miércoles 29 junio, 2022
InicioRegional55 años de la Plaza Monumental

55 años de la Plaza Monumental

677 views

No hay duda que la fiesta taurina, hoy día criticada por muchos, realzó las actividades de la Feria de San Sebastián, a cuyo nombre, desde el año 1966, se le  agrega la palabra internacional: Feria Internacional de San Sebastián, y su logo oficial FISS.
Ese año, los visionarios de la feria se plantearon la iniciativa de la construcción de una plaza para la lidia de los toros. Visión de futuro, con capacidad para más de 15 mil personas. Listo el proyecto, obra del arquitecto Eduardo Santos Castillo, la tarea arrancó en buscar recursos.
En terrenos de la finca “La Esperancita”, en Pueblo Nuevo, se construyó en seis meses la plaza de toros. Fue en tiempos de Juan Galeazzi, como gobernador del estado.
El 18 de enero de 1967 es un día muy importante para la feria de enero, para San Cristóbal y el Táchira. El presidente de la República, Raúl Leoni, junto a su esposa Menca de Leoni, la comitiva presidencial y el diputado Carlos Andrés Pérez, corta la cinta inaugural y el coso de Pueblo Nuevo abre sus puertas. Fue hace 55 años.
Miles de sancristobalenses y vecinos de otras tierras fueron testigos de este acto. En  Crónicas de la Feria Internacional de San Sebastián, 1965-2006, fascículo 3 del 13 de agosto de 2006, se lee en una leyenda de foto lo siguiente: “El cronista Ramón Medina Cledón recogió para la historia el momento de la salida del toro inaugural de la plaza de toros de Pueblo Nuevo en su columna del Diario Católico, el 19 de enero de 1967: “De nombre Romerito, 470 kilogramos de peso, negro zaino, número 73, de la ganadería colombiana de Las Mercedes, lidiado por el diestro español Antonio Chenel “Antoñete”. Fue muerto de pinchazo y entera”.
Allí se agrega que Hugo Domingo Molina, miembro de directorio ferial, agradeció el apoyo del Gobierno nacional a través de la Corporación Andina de Fomento y de Corpoandes; a los señores Carlos Andrés Pérez, Ciro Febres Cordero, Luis Hernández Solís y Aníbal Dao.
“Puedo afirmar que entre las más grandes satisfacciones de mi vida, está la de haber prestado mi concurso para que esta obra -la plaza de toros Monumental de Pueblo Nuevo-, llamada a ser orgullo de Venezuela, fuera una realidad. Ahora la veo con verdadera emoción, pero mayor será la emoción del pueblo esta tarde, cuando se vuelque multitudinariamente para admirar esta obra, que es suya, porque de ahora en adelante le pertenece”, expresó a la prensa Hugo Domingo Molina, nombre que en la actualidad identifica al coso de Pueblo Nuevo por decisión de las autoridades municipales.
La plaza, según indica el catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004-2007, correspondiente al municipio San Cristóbal, tiene capacidad para 17.300 personas, distribuidas en dos anillos generales: el primero con 17 gradas y el segundo con 10.
“La edificación refleja el estilo internacional donde es el uso el que determina la forma. La misma representa la estructura conocida como ball o taza, expresión arquitectónica taurina”.
José Luis Guerrero S. / @joseluis.guerrero.73700

- Advertisment -
Encartado Publicitario