“Con protectorados pretenden legitimar a quienes no fueron electos por el pueblo”

1521
La gobernadora del Táchira ofreció declaraciones con respecto a la creación de los protectorados.

La gobernadora del estado Táchira, Laidy Gómez, dio a conocer su molestia sobre el anuncio realizado por parte del presidente de la República, Nicolás Alejandro Maduro Moros, quien hace dos días, en cadena nacional, informó que dentro de sus políticas emprenderá la creación de corporaciones de Protección Social y Económica, para los estados Táchira, Mérida, Nueva Esparta y Anzoátegui, regiones cuyos mandatarios hacen oposición a su gestión.

En ese sentido, Gómez afirmó que este esquema “no es más que una estrategia para darles legitimidad a quienes no la tienen”, asegurando que ellos “no gozan del afecto del pueblo y no han sido electos bajo su mandato”, a diferencia de los gobernadores electos de los estados opositores.

Desvirtuar la gestión

A raíz de esto, la ejecutiva regional advirtió que el “único objetivo” de esta estrategia es “desnaturalizar, desvirtuar y distraer la lucha política y social” que han venido desarrollando los mandatarios de estas entidades.

“Nosotros hemos declarado que nuestros gobiernos son gobiernos de resistencia junto al pueblo, y esa es la razón por la cual nuestras gestiones han venido desarrollándose con esquema y con sentido de atención social, porque es allí donde se está concentrando hoy la mayor angustia de la familia venezolana”, determinó.

Estrategias ineficaces

Asimismo, Gómez desestimó que este proyecto resulte ser positivo para las entidades en donde será aplicado, pues -agregó- “a Maduro no le servirá de nada para resolver la crisis que le generaron al país”.

Igualmente, sostuvo que los gobernadores de dichos estados no se van a “distraer” por este tipo de estrategias, que a su juicio solo busca “deslegitimar, desanimar y desmotivar la lucha política” que han venido desarrollando al lado de los ciudadanos.

“Las figuras de los protectorados no son nuevas ni fueron diseñadas en el momento en que fueron anunciadas. Para nadie es un secreto que esas figuras ya tienen más de un año en los estados donde los gobiernos son democráticos y no han hecho absolutamente nada para solucionar la crisis que está viviendo la población venezolana”, enfatizó.

Táchira necesita soluciones

La gobernadora no pasó por alto la oportunidad para pronunciarse en torno a los actuales problemas en el estado, como lo la distribución de gasolina, por ejemplo, por lo que -dijo- es necesario que se resuelvan los problemas cuanto antes.

“El Táchira necesita solventar la crisis de la gasolina, la problemática de los cortes de energía eléctrica, el colapso de la distribución del gas doméstico, las deficiencias en el servicio del agua”, comentó.

Advirtió que dichos protectorados no representan ni el 0,5 % de la solución a estos problemas de carácter social, añadiendo que los tachirenses viven en un “mal ambiente”, pues no cuentan con las “mínimas condiciones para vivir dignamente”.

“Cualquier tipo de acción, perturbación o estrategia que se pretenda direccionar desde Miraflores hacia el estado Táchira, y las regiones donde hay mandatarios demócratas, no será suficiente para minimizar la fuerza y el compromiso que tenemos con nuestro pueblo”, dijo la primera autoridad tachirense.

También se manifestó acerca del “Plan Minero Tricolor”, al cual catalogó como más que “otro intento fallido” del Gobierno para tratar de recomponer la desgracia que ha generado en las familias venezolanas.

“Con los recursos obtenidos por la explotación del Arco Minero no van a poder solucionar el desastre humano y la grave crisis humanitaria compleja que hoy vive el pueblo venezolano”, indicando que la misma fue generada por “incapacidad, indolencia y las políticas desacertadas de un régimen que tiene a la población venezolana muriéndose de hambre, padeciendo en los hospitales, niños desnutridos en las escuelas y servicios públicos en el peor caos de la historia”.

Denunció que las ganancias generadas por la explotación del Arco minero, acción que describió como el “mayor crimen ecológico cometido en el país”, no serán suficientes para “reconquistar el afecto de un pueblo que hoy los rechaza”.

“Esos reales quizá les van a alcanzar para destinarlos a los paraísos fiscales que han tomado los revolucionarios por preferencia”, sentenció.  

Favio Hernández