Entramado de corrupción en Cúcuta involucra a dos tachirenses de VP

5424
El gobierno nacional a través del ministro Jorge Rodrígue presentó algunas evidencias, entre ellas una conversación del diputado Juan Guaidó, de lo que dicen es un acto de corrupción

Son tachirenses, activistas de Voluntad Popular, las dos personas acusadas, presuntamente, por malos manejos con los recursos de la ayuda humanitaria, escándalo que ha tomado ribetes internacionales, al pedir la OEA y el Gobierno colombiano una investigación sobre lo ocurrido.

Ya el partido Voluntad Popular se pronunció apoyando la exigencia del presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó sobre que se abra la investigación, mientras que  la diputada en el exilio Gaby Arellano se deslindó de los dos mencionados;: Kevin Rojas y Rossana Barrera.

Reseña del escandaloso tema

El viernes 14 de junio, el portal PanAm Post publicó un reportaje donde se muestran (supuestas) pruebas del desvío de dineros y malversación de fondos, protagonizados por los enviados del dirigente opositor, Juan Guaidó, a Cúcuta. Se trata de Rosanna Barrera y Kevin Rojas.

En el portal La Iguana TV se describe que: “Estos actores entraron en escena el 24 de febrero, cuando Guaidó firmó una carta, dirigida al gobierno de Colombia, mediante la que autorizaba a Rosanna Barrera y a Kevin Rojas, ambos militantes del partido de ultraderecha Voluntad Popular, para ocuparse de la situación de los ciudadanos venezolanos, civiles y militares, que ingresan a territorio colombiano, buscando ayuda y refugio”, se lee en la misiva.

La iglesia

Desde la Iglesia Católica se les advirtió a dirigentes políticos del partido Voluntad Popular (VP) sobre posible corrupción con la ayuda humanitaria, recibida desde distintos países y almacenada en Colombia para su posterior ingreso a Venezuela. Sin embargo, hicieron caso omiso.

Prelados confirmaron además, que algunos de los dirigentes naranja vinculados al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, expresaron su malestar de que se sugiriera la participación de la Iglesia para el control de la ayuda, pese al argumento de su condición humanitaria.

Rossana Barrera

La mujer a quien se le delegó ocuparse de los militares desertores de las fuerzas de seguridad venezolanas es cuñada del diputado de partido Voluntad Popular, Sergio Vergara, mano derecha del presidente Juan Guaidó, según la información publicada en casi todos los medios.

Barrera asumió, junto a Kevin Rojas, la operatividad de las acciones opositores en Cúcuta y se ocupó del manejo de fondos para el pago de la estadía de los militares desertores. Sin embargo, en mayo, ya se hacían públicas las deudas con los hoteles donde se hospedaban los uniformados que apoyaban a Guaidó.

“Barrera, designada por Guaidó, empezó a desarrollar todo un entramado para malversar fondos relacionados a la ayuda humanitaria y la manutención de los militares en Cúcuta”, precisa la investigación del periodista Orlando Avendaño, publicada por de PanAm Post.

¿Abultaron la cifras de militares?

Además, Barrera y Rojas reportaron una cifra de militares desertores que no era cierta, se escribió en la primera información que trascendió a las redes sociales. “La información oficial, proveída por el Gobierno de Juan Guaidó al de Iván Duque luego de una valoración, era de más de 1450 funcionarios. No obstante, una evaluación paralela de inteligencia colombiana concluyó en que Barrera y Rojas habían inflado la cifra de desertores, realmente eran unos 700”.

El comportamiento de Barrera y Rojas, de acuerdo a las fuentes de PanAm Post, fue informado a la dirigencia opositora. “Según el miembro de inteligencia, la embajada hizo lo que le correspondía y avisó a Caracas. En concreto, me dijo el colombiano: «Leopoldo López y Juan Guaidó se enteraron de todo lo que hacían Rosanna Barrera y Kevin Rojas»”.

OEA pide investigación

Ante esta grave situación el Secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, solicitó iniciar una investigación sobre la aprobación de fondos para ayuda humanitaria en Colombia destinada a Venezuela.

Según el informe: “El 27 de mayo, la encargada de Guaidó rindió cuentas de sus gastos en Cúcuta. Barrera pudo entregar un soporte, bastante burdo, de US$ 100.000 que había gastado durante su estadía en Cúcuta, varios montos de los que entregó no se correspondían con la realidad. La cifra es formidable pero, según me dijo el miembro de inteligencia, se queda corta”.

Rossana Barrera y Kevin Rojas también eran responsables de la llamada ayuda humanitaria en Cúcuta, donada por Estados Unidos y sus países aliados. Sin embargo, el resultado deja mucho que desear. Tres fuentes de PanAm Post aseguraron que “al menos el 60% de todos los alimentos donados por aliados del Gobierno de Juan Guaidó se dañó. Me mostraron fotos sin compartírmelas”.

La Iguana TV, recuerda que el pasado 23 de febrero: “la dirigencia opositora fracasó en su intento por pasar la llamada ayuda humanitaria a Venezuela, a través de la frontera con Colombia”.

Guaidó a los militares

A principios de año, el dirigente opositor, Juan Guaidó, exhortó a los militares venezolanos a desertar de las Fuerzas Armadas venezolanas. En mayo, los desertores que atendieron el llamado, denunciaron que los representantes de Guaidó no atendían su situación en Cúcuta, luego que intentaron desalojarlos de los hoteles donde se hospedaban, a causa de la falta de pagos de las habitaciones.

VP respalda investigación

Voluntad Popular respalda la decisión del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien solicitó una investigación clara y profunda de los manejos que ha realizado la Delegación encargada de atender la situación de los militares en Colombia.

Defendiendo el honor de los inocentes y exigiendo castigo en caso de que haya culpables, en Voluntad Popular respaldamos esta investigación, la cual consideramos debe llegar hasta sus últimas consecuencias.

En Voluntad Popular queremos dejar claro que la transparencia en nuestra actuación es lo que nos diferencia de un régimen que oculta los mayores casos de corrupción de la historia política de nuestro país: PUDREVAL, CADIVI, CENCOEX, Los SOBRINOS condenados por narcotráfico a 18 años de prisión, por mencionar solo algunos.

La corrupción es un cáncer que siempre hemos denunciado y combatido desde Voluntad Popular pues conocemos y padecemos el daño que ha causado a nuestra Venezuela hasta convertirla  en un país en quiebra, por eso nuestros dirigentes, quienes han tenido gestiones limpias, viven acosados por el régimen usurpador.

En Voluntad Popular seguiremos luchando para lograr la atención de la gravísima emergencia humanitaria que aqueja a nuestro pueblo y continuaremos demostrando con hechos lo que nos diferencia de quienes han saqueado a la nación, traficado con nuestra miseria y persisten en usurpar el poder para llenarse los bolsillos.

Denuncia del Gobierno

En un boletín de prensa del Gobierno se destaca que: “El vicepresidente de Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, mostró evidencias que demuestran la presunta implicación del presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, en hechos de corrupción”.

Rodríguez denunció la existencia de una red de malversación de fondos de empresas venezolanas en el extranjero, enviados a Colombia para cubrir “acciones terroristas” y pagar la “manutención de los militares desertores” que se encuentran en Cúcuta.

Indicó que en el teléfono de Roberto Marrero, asistente de Guaidó, están las pruebas que vinculan al jefe del Parlamento, con los militantes de la tolda naranja, Rossana Barrera y Kevin Rojas, quienes creaban «ONG falsas para poder canalizar todos estos recursos y trasladarlos a cuentas personales».