sábado 22 enero, 2022
InicioRegionalEn emergencia económica se declaran transportistas de Junín

En emergencia económica se declaran transportistas de Junín

1.110 views

Norma Pérez

Transportistas del municipio Junín que cubren las rutas urbanas, suburbanas e interurbanas se declararon en emergencia económica, después de treinta y seis días sin poder salir a trabajar debido a las medidas de prevención adoptadas por la alcaldía  en el periodo de cuarentena.

La mañana de este lunes 20 de abril se llevó a cabo una reunión por parte de los representantes de las diferentes líneas para discutir el problema que les afecta y buscar estrategias para solventarlo, pues los recursos se agotan y la situación se torna insostenible para quienes dependen de este trabajo para subsistir.

Se congregaron directivos y representantes de las líneas Santa Bárbara, Circunvalación Junín, Canea, Villa Bahareque, La Esperanza, Los Pinos y las rutas comunales de Canea y Delicia, Flota Junín, Líneas Unidas, Expresos Rubio,  Delicias, Santa Ana, San Vicente, Línea La Moderna, Nicanor Ochoa, Los Carapos, Internacional y Los Puentes.

 

También asistieron representantes de líneas de taxi que suma 500 vehículos y mototaxi 800 debidamente censados, esto últimos son los únicos que en parte laboran.

El 16 de marzo, debido al inicio de la cuarentena, efectivos de la Guardia Nacional cerraron las puertas del terminal de pasajeros de Rubio e instaron a los transportistas a retirar las unidades y guardarlas porque se suspendían las actividades hasta nuevo aviso. Orden que acataron y manifestaron estar dispuestos a colaborar, pero no tenían previsto que se iba a extender más de un mes.

Por esta razón, acordaron solicitar tanto a la alcaldía como al gobierno nacional que establezcan estrategias para solucionar en parte su situación. Entre éstas figuran que se les permita prestar el servicio de manera controlada, con el cumplimiento de las reglas de seguridad y que se garantice la desinfección de las unidades.

Asimismo, plantearon la posibilidad de crear un sistema de trabajo donde se involucre a todas las líneas y establecer un plan para que  puedan beneficiarse así sea con un ingreso módico.

Que  les surtan  combustible para poder funcionar, pues aunque gran parte de las unidades utiliza gasoil otros usan gasolina y en estos momentos solo se atiende a un sector específico.

 

“Se agudiza la crisis”

El presidente del Comité Pro Defensa del municipio Junín, Omar Morales, hizo manifiesta su preocupación ante la situación que enfrentan los miembros de su gremio, pues se agotan los recursos de por sí escasos.

“Hoy se cumplen 36 y días desde que acatamos las instrucciones de suspender el servicio y quedarnos en casa para contribuir a evitar la propagación del Covid-19 en el municipio. Pero las consecuencias de esta decisión ya se sienten en nuestros hogares porque nos hacen falta los recursos para comprar los alimentos cada día más costosos, lo que se agrava por el  aumento de precios del 200 por ciento a causa de la hiperinflación”, explicó.

A este panorama incierto agregó que la situación se complicó desde hace algún tiempo cuando comenzaron a cobrarles los repuestos para los vehículos en dólares o pesos, mientras que ellos reciben bolívares. Por eso, quien tenía unos exiguos ahorros ya los agotó y para ellos sobrevivir es una hazaña. No hay dinero para seguir en las casas sin trabajar.

“Vemos que muchos sectores del comercio se activaron y nosotros somos los únicos guardados y dejamos de generar recursos para cubrir los gastos de nuestras familias mientras no obtenemos respuesta de parte de los organismos oficiales”.

Al respecto considera que el alcalde del municipio Junín Ángel Márquez es el funcionario idóneo para apoyarlos, y elevar sus solicitudes ante instancias gubernamentales que busquen una solución.

 

“Nos arropa la necesidad”

El gerente de Expresos Bramón, Jhonatan

Nieto, habló de la realidad que afrontan los transportistas y a quienes dice les arropa la necesidad económica porque no pueden ni siquiera realizar otra actividad ante las actuales circunstancias. Por esta razón algunos salieron a trabajar a pesar de los riesgos que esto acarrea en lo que a sanciones se refiere.

Resaltó que cuentan con 45 unidades de transporte aptas para trasladar a los pasajeros, máxime cuando es una ruta que cubre zonas foráneas como Bramón, La Colina, el Helechal y La Victoria; precisamente esta distancia dificulta que las personas se movilicen a pie, sobre todo cuando van de regreso cargados con las compras de alimentos o de otros insumos.

“En muchas ocasiones los pasajeros deben hacer uso de transportes inadecuados como camiones de ganado o volteos, donde no se cumplen las mínimas condiciones de salubridad y prevención, pues allí van amontonados y con riesgo de su vida”.

Su caso particular como afectado por la falta de trabajo lo ha llevado a endeudarse con familiares y amigos, porque no tenía ningún ahorro. Tiene un bebé de un año de edad, al que debe comprarle la leche para el tetero lo que se ha vuelto casi imposible así como adquirir los alimentos para brindarle una dieta balanceada.

“Como padre me causa impotencia ver que no puedo comprarle lo necesario a mi bebé y a los demás miembros de la familia porque padecemos una gran necesidad y todos los transportistas estamos en las mismas condiciones “, finalizó.

 

“No estábamos preparados”

Una eventualidad que les tomó por sorpresa y para la cual no estaban preparados. Así describe Yovany Acevedo, representante de Expresos Delicias, ruta que cubre el tramo hasta el municipio Rafael Urdaneta y viceversa, el periodo de cuarentena que mantiene paralizadas sus unidades.

A esto suma que no contaban con ahorros, algo común en un país donde el bolívar se devalúa vertiginosamente y el dinero no alcanza para adquirir lo más básico.

“Actualmente no tenemos ni para comprar un pan, agotamos todos los recursos. Por eso decidimos reunirnos y buscar soluciones ya que aquí en el municipio no nos dan permiso de salir pero sí vemos que hay vehículos “piratas” que prestan el servicio sin problema. Las medidas deben ser para todos y nosotros somos representantes de las líneas legalmente constituidas que podemos cumplir con las medidas preventivas”, agregó.

Para concluir se hizo eco de sus compañeros en lo concerniente a la importancia de conseguir un acuerdo que les permita salir a cumplir con sus labores, y así poder tener acceso a un ingreso.

 

A todos nos cambió la vida

La presidenta de Líneas Unidas, Erika Ramírez, tomó la palabra también en representación de Flota Junín, las dos líneas que cubren la ruta Rubio-San Cristóbal y que hasta el cierre del terminal movilizaban a cientos de personas que se desplazaban diariamente hacia la capital del estado.

“Nuestra preocupación es que a todos nos cambió la vida y por eso además de discutir que estamos inoperativos, consideramos un aspecto fundamental  cómo vamos a actuar una vez que finalice la cuarentena, pues hay que establecer estrategias que acentúen las medidas higiénicas en las unidades”, manifestó.

Asimismo indicó que a las líneas interurbanas se les complica un poco más la situación debido al cierre de municipios, por lo que deben optar por implementar vínculos de apoyo con el transporte urbano para poder trabajar en algunas rutas de la ciudad, ya que no solo los conductores son afectados sino también los “halcones”, “listineros” y operadoras, es decir que el desempleo alcanza muchas familias numerosas con hijos pequeños que ameritan mayores cuidados.

“Es imposible para un trabajador en un país con tantas carencias, hacer una cuarentena tan larga. Nadie tiene dinero ahorrado para tanto tiempo y las autoridades deben saber que nosotros también somos pueblo, necesitamos y comemos. Por eso esperamos un respaldo a través de jornadas de alimentos a precios justos y de la toma de decisiones para resolver nuestro problema”.

Casos como el de los transportistas del municipio Junín deben llevar a la reflexión, porque para quien tiene a su cargo una familia no es fácil quedarse en casa.

- Advertisment -