Hafid Colmenares “Es vergonzoso trasladar culpas por situación transporte cuando el responsable es el Gobierno Nacional”

1203

“La situación del transporte público en San Cristóbal, no es culpa del ciudadano que no le alcanza el dinero para pagar un aumento y tampoco es culpa del transportista que tiene su unidad en mal estado o no consigue repuestos e insumos para sustentar su vehículo, por ello es vergonzoso trasladar culpas que no tenemos, cuando todos sabemos que la culpa la tiene el Gobierno Nacional”.

Las anteriores declaraciones se desprenden de la posición fijada por el concejal de San Cristóbal Hafid Colmenares, quien se pronunció en horas de la mañana de este lunes ante la grave situación que vive el transporte público en la ciudad, lo que a su juicio trae como consecuencia momentos de angustia para la ciudadanía, que debe caminar largos tramos y para los transportistas que no tienen como reactivar y sostener su unidades vehiculares.

Aseguró que esta situación se ha convertido en un dolor de cabeza más para los sancristobalenses, “esto es un tema que no se puede tratar desde el punto de vista político, porque las unidades de transporte son máquinas que tienen sus horas de uso predeterminadas, es decir no se pueden utilizar indicadores como el salario mínimo para establecer cuánto debe durar la máquina o los insumos que conforman el sistema mecánico del vehículo, porque el Gobierno Nacional decreta salarios por debajo de un dólar”.

— Vemos cómo se manejan hoy los salarios en Venezuela, cuando costear una unidad de transporte público nueva está alrededor de los 70 mil dólares, y la manutención mensual pasa los 200 dólares, entonces no hay forma de que con estos írritos costos que está manejando el transporte en el cobro del pasaje, sus unidades puedan tener sustentabilidad en el tiempo— afirmó el edil.

Colmenares catalogó como imposible que con un sueldo calculado bajo un sistema socialista que está llevando al borde de la desesperación a los ciudadanos, se pretenda pagar un pasaje a costos elevados, sobre todo para aquellas personas que deben cancelar de una a cuatro tarifas diarias dentro y fuera del municipio capital.

El legislador municipal declaró a su vez que “no se puede calcular el costo de un caucho con base en el salario mínimo, porque esto es una ficción que nos ha querido implementar el Gobierno para que creamos, que con un dólar de ingreso mensual podemos vivir, bien considera la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que personas que ganan menos de un dólar al día están por debajo de la línea de miseria, y nosotros los venezolanos ganamos menos de un dólar mensual”.

— Es realmente vergonzoso que en estos momentos estemos trasladando culpas unos con otros cuando todos sabemos cuál es la verdadera raíz, no sólo del problema con el transporte público, sino de todos los problemas que nos atañen en Venezuela. El petróleo está casi a 60 dólares, cómo es posible que estemos pasando penurias porque el Gobierno no quiere entregar cuentas al ciudadano—, manifestó.

Con base en lo anterior el concejal interroga “¿qué se hace con el dinero que entra a este país por ingresos petroleros e importaciones?, ¿Dónde está el dinero que necesitamos para respaldar nuestra moneda?, ¿Dónde están las reservas del Banco Central de Venezuela?, ¿Dónde están las políticas para que la gente tenga alimentos, educación, vivienda, salud, seguridad?, entonces mientras se esté haciendo populismo extremo con bonos de carnaval, día de brujas y cualquier locura, nosotros no podemos hablar de un precio del pasaje y sueldos justos que le alcance al ciudadano, al menos para evitar morirse de inanición”.

Finalmente Hafid Colmenares instó a que “tenemos que sentarnos todos a calcular cuál es la verdadera solución al problema de transporte, puesto que los ciudadanos tampoco tienen efectivo porque el Gobierno Nacional no ha sido capaz de solucionar esto, así como tampoco el problema del poder adquisitivo y nos han sumergido en el último lugar del mundo en cuanto a ingresos per cápita se refiere. Por eso la sociedad debe entender que no estamos para ficciones y que debemos sentarnos para encontrar medidas extraordinarias, a fin de dar sustento a nuestro transporte en la ciudad con permanencia a través de los días”.