sábado 11 julio, 2020
Inicio Regional El obispo auxiliar Ayala quiere ser lo más efectivo en su nueva...

El obispo auxiliar Ayala quiere ser lo más efectivo en su nueva misión

1.505 views

El Papa Francisco ha nombrado al presbítero Juan Alberto Ayala Ramírez, del clero de San Cristóbal, obispo auxiliar para esta Diócesis tachirense. Viene de ser párroco de Nuestra Señora de los Ángeles en La Grita y Vicario Episcopal de la Vicaría del Espíritu Santo, en la zona de montaña. “Dios es amor”, será su lema

 

Daniel Pabón


Un maestro del Seminario Menor de Palmira interrogó a su salón de clase cierto día, y al final, vaticinó: “el único aquí que va a ser sacerdote eres tú”, dijo, señalando a un jovencito de Pregonero, de piel blanca y comportamiento tranquilo. Ese muchacho es Juan Alberto Ayala Ramírez. No solo se hizo sacerdote hace 18 años, sino que este jueves acaba de ser designado por el papa Francisco como el primer obispo auxiliar en la historia casi centenaria de la Diócesis de San Cristóbal.

“Aquí estoy, quiero ser lo más efectivo en esta misión que el Señor me encomienda”, reaccionó “Ayalita”, como lo llaman cariñosamente en el presbiterio, este jueves temprano en una misa de acción de gracias celebrada en la catedral de San Cristóbal.

Allí estrenó y se tocó con frecuencia el solideo, o el casquete de tela ligera que usan los eclesiásticos para cubrirse la coronilla. También le impusieron el pectoral, o la cruz que por insignia pontifical llevan sobre el pecho los obispos y otros prelados.

Por la diferencia horaria con el Vaticano, la noticia literalmente madrugó a todos: pronto la confirmaron la Conferencia Episcopal Venezolana y la Diócesis de San Cristóbal, con sendas notas de prensa. La buena nueva llega exactamente el día en que el obispo titular Mario del Valle Moronta Rodríguez celebra 21 años de haber tomado posesión como el quinto obispo de esta Iglesia del Táchira.


LEA TAMBIÉN: Obispo Moronta, 21 años en el Táchira: “Aquí encontré el tesoro de la fe de la gente”


En la homilía de la misa de acción de gracias, el obispo Moronta celebró el nombramiento de Ayala, hombre de Dios caracterizado por su sonrisa, su testimonio de sencillez y su compromiso. “Quiero agradecer su entrega, su disponibilidad y quiero agradecerle al papa Francisco que se ha fijado en esta tierra bonita”.

Nacido el 15 de noviembre de 1973 en la aldea San Pedro de Pregonero, municipio Uribante, Moronta celebró como una gracia que el flamante obispo auxiliar electo Juan Alberto Ayala ha salido de la tierra tachirense y del presbiterio tachirense.

Hasta el miércoles se desempeñaba como párroco de Nuestra Señora de los Ángeles, en La Grita, donde precisamente él contó en una homilía la anécdota inicial de esta nota. Se trata, como dato histórico, de la segunda vez que un párroco en ejercicio de Nuestra Señora de los Ángeles sale nombrado obispo; el primero fue monseñor Acacio Chacón.

En La Grita, bajo el patronato de la Virgen de los Ángeles, Ayala desarrolló un ministerio parroquial calificado por laicos como “cercano a la gente” y sobre todo sencillo y humilde. Con su mando y la ayuda de la feligresía, recién logró pintar de nuevo todo el interior del templo neogótico.

Se trata, además, del segundo obispo natural de Pregonero, tierra chácara; y del cuarto obispo tachirense en los últimos 21 años, siguiendo los pasos de los monseñores Sánchez Porras, Quintero y Escalante (este último nuncio apostólico, también perteneciente a la parroquia de los Ángeles de La Grita). “Los obispos gochos son obispos recios”, dijo Moronta, caraqueño de cuna.

Al presbiterio y al pueblo de Dios, monseñor Moronta pidió que reciban con mucho cariño, mucho amor, con respeto y mucha confianza a su nuevo obispo auxiliar electo.

La primera consagración de Ayala como obispo auxiliar electo, este jueves en la catedral de San Cristóbal. Los acompañó también monseñor Luis Alfonso Márquez, obispo auxiliar emérito de Mérida | Foto Prensa Diócesis de SC

Agradecido

En su primera reacción pública, Ayala dio gracias a Dios por el hermoso momento. Se siente feliz, contento. “El Señor, en medio de mis debilidades, de mis pecados, me ha llamado a este ministerio”.

Agradeció al papa Francisco la confianza depositada en él, al señor nuncio apostólico Aldo Giordano, y a su obispo, padre y pastor Mario Moronta, quien lo ha ayudado y guiado tanto. “Desde muy pequeño siempre usted ha marcado en mí una persona de esperanza, y siempre sus mensaje llenan y animan mucho”.

Se dirigió también a sus hermanos sacerdotes, de los cuales, dijo, siguen siendo sus hermanos. Quiso contar con la bendición de cada uno de ellos y les pidió que no lo dejen solo.

Sus padres José Efraín Ayala Ramírez y María Juana Ramírez Gil murieron cuando él todavía era un niño. Es el último de quince hermanos. Ayala continuó su vida al lado de sus hermanos y de la familia Ramírez Rangel, conformada por los esposos Juan José Ramírez y María Tomasa Rangel de Ramírez (tíos), quienes lo han acompañado y apoyado durante toda su vida.

Este jueves el hijo agradeció a esa familia adoptiva. En la iglesia catedral lo acompañó su tía Tomasa, que es también su mamá.

Finalmente agradeció a su pueblo Pregonero, a su gente noble y sencilla que le inspiran como ejemplo de trabajo. Y a La Grita y a la parroquia de los Ángeles, la que lo enseñó a ser párroco, por todo el cariño con el que lo recibieron. “No me voy, cada día me quedo más”, les dijo. En la Atenas del Táchira de seguro lo extrañarán.

Al nombrarlo obispo auxiliar para la Diócesis de San Cristóbal, el Papa Francisco también le asignó la sede titular episcopal de Rusubisir.

Los hermanos del presbiterio que se acercaron para compartir el momento con Ayala | Foto Prensa Diócesis de SC

«Dios es amor»

Un obispo auxiliar es un obispo asignado a una diócesis o arquidiócesis católica para asistir al obispo titular en el cumplimiento de las necesidades pastorales a los fieles. Sea en una diócesis o en una arquidiócesis, el título que lleva es el del obispo.

Esta es una petición que los obispos diocesanos pueden hacer al Papa, quien hace el estudio sobre la necesidad y lo aprueba. Una vez aprobado, se hace una terna (presentación de tres candidatos) de donde resulta la escogencia. La de San Cristóbal es una diócesis amplia, con 91 parroquias y 7 rectorías, además de fronteriza.

Cada vez que un nuevo obispo es ordenado la Iglesia le pide que declare un lema y que designe un escudo de armas. El lema busca reflejar las creencias y convicciones del obispo dentro de la fe cristiana; el escudo es un símbolo especial que lo identifica. Así, el lema de Mario Moronta, quien justo con esta noticia celebra 21 años de ministerio episcopal en San Cristóbal, es “Servidor y testigo”.

Ayala ya escogió su lema: “Dios es amor”. ¿Por qué? “Esto es fruto del amor de Dios, y se lo agradezco a Dios, porque con Él lo puedo todo y sin Él no puedo hacer nada”, declaró luego a la radio.

Se espera que la Iglesia organice y anuncie oportunamente el día de su ordenación episcopal. En ese oficio religioso Ayala, de 46 años, recibirá el anillo, el báculo y la mitra.


VEA AQUÍ: la misa de acción de gracias por los 21 años de ministerio episcopal de Moronta y el anuncio del nombramiento de Ayala como obispo auxiliar de San Cristóbal.


 

Perfil del obispo auxiliar electo del Táchira, presentado por la CEV:

En una fecha aún por definir Ayala recibirá la ordenación episcopal; esta, su primera imagen con el solideo y el pectoral | Foto Prensa Diócesis

Sus estudios:

-1983-1989: educación Primaria en su pueblo natal San Pedro de Pregonero.

-1989-1994: educación Secundaria en la Unidad Educativa del Seminario Menor Santo Tomás de Aquino, en Palmira.

-1994-2002: Filosofía y Teología en el Seminario Mayor Diocesano, reconocidos por el Instituto Universitario Eclesiástico Santo Tomás de Aquino (IUESTA) en Palmira.

-2002: bachillerato Pontificio, reconocido por la Universidad Javeriana de Bogotá.

-2005: licenciado en Educación Mención Teología del IUESTA.

-2009: licenciado en Educación Mención Filosofía del IUESTA.

-2010: curso de Formación Sacerdotal y Pastoral Vocacional, por el Athenaeum Pontificium Regina Apostolorum de Roma en Milán-Italia.

-2013: Magíster en Neurocompetencias para la Educación de la Universidad Internacional del Caribe, en Curazao.

-Sus estudios le han permitido ser profesor de varias cátedras: Educación Familiar y Ciudadana, Historia de Venezuela, Historia Universal, Cátedra Bolivariana, Psicología, Sociología, Filosofía, Educación para la Fe y Geografía Económica, en la Unidad Educativa del Seminario Menor Diocesano y en el Seminario Mayor Psicología General, Magisterio de la Iglesia, Teología Pastoral, Introducción a la Liturgia y celebrar Seminarios en el IUESTA.

-Ha escrito artículos para la revista Splendor del Seminario Santo Tomás de Aquino y para la revista nacional de la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC).

Sus cargos:

-Secretario de La Curia Diocesana y Secretario del Obispo.

-Notario del Tribunal Eclesiástico.

-Canciller de la Diócesis.

-Director de la Pastoral Vocacional Diocesana.

-Profesor del Instituto Universitario Eclesiástico Santo Tomás de Aquino.

-Vicerrector del Seminario Menor Santo Tomás de Aquino.

-Profesor de la Unidad Educativa “Seminario Santo Tomás de Aquino”.

-Director de la Unidad Educativa “Seminario Menor Santo Tomás de Aquino”.

-Miembro del Consejo de Órdenes de la Diócesis.

-Miembro del II Sínodo Diocesano de La Diócesis de San Cristóbal.

-Miembro del Concilio Plenario de Venezuela.

-Miembro de la Directiva de la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC) Seccional San Cristóbal.

-Párroco de la Parroquia Nuestra Señora de Los Ángeles en La Grita.

-Vicario Episcopal de la Zona de Montaña: Vicaría Espíritu Santo.

- Advertisment -