Desplegado en Cárdenas equipo de supervisión de precios justos

844
Richard González, alcalde de Cárdenas. (Foto/ Omar Hernández)

En despliegue realizado por el alcalde del municipio Cárdenas,  Richard González, en compañía de Policárdenas, Policía Nacional Bolivariana y comunidad organizada, supervisaron los diversos supermercados y establecimientos comerciales del Casco de Táriba, con el fin de hacer cumplir  los  precios de los 25 productos acordados por el Gobierno nacional y los empresarios,  para favorecer a los consumidores y evitar la especulación.

La información la dio a conocer la primera autoridad del municipio Cárdenas, quien informó mediante una nota de prensa que entre los supermercados y establecimientos supervisados, se encuentra Casa de Abasto de Táriba y Garzón de Las Vegas.

“Aquí pudimos corroborar que tienen precios no acordes a lo establecido en la Gaceta Oficial emanada por el presidente Nicolás Maduro, por lo cual le hicimos una notificación para que respeten las normas y cumplan con lo establecido”, expresó.

“Estos precios son precios aceptados, porque fueron los empresarios quienes realmente llevaron los productos a estos costos y el presidente sólo aceptó las reglas del juego y ahora ellos no cumplen, no puede ser posible que lloraron por colocar unos precios a los productos y ahora digan que ya no quieren esos sino otros valores”, señaló el burgomaestre Richard González.

En tal sentido el mandatario municipal también manifestó que en cuanto al supermercado Garzón,  en Las Vegas de Táriba, se levantó un acta donde se acordó la venta de los productos al precio establecido  y en caso de no cumplir será aplicado todo el peso de la ley, “no vamos a seguir permitiendo que jueguen con la comida de nuestro pueblo, atacaremos la especulación para acabar con estas mafias que quieren destruir a nuestro país”, expresó González.

Finalmente,  dijo que seguirán en una lucha y harán cumplir el precio acordado de los 25 productos, pues es de total obligación respetar la Gaceta, “con nuestro equipo de trabajo estaremos recorriendo cada establecimiento, cada supermercado, cada bodega, para verificar si están vendiendo al precio convenido con el Gobierno nacional y de esta forma hacer cumplir la ley.