miércoles 20 octubre, 2021
InicioRegionalEl comercio se animó, sin expectativas de ganancias

El comercio se animó, sin expectativas de ganancias

1.408 views

Más que en los regalos, los padres piensan este domingo en poder celebrar junto a sus hijos su especial día, pues ya poderlo hacer, y en su propio país, resulta altamente gratificante. Por su parte, el comercio, aun sin reportar ganancias importantes, se muestra conforme con que al menos se hayan tímidamente movido las ventas.


Freddy Durán


Más que en regalos, los sancristobalenses piensan en el Día del Padre como una fecha propicia para compartir en familia, pues con no pocos padres alejados de sus hijos por diversas razones, sin posibilidad de un abrazo y una felicitación en vivo y directo, los que pueden estar junto a ellos ya se consideran gratificados.

Este viernes, con todo y ser semana rígida, el comercio se animó, aun cuando sin expectativas de ganancias importantes, ya que al menos hacer algo para cubrir gastos operativos y personales de cada local y establecimiento, se consideraba una bendición. Para muchos, más que la fecha central del domingo, ha sido el deseo de sacudirse el marasmo de la pandemia y entrar por fin en una etapa de reactivación económica, lo que contribuyó a despertar la curiosidad entre la clientela. Casi que el covid-19 parecía olvidado; pero este regresaba en las conversaciones de la calle y los negocios, así como en el natural instinto de los más precavido a evitar aglomeraciones.

Las personas encuestadas en la calle no se preocupan por un presente en particular, y los que sí lo hacían preferían la ropa masculina, muy ofrecida en los puestos informales, al lado de bolsos, billeteras y perfumes. Alternativas electrónicas o mercancías respaldadas por reconocidas marcas, no caben en muchos presupuestos, que a duras penas mantienen un margen entre los 10 mil y 50 mil. Con o sin regalo, no hay pretexto para no celebrar, así no sea de la manera tan colorida y estruendosa del Día de la Madre

—Uno hace lo que puede -afirmó Naryely Liscano- y procura para que ese día todo sea bonito, agradable, por la persona que uno quiere, sea papá, abuelo. En la casa tenemos planificado hacer un hervidito. Y con los regalos, uno se mide mucho, porque si hay para la comida, no hay para los regalos. Pero lo importante es compartir en familia.

Aunque no es padre biológico, Nerio Contreras considera que la paternidad la ha ejercido a través de su profesión docente, cuyos escasos emolumentos los debe compensar vendiendo caramelos y cigarrillos en la calle. “Hay que celebrar, sea como sea. Es inaudito que no se realice. No nos pueden quitar esa alegría”, subrayó Contreras

Nerza Caicedo reconoce que el hecho de que muchos progenitores, incluso viviendo en su propio país, se encuentren distanciados de su descendencia, entristecerá los hogares.

—Yo creo que este Día del Padre va a estar “achicopalado” para aquellos hijos que no pueden ir y reunirse con sus padres que viven en otros estados, pues el tema del transporte está rudo; y menos los que han tenido que ir a trabajar a otros lugares, separándose de niños aún pequeños. Se llamarán por teléfono, pero no es lo mismo— dijo Caicedo.

Siendo padre, a Luis Valera le es indiferente ese tipo de celebraciones, aunque recibirá con mucho cariño la felicitación de sus 8 hijos.

—Yo no estoy muy de acuerdo con esas celebraciones, porque realmente son el día del comerciante. El Día del Padre y de la Madre, es todos los santos días. Ellos se enferman, necesitan comer. Muchas veces, en esas fechas se aparecen con el regalo menos

adecuado— sostuvo Valera.

Jairo Restrepo, con su exhibición de medias, hojillas de afeitar y alcohol para desinfectar las manos, agradecía al Creador por lograr lo del diario para la casa, a sus 70 años, y una prole a cuestas que incluye nietos y bisnietos.

—Con la gracia de Dios, pues estamos bien. La cosa está dura. Mis hijos me están preparando algo, en secreto, pero sé que alguna sorpresa me darán. El regalo más importante que Dios me puede dar ese día es amanecer con vida, para estar con mis hijos. Y no solo es importante para mí, sino para todos los padres del universo.

Freddy Omar Durán

 

- Advertisment -