Regional

Aprender sí es un juego

15 de abril de 2024

782 vistas

El liceo nacional Andrés Bello, ubicado en Rubio, es piloto del programa de enseñanza a través de simulaciones

Norma Pérez

Jesús Villamizar y Leyda Moreno son dos innovadores profesores que convirtieron la tarea de enseñar las temidas asignaturas de Física y Matemáticas en una actividad entretenida, muy parecida a un juego, pero sin perder la esencia de su contenido.

Ambos son docentes del liceo nacional Andrés Bello, con sede en la capital del municipio Junín, y los únicos venezolanos formados en el programa de Simulaciones PhET, que desarrolla la Universidad de Colorado, EEUU, por medio del cual se capacita a docentes de América Latina y África, para que apliquen esta metodología en las aulas.

El centro educativo donde laboran funciona como piloto para llevar a cabo esta novedosa manera de enseñar, que después de tres años de iniciar, ha demostrado que da excelentes resultados en el proceso de aprendizaje.

“Aplicamos un proyecto que nació en el año 2002, denominado simulaciones PhET. Se trabaja en las áreas de Matemáticas, Física, Ciencias de la Tierra, Química y Biología. La metodología cubre la necesidad de cambiar la forma de enseñar y aprender las matemáticas y la ciencia de manera divertida, similar a un juego”.

Los profesores Villamizar y Moreno bautizaron al programa como “Aprender Jugando”, el cual tiene sus bases en un aprendizaje interactivo, donde el estudiante es el eje fundamental, ya que se encarga de reflexionar, recopilar, crear hipótesis y argumentos a través de simulaciones que tiene a la mano en un computador o un dispositivo móvil.

El proceso

Para cumplir con su cometido deben sortear algunos inconvenientes, como son la carencia de equipos o los constantes y prolongados cortes de energía eléctrica que se producen diariamente en el estado Táchira.

“La gran mayoría de nuestros alumnos tiene teléfonos inteligentes, lo que hace posible que puedan interactuar. En caso que alguno no posea el dispositivo, se conforman equipos y así todos pueden participar en las actividades”.

Además, la simulación puede correr sin conexión a internet. Solamente necesita descargar el archivo ejecutable en un teléfono celular o computador portátil que tenga navegador web.

“En Venezuela trabajamos con una metodología en particular, recomendada por la universidad, que se aplica con hojas de aprendizaje. Los estudiantes tienen un libro que incluye estas actividades”.

El portal de PhET ofrece una página muy sencilla, donde existen las simulaciones en las diferentes áreas de conocimiento. Son gratuitas, y para acceder a ellas, el docente solamente debe suscribirse a la página web.

Los pioneros

Como becarios del programa, Jesús Villamizar y Leyda Moreno se han convertido en pioneros en el campo de la educación venezolana. Él ingresó en la primera convocatoria que realizó la Universidad de Colorado, en 2020, y ella en la segunda, dos años después.

En ambos, existe el interés por multiplicar sus conocimientos, por lo que establecen los contactos pertinentes con instituciones tanto del municipio Junín y el Táchira, así como de otros estados del país. “Ese el plan de liderazgo que queremos aplicar”.

“Con este aprendizaje hemos obtenido excelentes resultados. Como docentes podemos apreciar que las dinámicas de enseñanza son más fluidas. Los estudiantes pueden observar cómo se cumplen los procesos en tiempo real. En el caso de las matemáticas, hay temas específicos que se pueden abordar de manera práctica, con las simulaciones. Tiene sus bases en la socialización y es colaborativo; por eso los muchachos se apoyan unos a otros. Se fundamenta en la experiencia que tiene el estudiante, lo que es significativo y de largo alcance”.

Los protagonistas

Carlos Montes y Daniel Hernández cursan cuarto año de bachillerato. Blanca López y Brett Sanguino, quinto año. Todos son alumnos del liceo Andrés Bello y forman parte del programa de aprendizaje con las simulaciones.

Los primeros abordaron el principio de la conservación de la energía,  junto a una patinadora que se deslizaba por una colina. Así demostraron que ésta no se destruye, sino que se transforma.

Los segundos, hicieron la exposición del funcionamiento de un circuito eléctrico en paralelo. Allí mostraron todos los elementos que lo conforman y que tienen a su alcance en el universo de la virtualidad.

Los cuatro jóvenes, que representaron la voz de todos sus compañeros, se refirieron a lo que consideran fundamental de esta experiencia.

“Es un sistema divertido y entretenido; no son solo fórmulas de la Física convencional, sino que tenemos la oportunidad de visualizar los ejercicios”, fue la apreciación de Carlos Montes; mientras que para Daniel Hernández, las simulaciones le permiten aplicar los ejercicios al área real: “Al poder utilizar las simulaciones, podemos conocer cómo funcionan las cosas”.

Blanca López manifestó que se siente orgullosa de ser parte del programa: “Aquí podemos hacer uso de aparatos y elementos que no tenemos al alcance en la realidad, por su costo y dificultad para adquirirlos”.

Para Brett Sanguino, es una grata alternativa de aprender; “Es muy agradable, aprendemos de forma sencilla, es mucho más fácil y entretenido”.

Satisfacción y proyectos

Uno de los proyectos pautados para este año, es comenzar a aplicar esta metodología en educación inicial. En él trabaja la profesora Leyda Moreno:

“Decidí asumir esta área, porque pienso que la educación inicial es la más olvidada de todas. Hemos hecho pruebas con niños de tres años en educación no convencional, con buenos resultados. Mi interés radica en que los estudiantes pierdan el temor a las matemáticas, para que cuando lleguen al bachillerato, tengan un mejor desempeño”.

Jesús Villamizar, su compañero en esta incursión, menciona la enorme satisfacción que siente al ver los resultados y el enorme beneficio para los alumnos.

 “Poder innovar en nuestra profesión es algo inconmensurable, y hacerlo a través de herramientas que vinculen la tecnología, que es prioritaria actualmente en la sociedad del conocimiento, es muy importante. Que los estudiantes puedan observar los procesos en tiempo real, es una muestra de que cumplimos con nuestra labor”.

Cuando comenzaron con el proyecto, quizás muchos no creyeron en su eficacia. A la fecha, alrededor de quinientos jóvenes son el mejor testimonio de que aprender sí es un juego.

¡Quieres recibir el periódico en la puerta de tu negocio!

1 Mes

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 5% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post 1 historia

Mensual
54.000 Cop

Pago único

Suscribirse

3 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 10% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
51.300 Cop

Pago único

Suscribirse

6 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 20% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    2 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
48.600 Cop

Pago único

Suscribirse