Regional

Pacientes renales en peligro por cortes de luz y agua

16 de marzo de 2024

105 vistas

Pacientes con insuficiencia renal del estado Táchira podrían estar en riesgo por los largos y recurrentes cortes de electricidad y la carencia de agua potable, que afectan el funcionamiento de las máquinas de hemodiálisis

Bleima Márquez

La Unidad Nefrológica Táchira (Unetaca), en la avenida 19 de Abril, esquina de la urbanización Las Acacias de San Cristóbal, amaneció este viernes 15 de marzo sin agua potable por tubería, sin electricidad y sin gasoil para encender las máquinas de diálisis que limpian la sangre de los pacientes renales, cada vez que son conectados.

Según familiares y personas con deficiencias renales que son atendidos en esta unidad, los pacientes que deben ser dializados son afectados por los apagones, las bajas y altas del voltaje, y los largos racionamientos de agua, lo que hace que las ósmosis o plantas de tratamiento se paren o fallen.

De acuerdo con algunos pacientes renales, esta situación se repite desde hace varias semanas, con mayor énfasis en los últimos días por los cortes de electricidad y de agua, hecho que pone en riesgo la vida de los pacientes renales que son dializados en este centro. Ahora se suma la carencia de combustible para encender los aparatos. “La vida de ellos depende de esas máquinas”, destacaron.

 Pacientes de otros municipios de esta entidad andina deben ser tratados en los distintos centros de hemodiálisis de San Cristóbal, se levantan muy temprano para llegar a sus respectivos turnos, pero desde hace algunos días el sacrificio para llegar parece ser en vano. Piden a los organismos competentes atender la situación, que pone en jaque la vida de muchas personas.

María Alejandra Chacón, hija de una paciente renal que dializan en Unetaca, expresó que cuando llegaron a la referida unidad se encontraron que no había electricidad, por lo que la atención no se había iniciado. Detalló que a su mamá le corresponde el segundo turno. Vienen de Rubio, municipio Junín, pero al no contar con ese servicio hay más pacientes en espera, por lo que el turno se retrasa.

 “Preguntamos por qué y nos dijeron que no había gasoil y la planta no se había podido prender. Al momento de llegar la luz, pasaron al primer turno; después salieron las enfermeras a revisar porque también nos está fallando el agua y la de los tanques se acaba”, narró Chacón y agregó que sin agua tampoco pueden funcionar bien las máquinas:

 “Hoy se nos unió todo: los tanques están bajos de agua, no hay gasoil, y se fue la luz. Está en riesgo la vida de los pacientes, porque si se va la luz no hay diálisis y ellos dependen de que su cuerpo se limpie con esa máquina ¿Qué hacemos?”.

José Suárez es otro paciente de Unetaca. Dice que los cortes de electricidad y agua afecta su tratamiento; además, el tiempo de espera para su turno es muy largo y se agotan físicamente. Suárez es un hombre de la tercera edad.

Nerza Chacón suele acompañar a su esposo a la unidad de hemodiálisis. Resaltó que la vida de los pacientes con deficiencia renal es la diálisis, porque los riñones no les funcionan y deben ser conectados para purificar su sangre.

Jhon Leal vive en San Josecito, municipio Torbes, y es paciente renal desde hace tres años. Indicó que el problema con la interrupción de los servicios de agua y electricidad repercuten en el tratamiento al que son sometidos. “Lo que está sucediendo es que no hay suficiente gasoil para suministrar a la planta, y como está el problema de la luz y el agua, las personas no quedan bien dializadas”, apuntó, y agregó que los pacientes del turno de las 6 de la mañana entraron cerca de las 10:30 am.

 Dijo que tiene entendido que el cronograma de la electricidad contempla 3 o 4 horas sin electricidad y un lapso similar con servicio; sin embargo, en esa zona no se cumple. Las interrupciones y las variaciones son constantes. Eso no permite que funcionen bien las máquinas y como consecuencia está en juego la calidad del tratamiento. Jhon Leal esperaba con paciencia su turno, a pesar de no tener la seguridad de ser atendido porque fue necesario correr las atenciones.

 Los pacientes con insuficiencia renal imploran a las autoridades correspondientes a que surtan de suficiente combustible a las unidades de hemodiálisis, a evitar los cortes prolongados de electricidad y agua en la zona para poder mantener operativas las máquinas que purifican la sangre de estas personas. 

En Táchira hay 360 pacientes de hemodiálisis, de los cuales 63 son atendidos en Unetaca; sin embargo, este centro no es el único que sufre por la interrupción de la electricidad y del agua, hay otros con problemas similares.

 En San Cristóbal hay dos unidades de diálisis hospitalarias: Seguro Social y Hospital Central. También cuenta con cuatro extrahospitalarias: Cedianca, Centro Clínico, Diasanca y Unetaca. En el interior del estado solo hay dos unidades, una en Colón y otra en La Grita, municipio Ayacucho y Jáuregui, respectivamente.

El llamado es a las autoridades nacionales y regionales competentes para que frenen los racionamientos en estas zonas, porque a pesar de contar con planta eléctrica para no parar los tratamientos, el combustible que llega no cubre las necesidades de todos los pacientes; además, estos equipos generadores de electricidad no soportan tantas horas encendidos.

¡Quieres recibir el periódico en la puerta de tu negocio!

1 Mes

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 5% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post 1 historia

Mensual
54.000 Cop

Pago único

Suscribirse

3 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 10% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
51.300 Cop

Pago único

Suscribirse

6 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 20% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    2 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
48.600 Cop

Pago único

Suscribirse