Regional

El amor de madre lo puede todo

11 de mayo de 2024

524 vistas

“Los hijos son nuestros ejemplos a seguir, la honestidad, respeto valores y lucha que tenemos el día a día. Tenemos que criar guerreras y no princesas”. Este domingo 12 de marzo es el Día de las Madres

Bleima Márquez

Venezuela entera celebrará este domingo 12 de mayo el Día de las Madres. Una fecha dedicada a honrar la dedicación, esfuerzo, cuidados, protección, educación y amor que estas mujeres brindan a sus hijos sin esperar nada a cambio. Tan solo les interesa el bienestar y formación de su hijo.

No solo en Venezuela conmemoran esta fecha, en otros países del mundo también, y aunque no esté marcado igual en el calendario, lo importante es que en todos rincones del globo terráqueo ellas se consagran a cada uno de sus hijos y procuran guiarlos por el bien en el sendero de la vida.

Hoy Diario La Nación comparte la historia de Mary Yasmín Ramírez de Pulido, 56 años, una admirable madre que a pesar de las limitantes físicas y de salud, no se detiene y ha logrado convertirse en una gran mujer, digna de admiración y ejemplo a seguir por sus hijas, vecinos y el resto de la entidad tachirense.

Ella padece de una enfermedad que la ha ido deteriorando físicamente y en su actividad motora. Está condenada a una silla de ruedas, y aún así tiene un emprendimiento denominado Abejitas de Dios.

Mary es una madre y esposa abnegada. Tiene 34 años de casada, y dos hijas: Delimar y Luisana, de 32 y 26 años respectivamente, a quienes describe como “mujeres de respeto, aguerridas, que han aprendido a trabajar y a hacer manualidades. Ambas saben de todo un poquito”.

Estudió en la escuela de labores de Queniquea “Juanita Guerrero”, municipio Sucre, centro educativo que despertó su atracción por las manualidades, y fue directora de una institución similar en San José de Bolívar, municipio Francisco de Miranda, ambos poblados ubicados en la zona de montaña alta del Táchira. Actualmente vive en Lomas Blancas, en las montañas del municipio Cárdenas. Es parte del consejo comunal de su comunidad y tiene un emprendimiento de manualidades denominado Abejitas de Dios.

Yo sí puedo

Mary contó que Abejitas de Dios nació de un “Yo sí puedo” porque hay personas con discapacidad que se bloquean, al igual que las personas sin ninguna condición especial. Relató que una mañana se levantó y le dijo a una de sus hijas: “¿Qué tal si hacemos una galería y nos hacemos conocer?”.

Mary subrayó que ella es una persona con discapacidad motora que está oculta, pero quiere que el mundo la conozca para que vean que a pesar de su condición elabora manualidades muy hermosas.

Explicó que el nombre de su emprendimiento está relacionado con la tarea de una abeja y un hogar. “En toda casa hay un panal y una abeja, muchas veces es el hombre y en otras es la mujer. La abejita es trabajadora y muy luchadora”, afirmó, y agregó que todos dependen de Dios, y relacionó estas dos realidades para identificar su emprendimiento.

Entre las muchas tareas que efectúa para llevar adelante su proyecto, ya cristalizado y que quisiera fortalecer, destaca el arte del foami primordialmente. Llegó a trabajar con madera, anime, pintura en tela, piñatería, pero su enfermedad ha atacado su motricidad, por lo que básicamente el material más usado para su producción es el foami.

Recientemente organizó una galería en la que exhibió todas las manualidades que hace con sus propias manos, y motivó a sus vecinos a participar e integrarse. Para Mary, “lo único imposible es lo que no se ha intentado”.

Extraña enfermedad

También confecciona muñecas de trapo

Cuenta Mary que, al parecer, nació con una enfermedad, pero nunca fue motivo para no llevar una vida relativamente normal. Sin embargo, un lipoma a nivel del lumbosacro en su cuerpo cambió su vida. La operaron, y a partir de ese procedimiento quirúrgico su historia tuvo un giro de 180 grados.

“Muchas amigas en Queniquea me dijeron que no me operara porque podía ser riesgoso, y yo me decía: ¿Qué riesgoso puede ser si es algo pequeño? Pero quedé botando líquido raquídeo, y eso no debía ser. Me lo sacaban y lo echaban al cesto de basura, y eso no debía ser”.

Contó que el 7 de noviembre del 2006 la volvieron a operar, y le indicaron que no debía moverse, pero nadie quedó encargado de hacerle las curas. “A los ocho días ya estaba contaminada”, dijo, y agregó que el 13 de noviembre cayó en coma y fue recluida en Cuidados Intensivos y los médicos dijeron a su familia que todo quedaba en manos de Dios, no sabían si iba a vivir o no.

Fue un proceso largo y complicado. Estuvo en rehabilitación sin éxito. Resulta que a nivel de toda la médula ósea tiene tumores a causa de una enfermedad llamada siringomielia (trastorno raro que causa la formación de un quiste en la médula espinal). Hubo una tercera cirugía, esta vez en la cervical. Antes de la última intervención ella movía sus pies, pero luego de eso no lo pudo hacer, y no había esperanza.

Entró en una gran depresión. Se encerró en su habitación. Su familia estaba pendiente. El amor a sus hijas y la atención de ellas y su esposo fue el detonante para que reaccionara.

“Yo entré en depresión porque al igual que otras personas, somos seres humanos. Al ver que yo me hacía todo, a mí nadie me lavaba nada, y caer en esta situación de que a uno le hagan todo. Eso es muy deprimente”, destacó y acotó que logró superar ese estado de ánimo porque la mejor motivación fue su amada familia.

Cuando tiene encargos que entregar, se despierta a las cinco de la mañana para iniciar sus labores. Su esposo la ayuda a levantar y a hacerse el aseo personal. “Ramón, papito, levántense porque tengo que trabajar”, relató con una sonrisa en su rostro y acotó que diariamente piensa que no se dejará caer porque Dios le dio una oportunidad de vida para ver a sus hijas, y ese chance no lo puede desperdiciar así sea en esas condiciones, y así es feliz.

Líder comunal

En la casa de Mary funciona la Sala Situacional del Consejo Comunal de su sector, y es ella quien entrega las cartas de residencia, actividad que desarrolla desde hace 10 o 12 años y que piensa continuar.

¡Quieres recibir el periódico en la puerta de tu negocio!

1 Mes

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 5% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post 1 historia

Mensual
54.000 Cop

Pago único

Suscribirse

3 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 10% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
51.300 Cop

Pago único

Suscribirse

6 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 20% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    2 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
48.600 Cop

Pago único

Suscribirse