Regional

La mirada dolorosa de la madre de Jesús

22 de marzo de 2024

401 vistas

El Viernes de Dolores o Viernes de Concilio es el comienzo de la Semana Santa. Es el día de la meditación de los siete dolores de la Virgen María por la muerte de su hijo, Jesús.

El dato…

En la iglesia El Carmen, de La Concordia, siete mujeres tendrán la responsabilidad de meditar los siete dolores de la Virgen desde el bíblico y como madres, como esposas, como hijas, como mujeres.

De interés…

En Palmira, municipio Guásimos, los esposos Rosa Uzcátegui y Sergio Saavedra, elaboran trajes para vestir las imágenes religiosas, en el taller de ornamentos religiosos Rosita Bordados.

José Luis Guerrero Sánchez

La imagen de la Virgen María, en la mayoría de los templos católicos viste de riguroso negro. Es Viernes de Dolores o Viernes de Concilio. Se inicia la Semana Santa y los cristianos católicos recuerdan el sufrimiento de la madre de Jesús antes de la muerte de su hijo en la cruz.

Por estos días santos, es una figura de obligatoria presencia en todas las iglesias y capillas. Cada año, un grupo de hombres y/o mujeres son responsables de su arreglo y ornato. En la iglesia El Carmen de La Concordia, por San Cristóbal, por ejemplo, es trabajo de las mujeres integrantes de la Legión de María.

Donde viste traje y capa, el equipo debe cuidar todos los detalles. Lucir hermosa es el objetivo principal, porque es el centro de la fiesta religiosa, una tradición de tiempos de la colonia. La ubican a la vista de los creyentes, que sea de fácil acceso para verla de cerca, tocar su traje, robarse una flor, realizar cualquier manifestación de fe y tomarle fotografías o una selfie.

En Sagrario Catedral, San Juan Bautista de La Ermita, Basílica Nuestra Señora de La Consolación por Táriba, son tres ejemplos donde la Virgen es vestida con traje y capa negra, Solo quedan al descubierto sus manos donde lleva un pañuelo blanco, y el rostro que llora, que muestra el sufrimiento como madre. Los trajes lucen muchos adornos dorados o plateados, cintas, flores, pedrería.

Generalmente es el terciopelo la tela seleccionada para vestirla.
Otras imágenes en templos como San Agatón de Palmira y San José, del centro de San Cristóbal, lleva solo capa negra. Las flores complementan todo el trabajo de adorno.

La imagen de la Virgen, en la Basílica Nuestra Señora de la Consolación viste capa y traje de color negro. Solo sus manos y el rostro quedan descubiertos. (Foto/JLG)

Los sacerdotes, en cada una de las parroquias eclesiásticas del estado, organizan misas, peregrinaciones y procesiones donde se cumple la meditación de los siete dolores de la Virgen.

Manos laboriosas

Rosa Uzcátegui y Sergio Saavedra tienen su taller de ornamentos litúrgicos: Rositas Bordados en Palmira, municipio Guásimos, donde elaboran trajes para vestir imágenes religiosas y los diseñados para la Virgen Dolorosa destacan.

“El traje se hace en telas de color negro, por el dolor, por el luto, de la Virgen. Por lo general se usa el terciopelo”, destaca Rosa Uzcátegui al mostrar el vestido y la capa, ambos negros, que han elaborado este año para la Virgen del templo de la parroquia San Rafael de Bejuma, en el estado Carabobo, al centro del país.

La imagen de la Virgen Dolorosa de la parroquia San Rafael de Bejuma, estado Carabobo, luce el traje y capa elaborado en Palmira por Rositas Bordados.

“Se colocan bordados dorados o plateados, según lo solicite el cliente, adornos con piedras para que haya más brillo. En este caso, la capa lleva en el diseño los tres clavos de Jesucristo, referencia de ser clavado en la cruz. Son alusivos a su dolor y también la letra M de María, muy pequeñita porque ella lo acompañó hasta el final. También está en el diseño las siete espadas, que representan los siete dolores que ella sufrió”, explica.

Con un cierre mágico el traje se adapta a la imagen. La capa en este caso es negra y cubre su cabeza, la corona ayuda a presionarla y a sostenerla, aclara el señor Saavedra al mostrar las fotografías de otros dos trajes, por ellos elaborados, para dos imágenes de templos en Caracas.

“En estos dos casos, los trajes son blancos, que destacan por su elegancia al ser cubierta la imagen con capas negras. Hay hermosos detalles”, dice.

Los siete dolores

La meditación de los siete dolores de la Virgen María es la celebración religiosa del Viernes de Dolores o Viernes de Concilio. Se le llama de Concilio porque ese día se congregaron los sacerdotes judíos con los fariseos y enemigos de Jesús para planear su muerte.

“Se buscaba la manera de llegar al cónsul romano Poncio Pilatos y buscar manipular para que Jesús fuera condenado a muerte”, explica el padre Joel Escalante, párroco de las universidades.

El sacerdote Jhonny Alberto Zambrano Montoya, vicario de la iglesia El Carmen de La Concordia, explica que en esta parroquia se vivirá momentos de reflexión al incorporar a siete mujeres que tendrán su voz y su experiencia para meditar los dolores de la Virgen. La actividad está prevista para las 5:00 de la tarde.

“En nuestra iglesia del Táchira tenemos la reflexión popular de reflexionar en torno a los siete dolores de la Virgen que le acompañaron desde el nacimiento de su hijo, hasta la muerte de Jesús”, dice el religioso quien lleva tres años en la parroquia.

Joel Jhonny Escalante y Zambrano resumen los siete dolores:

Primer dolor: es cuando María se encuentra con el anciano Simeón, que le indica que “una espada atravesará tu corazón” porque este niño ha nacido para destruir el mal camino que llevaba el pueblo de Israel, la corrupción, la mala interpretación de la Ley. “Esa profecía hace que María se vea herida, porque ya sabe lo que le viene”.
Segundo dolor: se refiere cuando su hijo nace en un pesebre que no era el lugar adecuado. “Viene al mundo en medio de la pobreza, el no poder darle al Señor un nacimiento adecuado”.
Tercer dolor: “Luego viene Herodes con todo su poder y aferrado al poder como muchos políticos de este mundo y decreta la muerte de todos los niños menores dos años, porque se entera que su sucesor, el nuevo rey de Israel acaba de nacer y el dolor es la huida a Egipto, es migrante tiene que dejarlo todo y marcharse con San José”.
Cuarto dolor: Regresan después de cierto tiempo a Israel, y otro susto que pasa la Virgen: Jesús perdido y hallado en el templo. “Qué susto para la Virgen haberle quedado mal a Dios, quien le había confiado a su hijo y lo ha perdido, es un dolor en el alma, cualquier madre se agobia porque no encuentra a su hijo”.
Quinto dolor: María consigue a su hijo, camino al Calvario, lo ve todo sangrado, ultrajado, humillado. Es el quinto dolor como madre.
Sexto dolor: Encontrar a su hijo en la cruz, verlo flagelado, verlo sufrir, luego recibirlo y tenerlo en sus brazos muerto. Mucho dolor para ella.
Séptimo dolor: Es la sepultura. Ella lo entrega como una gran ofrenda, con el dolor de su alma. En medio del sufrimiento, en María no hay ira, blasfemia, sino al contrario, está la confianza en la voluntad del padre, como todos los hombres y mujeres que se toman en serio la fe.

“Seguro fueron muchos más dolores, pero los reflejamos en estos siete que vienen a mostrar siete momentos bíblicos que nos acompañan a través de las sagradas escrituras con la experiencia de María”, precisa el padre Zambrano, luego de finalizar la misa de las cinco de la tarde del miércoles pasado.

— ¿Cuál es el papel de las mujeres en la meditación de los siete dolores de la Virgen en la parroquia El Carmen?

— En la parroquia, siete mujeres, a lo largo de la procesión con la imagen de la dolorosa, tendrán la responsabilidad de meditar los siete dolores de la Virgen desde dos ópticas: la primera, desde el contenido bíblico que eso representa y segundo, desde una experiencia que ellas han tenido como mujeres como madres, como esposas, como hijas. Es la primera vez que se hace y será una jornada de mucha reflexión.

La iglesia cristiana católica recuerda que el Viernes de Dolores es día de ayuno, de abstinencia, prohíbe comer carnes rojas, y exhorta a realizar obras de caridad. Para muchos venezolanos es un día de renovación de su fe.

“Los dolores de la Virgen María hoy día los padecemos todas las madres venezolanas por la situación política y económica del país”, dice Margarita Moncada, un ama de casa de la parroquia La Concordia.

“Nuestros hijos están pasando muchas dificultades, están lejos de casa y vivimos en silencio ese dolor, que sólo Dios sabe lo que se siente en el alma”, expresa. Tres de sus cuatro hijos viven fuera de Venezuela y en sus oraciones a la Virgen en la advocación de la Dolorosa, le pide por la salud de todos ellos y por su prosperidad.

Hoy, la imagen de la Virgen Dolorosa es llevada por los fieles católicos en procesión, en horas de la tarde/noche en todos los templos y se reza el santo rosario. Por Capacho Nuevo y Táriba los cofrades son también protagonistas de esta muestra de fe y creencia en Dios, una tradición que se vive todos los años.

La Semana Santa ha comenzado.

¡Quieres recibir el periódico en la puerta de tu negocio!

1 Mes

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 5% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post 1 historia

Mensual
54.000 Cop

Pago único

Suscribirse

3 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 10% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
51.300 Cop

Pago único

Suscribirse

6 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 20% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    2 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
48.600 Cop

Pago único

Suscribirse