector y sus alrededores”.
Además, pidió al pueblo preservar el alumbrado público, en el cual el gobierno está invirtiendo recursos, y estar alertas ante el robo y hurto del cableado que –insistió- tiene un trasfondo electoral.
También resaltó la importancia de la reunión que sostendría este miércoles con los gerentes de generación, transmisión y distribución eléctrica de Táchira, Mérida y Trujillo, a fin de “determinar las respuestas inmediatas que darán ante cualquier conato o intento de robo, que sabemos que en la medida que se acerquen las elecciones van a intensificar las acciones”.

Leidy Zafra