miércoles 25 noviembre, 2020
Inicio Regional Falleció la reconocida periodista de Diario La Nación Marina Sandoval Villamizar

Falleció la reconocida periodista de Diario La Nación Marina Sandoval Villamizar

3.615 views

La reconocida periodista de Diario La Nación, Marina Sandoval  Villamizar, murió la tarde de este martes, 12 de noviembre, producto de un infarto en su casa ubicada en Palmar de la Cope en el municipio Torbes.

Por más de una década, Sandoval Villamizar fue periodista de este medio impreso cubriendo varias fuentes de información, entre ellas de comunidad. Era esposa del reconocido periodista de política, Augusto Medina.

El gremio periodístico ha lamentado el fallecimiento a través de las redes sociales.

«¡Qué triste noticia la del fallecimiento de la periodista Marina Sandoval! Por más de una década escribió en las planas de mi segunda casa @lanacionweb y tuve el honor de trabajar junto a ella y a su lado. Paz a su alma. El gremio en #Táchira de luto», publicó en su cuenta de Twitter el periodista Héctor Yepes.

«El periodismo tachirense se enluta de nuevo. La colega Marina Sandoval murió hace unos instantes. Mis condolencias a sus hijos y a su esposo, el también periodista Augusto Medina. Fuerza y mucha luz. Q.E.P.D.», publicó la corresponsal de Crónica Uno @anabarr84. Yuliana Ruiz

Marina Sandoval, periodista para la gente

Una parte de la historia contemporánea de los tachirenses ha quedado contada desde la firma de Marina Sandoval Villamizar. En su casa, Diario La Nación, pudo cumplir su misión profesional: ser una periodista entregada al servicio de la gente.

Toda la obra editorial de Marina, repartida en tantas páginas, impresa en tantos textos del último cuarto de siglo, puede llevar como hilo conductor el afán de escribir con el testimonio por delante, las ganas de ayudar a solucionar los problemas comunitarios y el prodigio de saber interpretar y comunicar los datos más útiles y las ideas más constructivas para la sociedad.

Y es esa, precisamente, la esencia ética del periodismo. Por eso en Marina, la Sala de Redacción encontraba un faro encendido al cual acudir para iluminarse; la redactora siempre presta a atender con humildad a cualquier fuente informativa que tocaba a la puerta; la reportera de calle que insistía hasta hallar todos los ángulos de la noticia; la escritora acuciosa que reconfirmaba lo dudoso y que con su prosa volvía comprensible lo complicado; la trabajadora que nunca se negaba a ninguna pauta y para la cual no había reloj ni hora tardía hasta tanto no completara, con criterio de excelencia, la faena diaria; y la colega y amiga que sabía del trabajo armonioso en equipo como base del éxito.

Marina era la gente. La de los derechos del pasajero frente a los subidones de las tarifas del transporte público. La de las rutas alternas a utilizar ante las obstrucciones de las vías troncales. La del reclamo oportuno a las autoridades por las fallas de servicios públicos. La que pateaba barrio y descubría buenas historias. La de la doctrina social de la Iglesia en tiempos difíciles. O la que visibilizaba la especulación en los mercados populares. Una intérprete, en resumen, de lo que conmueve nuestra cotidianidad.

Se ha ido tempranamente. Muchas cuartillas más le faltaban por escribir. Aún tristes por la noticia de su partida al cielo, la que en definitiva será su Sala de Redacción desde ahora, queremos dejar testimonio de esto: los tachirenses tenemos mucho que agradecer a Marina Sandoval Villamizar, pues con su reportería hábil y con su pensamiento fundado en el interés público, mucho hizo por nuestras causas comunes. Paz a su alma. Daniel Pabón

 

 

- Advertisment -