martes 30 noviembre, 2021
InicioRegionalBeber licor y conducir es una gran imprudencia

Beber licor y conducir es una gran imprudencia

433 views

Bleima Márquez / @bleimamr

Conducir bajo el efecto del alcohol o las drogas no solo pone en peligro la vida propia, también arriesga la de los acompañantes y de las personas que estén a pie o a bordo de otros vehículos, porque deteriora las funciones esenciales para manejar de manera segura, como la visión y los reflejos, y disminuye la capacidad de discernimiento.

No es necesario ser médico para saber que ingerir licor y sustancias psicotrópicas altera el sistema nervioso central, pues esa información es difundida desde la educación escolar. Por eso, conducir bajo el efecto de estos productos es una verdadera imprudencia, que puede terminar con fatales resultados.

Simplemente, al ponerse al mando de un volante en estas condiciones arriesga, no solamente la vida propia, también la de los acompañantes y las personas que estén a bordo de otros vehículos.

Algunos afirman que el alcohol hace efecto mucho tiempo después de haberlo ingerido. ¡Terrible error! Al parecer, han olvidado lo aprendido en la escuela. Desde el mismo momento que el alcohol ingresa a nuestro cuerpo, pasa al torrente sanguíneo y comienza a actuar. Definitivamente, el alcohol es un verdadero enemigo a la hora de manejar.

Funcionarios del Servicio de Tránsito, que adelantan una campaña para prevenir accidentes, insisten en advertir que beber alcohol, antes o mientras conducimos, es una de las causas más graves de accidente de tráfico, porque reduce los reflejos.

Funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han declarado que “el consumo de alcohol, incluso en cantidades relativamente pequeñas, aumenta el riesgo de verse involucrado en siniestros viales. Beber deteriora las funciones esenciales para una conducción segura, como la visión y los reflejos, y disminuye la capacidad de discernimiento, lo que se asocia generalmente a otros comportamientos de riesgo, como el exceso de velocidad y el incumplimiento de las normas de protección (uso del cinturón de seguridad y el casco)”.

Así mismo, la OMS destaca que “conducir bajo el efecto del alcohol puede tener consecuencias negativas para todos los usuarios de las vías, no solo para el conductor. Así, las víctimas no siempre son los conductores que han consumido bebidas alcohólicas, sino también sus acompañantes o los pasajeros de otros vehículos, además de otros usuarios de las vías, sobre todo los más vulnerables (peatones, ciclistas y motociclistas). Estas personas terminan sufriendo las consecuencias negativas del riesgo asumido por el conductor al manejar el vehículo bajo los efectos del alcohol”.

Mucho peligro

Aquí presentamos algunas de las alteraciones que ocasionan estas bebidas:

* Reducen la capacidad de atención y concentración.

* Alteran el equilibrio y los movimientos pierden precisión.

* La capacidad de reacción es más lenta.

* Al disminuir la capacidad de los sentidos es más difícil maniobrar y captar lo que sucede alrededor.

* El tiempo de reacción, decisión y respuesta es mayor, es decir, más tardío. Por lo tanto, si se presenta en la vía una situación que requiera esquivar un auto o frenar repentinamente, lo más probable es que no sea capaz y las consecuencias sean las peores.

Luego de saber el efecto del alcohol y otras sustancias psicotrópicas a la hora de conducir, esperamos que, si vas a beber, no conduzcas.  #Respeta la norma y cuida la vida

- Advertisment -