domingo 24 octubre, 2021

FUTGOL…

5.660 views

La clasificación de La Vinotinto a los cuartos de final de la Copa América se ha convertido en una cuestión de honor, producto de todo lo extrafutbolístico que se ha presentado, luego del empate frente a Uruguay, octava jornada de la eliminatoria Sudamericana para Qatar 2022 y previo al inicio del magno evento continental de selecciones.


Por Homero Duarte Corona

LA NOTICIA, LA baja de por lo menos una docena de jugadores de la delegación de Venezuela que se alistaba para la polémica Copa América 2021, con sede en Brasil, quienes dieron positivo de la covid-19, corrió como un reguero de pólvora, no solo en el país deportivo, sino a nivel internacional.  UN BOMBAZO, una situación nada agradable para la afición nacional que hace rato se prendió de la selección Vinotinto, un noviazgo interminable, que lejos de amainar cada vez se arraiga más. PARA EL director técnico portugués José Peseiro, al servicio del elenco patrio, era como la guinda del pastel, después de tantas vicisitudes por las que ha tenido que atravesar tan pronto la Federación Venezolana de Fútbol lo nombró en el cargo, ocupar la vacante dejada por Rafael Dudamel. PRESENTARSE A la cita continental brasileña con un equipo emergente, sin la casi totalidad de jugadores legionarios, el combinado regular que venía participando en los partidos oficiales de la selección de mayores, elementos de la liga doméstica, significaba un hecho inédito en los anales del balompié nacional. NO SE amilanó el entrenador “lusitano”, no tiró la toalla,  por el contrario, y como una premonición, luego de los módulos hechos con un buen grupo de jugadores del torneo doméstico, ya tenía más o menos una noción con quien contaba para llenar las vacantes dejadas por los titulares ,contagiados con covid-19. LA CONVOCATORIA de emergencia fue para 16 jugadores, que por sus mentes nunca pasó que tenían que colocarse el overol y saltar a la cancha para defender el honor patrio en la justa continental de fútbol. EN UNA crónica hecha por el columnista, a través de Diario la Nación, escribimos que Venezuela iba al sacrificio a la Copa América, esta aseveración dada la diferencia del colectivo improvisado a última hora, respecto al resto de selecciones, exceptuando a Bolivia, todas plagadas de figuras que hacen vida en las principales Ligas de Europa y América. SABEDOR PESEIRO que no tenía los jugadores para jugar de tú a tú al quíntuple coronado mundial en el partido inaugural de la cita americana, recurrió a un equipo más defensivo que ofensivo, todos defendiendo para evitar ser goleados. SE PERDIÓ, es verdad, por goleada de 3-0, pero no dando lástima, hizo deslucir a “Tite” y su encopetada selección, al punto que la selección amazónica fue blanco de críticas por los medios brasileños, pues todos esperaban la debacle de la Vinotinto, que fuera aplastada en el campo de  juego. UN SEGUNDO partido frente a Colombia, selección conformada por jugadores de cartel, legionarios figuras en las Ligas de  Italia, España, Inglaterra y otras de América, para de nuevo presagiar lo peor.

************************************************

COMO ÚNICA ALTERNATIVA para el director técnico José Peseiro, apelar de nuevo al arma defensiva, evitar una segunda goleada en fila, no llevar al sacrificio a sus jugadores. AQUÍ, ALLÁ y más allá daban por descontada la derrota, y con razón tomando en cuenta la diferencia de una y otra selección en el papel y en el campo de juego. POR LA mente de  muy pocos pasaba la idea que el estratega portugués le iba a dar la responsabilidad de la portería a Wilker Fariñez, quien venía siendo suplente en la eliminatoria Sudamericana y por ende la Copa América. CONTRA TODOS los pronósticos, Peseiro llamó al portero, figura en el Caracas FC, la selección Sub 20 que logró el subtítulo  mundial en Corea del Sur  en 2017, pese a los pocos minutos que tenía encima, suplente toda la temporada en su divisa en Francia de la Liga 1, la Primera División en otros continentes. NO DEFRAUDÓ Fariñez a su técnico, tampoco a la afición criolla. REAPARECIÓ EN plan grande, como el ave fénix, salió de las cenizas y terminó siendo el figurón en el choque ante lo selección neogranadina, detuvo y paró todo los balones que le llegaron a su pórtico, erigiéndose como el mejor del partido, recibiendo elogios a nivel nacional e internacional, terminó con su cabaña virgen. PRIMER PUNTO de Venezuela en la cita continental y con ello el optimismo de clasificar a cuartos de final. UNA TERCERA presentación, ante Ecuador, y de nuevo otro “parto”, cómo encontrar la fórmula para no perder y mayor aún ir en pos de puntos. APARECIÓ LA sapiencia de Peseiro, estudió bien el rival, porque al buen trabajo defensivo se sumó el ofensivo, en esta ocasión se encontró la fórmula de ir por el gol, que aún no había aparecido luego de 270 minutos: ni frente a Uruguay en la eliminatoria Sudamericana, tampoco contra Brasil y Colombia. LA SELECCIÓN ecuatoriana estuvo en par de ocasiones arriba del marcador, respaldada por los goles de Ayrton Preciado y Gonzalo Plata, mientras que el combinado nacional tuvo en sus emergentes Edson Castillo y Ronald Hernández sus ángeles salvadores, viniendo de atrás, ambos tantos de cabeza, de gran factura. INCLUSO, LA Vinotinto tuvo para más, siendo un tanto osados, pero en honor a la verdad tuvo para ganar el encuentro en los últimos minutos del compromiso. EN MEDIO de tantas penurias, un aliciente, la recuperación de siete jugadores luego de superar la covid-19: Joseff Martínez, Jefferson Savarino, Rómulo Otero, Jhonder Cádiz, Mikel Villanueva, Nahuel Ferraresi y Roberto Rosales; también se  espera por Yeferson Soteldo, extremo del Toronto de Canadá. AHORA SE le presenta una disyuntiva a Peseiro de cara al crucial partido de este domingo frente a Perú, cuál será el once abridor, luego de todo lo que han hecho los jugadores emergentes de la liga local. EN LOS hechos, estos jugadores que apenas se están recuperando no están al cien por ciento de sus condiciones por un lado y como es lógico no traen el ritmo, que si lo tienen los que han venido jugando. SE DA por descontado, que si el técnico tiene a disposición a los jugadores antes nombrados, los dejará como relevo, para el complemento, claro dependiendo de cómo se encuentren lo físico y en lo futbolístico.  POR LO que sea, no importa los que jueguen abriendo el partido y en el relevo, aquí lo que cuenta es el triunfo, clasificar a cuartos de final. SE TIENE nombres y hombres para ganar…quién dijo miedo. SIN CONOCER el resultado del juego Perú-Ecuador, pero para los intereses de la Vinotinto, lo mejor que puede pasar es un triunfo de Ecuador, para que llegue a 4 puntos, con la seguridad que en el cierre no va a sumar ante el clasificado Brasil. UN EMPATE le aportaría a Perú 4 puntos, y con solo empatar ante Venezuela conseguiría el pase a cuartos y el combinado patrio dependería del resultado Brasil-Ecuador. DE ACUERDO al desarrollo de la Copa América, lo sucedido hasta ahora, Brasil por ser anfitrión y por el buen momento por el que atraviesa su selección, están dadas las condiciones para que reedite el título. EL CANDIDATO para enfrentar a la selección amazónica en la final, podría ser Argentina por lo que ha enseñado en la eliminatoria y un tercer candidato: Chile, que ya sabe lo que es ganar la Copa, recientemente lo hizo en par de ocasiones consecutivas, dejando en el camino a la propia selección “albiceleste” con Lionel Messi y su corte a la cabeza. POR LOS lados de Colombia no termina por engranar, sigue acomodando las piezas el técnico Reinaldo Rueda; en la misma onda Uruguay, está en deuda con sus aficionados ; y lo relativo con las otras selecciones, no tienen para ser finalistas, casos Paraguay, Ecuador, Perú , Venezuela y Bolivia. DE REPENTE se le sale una rueda a la carreta, y todo cambia en los cuartos de final, no obstante e independientemente por lo visto hasta ahora, los tres candidatos  más fuertes para estar en la final, son Brasil en primer lugar y Argentina y Chile como los otros dos invitados a pelear el derecho al trono que en la actualidad lo ocupa Brasil.

- Advertisment -