Inicio Regional Estrategias de funcionamiento para mantener activa la UNET

Estrategias de funcionamiento para mantener activa la UNET

Estrategias de funcionamiento para mantener activa la UNET

En una entrevista radial con la periodista Fabiola Niño, el rector Raúl Casanova detalló los aspectos del nuevo semestre virtual de siete semanas y comentó sobre los problemas que atañen a la universidad y a sus miembros


Por Juan José Contreras Cárdenas

El rector de la Universidad Nacional Experimental del Táchira, UNET, Raúl Casanova Ostos, conversó este martes con la periodista Fabiola Niño en el espacio Al Momento, por La Nación Radio, la emisora del Diario La Nación, el medio de mayor proyección en los Andes venezolanos. La situación de esta institución educativa tachirense fue el centro de la entrevista.

Las dificultades que enfrentan las casas de estudio superiores fueron el foco principal de la conversación entre el rector Casanova y Fabiola Niño, y cómo desde la UNET se ha hecho frente para continuar desarrollando las actividades. La máxima autoridad unetense detalló aspectos sobre el tema del semestre virtual que inicia, y aclaró las dudas de la audiencia.

“La propuesta de este semestre salió del sector estudiantil, y valga el reconocimiento para ellos. Se reunieron, durante casi seis meses, buscando cómo continuar el semestre 2019-3. Se llevó a Consejo Universitario lo de dar un aporte para atender el funcionamiento básico y retribuir a los profesores”, acotó el rector.

“La universidad no está cobrando en dólares, las contribuciones no entran a las arcas de la UNET, los aportes se les cancelan a los mismos docentes, y empleados que participan, y también para el mantenimiento de la plataforma virtual, 70 % profesores y 30 % administrativos. De hecho, ni yo, ni las otras autoridades reciben nada de eso. Todo es auditable, el Consejo Universitario aprobó estos lapsos virtuales con un plan piloto, al finalizar el lapso 2021-1 podemos entregar informe académico y administrativo, y todo es totalmente auditable. Si tenemos que hacerlo público, lo haremos público”, expresó Raúl Casanova Ostos.

Virtualidad

El profesor Casanova mencionó que para este semestre de siete semanas, en la UNET se desarrollaron estrategias. Ya la universidad lo había hecho para su funcionamiento en pandemia.

“Todos los sectores educativos estuvieron cerrados, con una educación virtual que no era consensuada, sin prosecución ni controles. Nosotros hemos estudiado muy bien todo eso, hay que recordar que nuestra universidad nació siendo semipresencial, yo en aquella época de estudiante unetense me formé con una modalidad de Sistema de Estudios Dirigidos, los profesores atendían por grupos y veníamos a hacer las actividades de prácticas, no era presencial, salvo algunas excepciones, y ahora las circunstancias llevan a volver a los orígenes”, dijo.

Desde hace tres años, en la UNET se creó la Coordinación de Estudios a Distancia, y existe una infraestructura, como lo es el Centro de Estudios en Teleinformática, CETI, que es el cerebro de la universidad en esa área. Pese a ser una alternativa que se está abordando, no todas las carreras pueden apoyarse totalmente en ello, pues Arquitectura, o ingenierías como Mecánica y Electrónica, deben ser presenciales, por sus prácticas.

Un total de 210 docentes, de los aproximadamente 420 profesores con los que cuenta actualmente la UNET, participan en este semestre virtual de siete semanas. Los académicos debieron presentar un modelo de aula virtual y una propuesta de guía didáctica en la esencia de la asignatura. Todo fue evaluado y aprobado, los seleccionados son los que están a bordo.

Salarios

Ante la pregunta de los sueldos, el rector Raúl Casanova respondió: “Dos dólares, un profesor titular siete dólares. El sueldo del rector no llega a 17 dólares, tengo que bandearme con mi familia, y con los familiares que están en el exterior, que ayudan. A veces no tengo con qué echar gasolina para ir a la universidad”. Y es que la problemática universitaria se acentuó con la disminución progresiva de los aportes oficiales para gastos de mantenimiento y funcionamiento, aunado a estos salarios, todo, en tiempos de hiperinflación.

“La eliminación de las normas de homologación afectó mucho, antes el sueldo por escalafones iba en aumento con la inflación registrada por el Banco Central de Venezuela. Deberíamos estar como en los países vecinos, un profesor universitario de Argentina gana hasta siete mil dólares, y en Colombia hasta cinco mil dólares” acotó el profesor Casanova.

“Tenemos cuatro o cinco años sin seguro HCM e ir a una clínica es imposible. Varios de los profesores, del personal, que han tenido covid, se han muerto en su casa o en el Hospital Central, no hay para que un docente universitario pueda ir a una clínica a atenderse cualquier enfermedad.”

El rector Casanova agregó que beneficios como el transporte o el bono de alimentación, de la mano con los sueldos, no alcanzan para satisfacer las necesidades básicas, ni siquiera de un empleado que no tenga carga familiar. “Los profesores han indicado que vuelven a la casa de estudios superiores si se les garantiza un salario que por lo menos alcance para movilizarse hasta la universidad. Este es un problema de todas las universidades del país”.

Problemática

Raúl Casanova recordó que desde el 2007 el Estado venezolano gradualmente dejó de enviar recursos financieros para mantenimiento de la universidad, y desde hace aproximadamente hace cinco años, cero recursos para infraestructura, como transporte y comedor, que eran dos de los elementos importantes para los estudiantes. “También, desde el año pasado, la universidad ya no es la que administra los recursos para el pago de nómina, le quitaron la competencia de ser patrono, los pagos son por el Sistema Patria”.

El rector enfatizó los problemas para el mantenimiento por la falta de recursos, pues los ingresos que genera la misma universidad, con cursos de Formación Permanente o Postgrado, no alcanzan. Lo que pueden hacer las fincas apenas costea su propia atención, aparte de invasiones en esos espacios unetenses. Las filtraciones son uno de los graves problemas que han afectado a la estructura universitaria en estos tiempos de lluvias continuas en la región.

“El transporte de la universidad está totalmente paralizado, por repuestos, el tema de la gasolina, gasoil. Tenemos una flota de 29 autobuses parados, algunos se están volviendo obsoletos ya. Hay aproximadamente de 9 a 11 que son recuperables, pero faltan los recursos; aparte, por las precarias condiciones salariales, el personal se ha ido, obreros y choferes”.

El docente universitario con una larga trayectoria académica destacó la labor investigativa de las universidades en Venezuela, en otros tiempos, siendo el trabajo de estas instancias el 95 % de toda la investigación realizada en el país, “Se generaba conocimiento, se producía, y todo se ponía al servicio de la comunidad científica nacional e internacional; eso se ha visto muy afectado por la falta de recursos”.

El rector de la UNET, Raúl Casanova Ostos, mencionó que la realidad actual es muy lejana a la visión del rector fundador, Lorenzo Monroy. Pero destacó que la UNET no está sola, que funciona y se han esforzado por hacerlo en pandemia y ahora con esta propuesta de aulas virtuales. “Nosotros estamos a favor de mantener la calidad en la formación del recurso humano que el país requiere. Es difícil conducir este barco, pero confiamos en que se podrá llegar a buen puerto”.

En la UNET estudiantes realizarán aportes en dólares para colaborar con el salario de profesores y personal administrativo

Salir de la versión móvil