InicioRegional“Gracias a la ayuda de todos, Danna se podrá hacer la endoscopia”

“Gracias a la ayuda de todos, Danna se podrá hacer la endoscopia”

446 views

En el Hospital Central de San Cristóbal no hay endoscopio, está dañado. El examen lo harán en el Centro de Control Gastrointestinal.


Por Nancy Porras 

Luego de largas horas sin dormir por su preocupación, la madre de Danna Salcedo Mora, niña de dos años de edad ingresada en el Hospital Central de San Cristóbal por presentar un cuadro clínico con vómitos de sangre debido a unas várices esofágicas, sonríe y da gracias a Dios y a mucha gente que les apoyó a fin de lograr practicarle una endoscopia a su hija y así poder ligar las várices de la pequeña.

María Isabel Mora contó que están muy contentos, pues le practicarán en las próximas horas la endoscopia a su niña en el Centro de Control de Cáncer Gastrointestinal Luis Anderson.

“Estamos haciéndole los exámenes necesarios antes de poder realizarle la endoscopia”, explicó.

Enfatizó en que Danna tiene hipertensión portal, que es el incremento de la presión de la vena porta, causándole várices esofágicas.

Según los conceptos médicos, la vena porta es la que drena la sangre del intestino, el estómago, el bazo, el páncreas y la vesícula biliar, hacia el hígado. El hígado procesa los nutrientes en esta sangre y filtra las sustancias tóxicas.

Primer cuadro clínico 

Cuando tenía 7 meses, Danna hizo una hemorragia interna, cuadro que volvió a presentar nuevamente, pero ahora sí hay que hacerle su procedimiento porque es riesgoso dejarla así, debido a que no se sabe si en cualquier momento vuelvan a romperse las várices, precisó la madre.

“Había que buscar el kit de ligaduras y coordinar dónde hacer el procedimiento, porque el endoscopio del Hospital Central está dañado y el único lugar en el sistema de salud público donde puede practicarse es el Centro de Control de Cáncer Gastrointestinal, y finalmente se logró”, expresó.

“El otro recurso era hacerla en un centro privado; sin embargo, cuesta mucho dinero, cerca de 1.500 dólares, recursos económicos imposibles de conseguir”, aseveró.

— ¡Gracias a Dios, aparecieron muchas personas buenas!, nos ayudaron y ahora podrán hacerle a Danna la endoscopia en el Centro Gastrointestinal, cuyas autoridades vieron que se trataba de una noble causa y decidieron ayudar, expuso la madre.

Trata a la niña la gastroenteróloga infantil, Astrid Patiño, quien hará el procedimiento en este centro de salud.

Historia que comenzó a los 7 meses 

Recordó María Isabel que su bebé es prematura. Nació a los siete meses. Como era tan pequeña no podían agarrarle vías, ni en los brazos ni en los pies; entonces, había que ponerle una vía central, pero como estaba tan pequeña, para no colocársela en el cuello, se la pusieron en el ombligo, pero se obstruyó la vena porta y le causa las várices esofágicas.

“Es estos momentos recibe propranolol, fármaco utilizado para la hipertensión, protectores gástricos y antibióticos, que evitan que ella vuelva a sangrar”, explicó su mamá.

Una vez hecha la endoscopia, la niña Danna volverá al Hospital Central, si todo sale bien. Si Dios quiere, la vuelven a chequear, unos dos o tres días, y luego la darían de alta, concluye María Isabel Mora.

 

 

- Advertisment -
Encartado Publicitario