Regional

La casa grande con cabida para todos

26 de febrero de 2024

308 vistas

UNET, la institución cincuentenaria, mantiene vigente su lema ¡Somos del Táchira…su Universidad!

Norma Pérez

A la Universidad Nacional Experimental del Táchira la preceden su calidad académica, los aportes de sus investigaciones, la valiosa labor de extensión, la excelencia de sus postgrados, los solemnes actos de grado, las manifestaciones religiosas, artísticas y culturales que alberga, la defensa del medio ambiente, la actividad deportiva. El conocimiento que genera y promueve. El sentido de pertenencia de su comunidad universitaria.

Allí, se encuentra el espacio propicio para el pensamiento libre y productivo, para el saber que enriquece el intelecto, para la palabra precisa, la protesta y la lucha necesaria. UNET, la casa grande donde hay cabida para todos.

Hoy alcanza el medio siglo de actividad, algunas veces interrumpida por circunstancias adversas que  ha sabido superar, y así continuar con la misión para la que nació el 27 de febrero de 1974. Fecha histórica para el Táchira y Venezuela.

Una historia para recordar

El Cronista de la Ciudad, Luis Hernández Contreras, define la aparición de la UNET en San Cristóbal como un acontecimiento similar a la apertura de Liceo Simón Bolívar en 1916.

“Estábamos acostumbrados a un sistema de educación muy humanístico. El Liceo Simón Bolívar trajo gente con una mentalidad muy abierta; como el ingeniero Enrique Loynaz Sucre, un hombre del renacimiento, que forma a los primeros aspirantes a ingenieros, Miguel Parra León y Carlos Luis Ferrero Tamayo entre otros. Este centro educativo les dio a muchos una nueva oportunidad, una visión amplia del mundo”.

Se refiere además a la apertura de la Universidad Católica Andrés Bello, extensión Táchira, en 1962, obra de Monseñor Alejandro Fernández Feo: “Pero siempre se habló del deseo de la juventud tachirense de tener una universidad pública técnica, aun cuando solo había el proyecto de un instituto tecnológico. Por eso la huelga de 1974, cuando a través de una serie de grupos de presión, se logra que el presidente Rafael Caldera, en una de sus últimas disposiciones, decrete la fundación de la UNET”.

Menciona al doctor Lorenzo Monroy, quien fuera su primer rector, y al periodista Carlos Delgado Dugarte, quien lo acompañó en estos comienzos: “La universidad trajo gente muy valiosa que terminó dando clases en otra parte del mundo. Aparecen una cantidad de personajes, polacos, rusos, chilenos que se instalan en la institución y le dan otra visión a la juventud que se forma bajo el sistema de estudios dirigidos, el cual no se logró implantar por falta de presupuesto”.

El historiador considera que la UNET es la gran universidad porque se concibió como una necesidad colectiva, de gente de todos los sectores, que se unieron para lograrla.

Está claro que una suma de voluntades sustenta la creación de la Universidad Nacional Experimental del Táchira. Entre los pioneros se recuerda a: Ramón J. Velásquez, Juan Galeazzi, Ernesto Santander, Miguel Nieto Bastos, Luis Gómez, Guillermo Márquez, Tomás Contreras, Ernesto Santander, Lorenzo Monroy y Carlos García Lozada, quien generosamente realizó la donación de la hacienda Santa Rosa, para que se convirtiera en unidad académica.

Fue la unión de estos hombres emprendedores, con la sociedad civil, lo que impulsó la apertura de la universidad. La Presidencia de la República emitió el Decreto 1.630, para establecer su creación en San Cristóbal, con bases en un Plan de Desarrollo Integral para la realización de las funciones de docencia, investigación, extensión y todos los beneficios colectivos que esto conlleva.

El 23 de junio de 1975 se da inicio a las actividades docentes y el 4 de agosto comienza el semestre con las carreras de Ingeniería Industrial, Ingeniería Agronómica y Zootecnia, que años más tarde sería Ingeniería en Producción Animal.

Sus Rectores

Ocho rectores, junto a su equipo de autoridades, han tenido la responsabilidad de conducir los destinos de la institución. Hacerla crecer, progresar y en tiempos complejos, ayudarla a mantenerse.

El precursor, Lorenzo Monroy Coronel, rector para el periodo de 1974-1979. Lo siguieron en esta importante tarea: Jorge Francisco Rad Rached (1979-1985); Joaquín Rodríguez (1985-1987); Marcial Huggins (1987-1992); Humberto Acosta (1992-1995), (1996-1999); Trino Gutiérrez Nieto (2000-2004) y José Vicente Sánchez Frank (2004-2008) (2008-2014). 

Desde febrero de 2014, Raúl Casanova Ostos es la máxima autoridad de la UNET; junto al Vicerrector Académico, Alexander Contreras, hasta el año 2021, Martín Paz, Vicerrector Académico (e) y Vicerrector Administrativo; y Elcy Núñez, secretaria.

El grupo de decanos lo integran: Silverio Bonilla, Docencia; Juan Carlos Montilla, Extensión; Jhon Ramírez, Desarrollo Estudiantil; Luis Villanueva, Investigación; y Miguel García, Postgrado.

Trayectoria y actualidad

Como lo vaticinó el Rector fundador, “esta universidad nació para provocar cambios profundos”. Y así es. La UNET en su paso por los años, completa el medio siglo con un cúmulo de logros y contribuciones a la sociedad, al Táchira y a Venezuela.

Los jóvenes que se forman en sus aulas son reconocidos por su inmejorable formación académica. Sus egresados, dispersos por el mundo, la más óptima referencia de un profesional integral. Los estudios de postgrado se caracterizan por su calidad y diversidad de opciones. El desarrollo de las investigaciones, los programas de extensión, la presencia en los municipios, los convenios de cooperación, la actividad constante de sus gremios, los múltiples eventos que se realizan, son un valioso motor generador de acción y conocimientos.

Actualmente, ofrece las carreras de: Ingeniería Industrial, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Agronómica, Ingeniería en Producción Animal, Ingeniería Agroindustrial, Ingeniería Electrónica, Ingeniería Informática, Ingeniería Ambiental, Ingeniería Civil, Arquitectura, Licenciatura en Música, Licenciatura en Psicología y TSU en Entrenamiento Deportivo.

En los últimos años, las dificultades para funcionar a cabalidad son cada vez mayores. La falta de un presupuesto acorde para cubrir los requerimientos, afecta directamente el quehacer universitario. La pandemia que atacó al mundo fue otro factor que incidió notablemente. La pérdida de beneficios del personal y los estudiantes, la diáspora, la falla en los servicios públicos, el deterioro de la planta física, son factores que agudizan la crisis por la que atraviesa.

Así lo resume el presidente de la Asociación Sindical de Empleados e integrante del Comando Intergremial, a quien avalan años de incansable lucha por la defensa de los derechos de los trabajadores:

“Nuestras reivindicaciones fueron desviadas y desaparecidas, como son las convenciones colectivas, el derecho a trabajar y a tener un sueldo digno. Perdimos beneficios, el derecho a la antigüedad y a la salud. Nuestra autonomía universitaria ha sido vulnerada, igual que el derecho a la educación. Las puertas se mantienen abiertas por el compromiso de los trabajadores y las autoridades; así como por el esfuerzo que hacen los estudiantes para acudir a sus clases”.

Ser universitario

“Es fundamental hablar de lo grande que es ser universitario, pero, sobre todo, el tamaño y la grandeza que contiene nuestra casa”, manifestó el actual rector, Raúl Casanova Ostos, al ofrecer su discurso de orden, durante un acto académico de grado.

“La UNET es la institución de educación universitaria más grande del estado por el tamaño, pero también por la cantidad de estudiantes que han caminado y visitado nuestras aulas y laboratorios, más de 117.600 alumnos”.

 “Tiene más de 2 mil integrantes entre profesores, administrativos, obreros y de servicio, que han sido copartícipes de la generación de más de treinta mil profesionales en las diferentes carreras a lo largo de su historia”.

“Las mujeres y los hombres que se han formado en la institución, los extraordinarios ejemplos de aportaciones al estudio y a la solución de los problemas del país, el cultivo de una enorme variedad de campos del conocimiento del saber y del quehacer artístico, tecnológico y cultural del ser humano, serían sólo eso, muestras muy claras de la grandeza que tiene la Universidad Nacional Experimental del Táchira.” Es el sentir del rector Raúl Casanova.

Desde Paramillo

La sede de Paramillo ha sido testigo silente de acontecimientos y galardones. Del saber en todas sus expresiones. Del paso de mentes brillantes, que compartieron sus enseñanzas. De la alegría de los graduandos con sus medallas, togas y birretes. De protestas estudiantiles y la lucha incansable de los gremios por las reivindicaciones. De momentos de conflicto y tristeza. De reencuentros, desencuentros y despedidas.

La UNET cumpleañera, sobrevive sobre su huella profunda y significativa para hacer honor a su lema. Porque, ¡Somos del Táchira… su Universidad!

¡Quieres recibir el periódico en la puerta de tu negocio!

1 Mes

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 5% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post 1 historia

Mensual
54.000 Cop

Pago único

Suscribirse

3 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 10% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
51.300 Cop

Pago único

Suscribirse

6 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 20% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    2 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
48.600 Cop

Pago único

Suscribirse