sábado 29 enero, 2022
InicioRegionalEnfermera fallecida en arrollamiento se caracterizó por su infinita bondad

Enfermera fallecida en arrollamiento se caracterizó por su infinita bondad

5.252 views

Juliana Iraima Vásquez perdió la vida el lunes 11 de mayo, en la zona comercial de San Cristóbal, a donde acudió a comprar tela para la fabricación de tapabocas, que en gran parte terminaba donando a personas de escasos recursos


Armando Hernandez

 

El fallecimiento de Juliana Iraima Vásquez es una de esas muertes que duelen en el alma. Madre, ama de casa, enfermera, para quien la bondad y el amor al prójimo no tuvieron límites.

Contaba con 46 años de edad cuando la muerte la encontró, mientras transitaba por la zona comercial de San Cristóbal, concretamente por la avenida Isaías Medina Angarita, cerca de tiendas Traki, donde fue atropellada por un vehículo.

Nada se pudo hacer por prestar ayuda a la invalorable mujer, puesto que las lesiones sufridas fueron de tal gravedad que falleció en el mismo lugar de los hechos, mientras se esperaba la presencia de los paramédicos que acudieron para prestarle auxilio.

Sus compañeros la recuerdan como la persona caritativa que era, solidaria con sus pacientes y preocupada por buscar solución a los problemas que estos tuvieran; perfeccionista y preocupada porque las cosas siempre salieran bien.

Amigos de la admirable mujer dicen que Juliana Iraima se vio en la necesidad de marcar un retiro temporal a causa de la situación país, y los inconvenientes de conseguir transporte, pues había dificultades para movilizarse a su lugar de trabajo, donde ejerció por mas de veinte años. Ante la pandemiagenerada por la Covid-19, se dedicó a la elaboración de tapabocas para la venta y otros los entregaba sin costo alguno a personas necesitadasy les hacía recomendaciones sobre su uso. Este trabajo le permitía compartir más tiempo con su familia, especialmente con sus tres hijos.

Día aciago

El lunes 11 de mayo fue un día aciago. Juliana Iraima Vásquez se dirigió al centro de la ciudad con el propósito de comprar la tela y otra materia prima que necesitaba para continuar produciendo los tapabocas. Fue embestida por una camioneta, cuyo conductor perdió el control, causando la muerte de la desprevenida dama. No han sido revelados detalles sobre el accidente, que se encuentra aún en etapa de investigación por parte del Ministerio Público. La sorpresiva e inesperada muerte de Juliana Iraima aún duele y sus familiares y amigos, así como aquellos que conocieron su amor por el semejante y su infinita bondad, la lloran.

- Advertisment -