viernes 29 mayo, 2020
Inicio Regional Colegios privados congelan mensualidades y tratan de adaptarse a la enseñanza a...

Colegios privados congelan mensualidades y tratan de adaptarse a la enseñanza a distancia

3.004 vistas

Laura Sobral


Luego del anuncio de las medidas del aislamiento social en Venezuela, la Asociación Nacional de Instituciones de Educación Privada (Andiep) anunció la decisión de congelar las mensualidades o pagos que deben hacer los padres y representantes, pero esta decisión afecta también el salario de los docentes que, igualmente, debe mantenerse en el mismo monto que percibían hasta el mes de febrero, y no tendrá ningún cambio adaptado a la inflación como venía sucediendo de forma periódica.

La medida incluye a unos 6 mil planteles en el país, y unos 300 en el estado Táchira, especialmente a los colegios no subsidiados, afiliados a la Andiep, tal y como lo explicó su presidente en esta región y asesor nacional, profesor Guerrino Guariento, quien no dudó al reconocer que las medidas de dictar clases desde casa tomaron por sorpresa a todos y “nos encontraron en un contexto para el cual no estábamos listos, ahora mismo, sobre la marcha, nos adaptamos a la enseñanza a distancia”.

Indicó Guerrino Guariento que la Andiep está presente en la Comisión Educativa instalada por el Ministerio del Poder Popular para la Educación para abordar esta contingencia. Allí se han planteado alternativas y se han tomado decisiones en los últimos días, en reuniones donde además del Ministerio, Jefes de zonas, y direcciones de educación, están colegios privados (Andiep y Cavep), Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC) y Fe y Alegría, es decir, todos los implicados.

La primera preocupación fue el tema de las mensualidades, aseguró Guariento, y prosiguió para detallar: “Somos conscientes de las dificultades económicas de las familias, más aún con esta paralización y cuando buena parte de las personas se sostienen del comercio informal que está parcialmente detenido en la cuarentena. Entendemos esa situación, pero hay que recordar que del pago de la matrícula depende también el ingreso de miles de docentes, administrativos, obreros. Nos propusieron, incluso, que elimináramos el porcentaje que corresponde al mantenimiento de la infraestructura, pero eso no es viable, entonces se acordó congelar. Aumentar el cobro sería inhumano”.

“No resultó positivo abarrotar de contenidos y tareas”

Guerrino Guariento, presidente de Andiep Táchira y asesor nacional. (Foto archivo Diario La Nación)

En cuanto a la enseñanza a distancia o en línea, Guerrino Guariento afirmó que, desde los colegios privados, están conscientes de las dificultades de conexión a internet, las fallas en energía eléctrica y otras situaciones como la falta de computadora y teléfonos inteligentes en casa de los estudiantes, pero también en casa de los profesores, quienes tienen un muy bajo poder adquisitivo y muchos no disponen de esas herramientas, por lo cual el envío de exceso de tareas y contenidos de los primeros días no resultó positivo, y ni hablar de las condiciones en zonas rurales.

Otra limitante es la preparación de los padres o representantes que están en casa con los niños, buena parte de ellos no tienen los conocimientos y estrategias pedagógicas para enseñar, sobre todo áreas vitales como física, química, matemática, en casos como la secundaria, donde se ven contenidos más profundos.

Por ello, luego de hacer el cierre del segundo lapso, que se adelanta durante la Semana Santa para entregar los boletines informativos sobre el desempeño de los estudiantes, se iniciará con el tercer lapso, con nuevas estrategias, las cuales han surgido a partir de la experiencia de las tres primeras semanas de trabajo desde casa.

“A partir de la próxima semana (13 de abril) enviaremos material para una semana, y luego se dará una semana para que entreguen los trabajos desarrollados y el docente pueda evaluar y preparar el material de la siguiente semana, es decir, se enviará contenido cada 15 días. No se trata de abarrotar cada semana con un montón de contenido que difícilmente va a trabajarse en casa y que no van a dejar conocimientos, sino saturación y rechazo en el niño y en la familia. Trabajaremos con base en calidad y no cantidad”, dijo Guariento.

La experiencia de las primeras semanas de trabajo apuntó hacia los aprendizajes significativos y hacia el reforzamiento de las áreas fundamentales como matemática, lenguaje, y desarrollo de objetivos principales que le permitan al estudiante tener las herramientas para acceder al siguiente año. “No vamos a seguir abarrotando de tareas, eso no funcionó, hubo mucho rechazo, y además las condiciones en general no están dadas, los padres expresaron una gran angustia, estrés, y la imposibilidad de concluir tantas asignaciones”.

Igualmente expuso el representante de Andiep la otra cara de la moneda: “El docente desde casa, también sin internet ni equipos, con sus hijos en el hogar, debe preparar material, corregir, participar de reuniones en línea, supervisiones… hay profesores trabajando de madrugada, incluso. Es una situación complicada y debemos comprender todas las partes. El caso de especialistas que trabajan con secundaria que deben asignar evaluaciones a varias secciones de años distintos y corregir hasta 300 trabajos en una semana, parece increíble, pero es un volumen de trabajo enorme el que se genera con esta dinámica”.

Parte del material enviado por Andiep en Táchira, como apoyo y orientación emocional a las familias.

Unión familia – docentes es fundamental

A los padres tal vez les ha tocado la parte más difícil, precisa el presidente de Andiep en el Táchira, quien dio a conocer además que se organizaron las distintas asociaciones con el Ministerio de Educación, para apoyar a las familia, quienes han manifestado gran angustia al tener que asumir la enseñanza de contenidos.

Por ello están generando material de apoyo psicológico, pedagógico y emocional a las familias, y se está distribuyendo por correo y por WhatsApp, tratando de orientar para sobrellevar el aislamiento, la permanencia de los niños en casa 24 horas que también les afecta.

Destacó que un niño en casa no va a rendir ni a atender igual, y eso es lo primero que se debe comprender, ya que no está en su ambiente escolar: “En la escuela o colegio el niño está con sus amigos, conversa, comparte, juega, canta, participa en actividades culturales, deportivas, hay estrategias. En casa no es lo mismo, y no podemos exigirles igual. Por ello es fundamental que estemos unidos escuela y familia para superar esta coyuntura.

La intención es ir poco a poco, y a nivel de Andiep, al pasar varias semanas de aislamiento y observar cómo evoluciona la situación del virus en Venezuela, se hará la propuesta de evaluar si se puede volver a clases presenciales, como ya comienzan a hacer algunos países que han superado la crisis de la pandemia.

- Advertisment -