Requesens pide la confianza del Táchira “para encauzar la lucha y sacar a Nicolás Maduro”

1462

El furor de su juventud y la irreverencia le brotan por los ojos cuando se expresa. Con 28 años, es el precandidato más joven que se medirá en las primarias de la MUD el 10 de septiembre. Juan Requesens es nativo de Caracas, pero arraigado en Táchira, donde por su carisma se ha ganado la simpatía de muchos y de otros no tanto, algunos ven en él a un adversario que atrae el voto joven.

Actual diputado a la Asamblea Nacional por el circuito sur. Reconoce y acepta las críticas a los errores de la oposición. No le abruma la idea de ser encarcelado, porque asegura que “quienes están en el poder si no tienen motivos los inventan”.

No duda en decir que el 15 desalojará a Vielma Mora de la Gobernación pero, enfatiza, “pido a la gente confianza para ser su candidato, empezar una nueva etapa de lucha el 15 de octubre para sacar a Nicolás Maduro del poder, y comenzar la época más bonita: la reconstrucción de Venezuela”.

Asegura que rescatará la transparencia y honestidad que demandan la gente. “No habrá cabida para la corrupción en nuestro gobierno -afirma- cada bolívar que ingrese será invertido en la solución a los problemas del pueblo pero, además, tendrán un gobernador en la calle, que dará la cara, que no teme protestar, que no juegue al cuide ni mande a decir que no hay recursos y que eso es culpa de Maduro”.

Confía en que “le vamos a quitar 20 gobernaciones al Gobierno, para liberar a un millón de empleados públicos, debemos dar todo en la contienda para lograr el objetivo final que es salir de Nicolás Maduro y su gobierno, y eso será más fácil con 23 gobernaciones a nuestro favor”.

— Mucha gente critica que haya dejado su curul en la AN, para lo cual fue electo, y se haya lanzado a la Gobernación, ¿qué le responde a esa gente?

—He dicho, si usted piensa que no puedo hacerlo mejor siendo su gobernador, lo entenderé, pero si cree que Juan Requesens es la persona que está más capacitada, viene con el mayor empuje y puede representar el Palacio de Los Leones, lo invito a que vote por mí. En caso de que salga electo, allí está mi suplente, la diputada Karim Vera, de Ayacucho, excelente abogada que nos ha representado en la Comisión de Desarrollo Social y de Política Interior; y si no, seguiremos trabajando como siempre lo hemos hecho— asevera el precandidato.

Está consciente de que la gente no quiere falsas promesas. Se pregunta “¿Qué vamos a prometer? ¿la autopista La Fría- San Cristóbal? ¿el acueducto de la zona sur que tanto le hace falta a la comunidad?, no, ¡ojalá cuando lleguemos a la Gobernación hayan recursos para poder trabajar por nuestra gente y hacer obras de gran envergadura!”

Aclara, “nuestra gente sabe que los ejecutivos no tienen los recursos necesarios, pero lo que no perdona es que en el nombre de la escasez de recursos se pierdan y no den la cara frente a la realidad que viven las comunidades”.

Pero ¿eso justifica que no haya proyectos y propuestas para los electores?

— No, lo que sí te hace es dar un viraje en el fondo de la política que estableceremos para dirigir la Gobernación e ir a la rectificación. A esta generación nos toca pagar los platos rotos por errores y decisiones que no tomamos, pero damos la cara, porque es la única forma de limpiar la forma de hacer política y empujar hacia adelante— resalta.

— ¿De llegar a ser electo en primarias, y luego gobernador, cuál sería su primera acción de gobierno?

— Recorrer el estado, de la misma forma que lo hice en la campaña a la AN. Vamos a conformar un gabinete de primera; esto tiene que ser un gobierno de unidad, y al día siguiente de ganar lo presentaremos al pueblo con gente honesta, preparada y capaz, que le devolverá la humanidad a la política; y verán las luces de la transparencia con la que iniciaremos nuestra administración—asegura.

¿Cuáles serían tres prioridades en su plan de gobierno?

— Salud, el hambre de nuestra gente y la organización del combustible. La salud depende de los recursos que tengamos por el Situado; hay que invertir en medicina preventiva, recuperar la red de ambulatorios y establecer convenios con médicos dentro y fuera del país. Y, no menos importante la educación para prevenir el embarazo en adolescentes, con garantía de anticonceptivos—resalta.

Leidy Zafra