viernes 24 septiembre, 2021
InicioRegionalPor su entrega a los niños, muchos lloran al doctor Carlos Colmenares

Por su entrega a los niños, muchos lloran al doctor Carlos Colmenares

2.646 views

Por su entrega profesional a los niños que buscaban alivio a su enfermedad, hoy muchos pacientes lloran y no entienden el fallecimiento del doctor Carlos Colmenares, quien dejó este mundo el pasado miércoles, en horas de la tarde, por complicaciones con el covid-19, en el Hospital Central.

Durante varios días batalló en el área covid de este centro de salud, donde recibió las atenciones médicas y el tratamiento necesario; sin embargo, falleció este miércoles, en horas de la tarde, a pesar de los esfuerzos de los médicos.

“Su partida sorprendió a muchos”, dijo el doctor Carlos Suárez, hasta hace unos meses subdirector Médico del Hospital Central, quien lo calificó como “un profesional de la medicina, humilde, muy entregado a su carrera, con mucha mística”.

“Fue un excelente profesional. Trabajó con los niños a nivel de neurocirugía.  Un muchacho muy correcto, decente, con una presentación impecable. Llegaba al hospital, hacía su revista y prestaba atención a los médicos residentes. Un gran docente. Fue mi amigo personal, dedicado a los niños, responsable de su profesión. Siempre mostró mucha mística y cariño, a pesar de la pandemia pasaba las revistas en el Hospital Central todas las mañanas”, contó.

“Hoy todos lloramos porque ya llevamos, con él, 17 profesionales de la medicina fallecidos por covid-19”, refirió.

“Nunca dejó desamparados a los niños, siempre se preocupó por la salud de cada uno de ellos; hoy, muchos ya adultos, lo recordarán porque les salvó la vida”, recordó.

El doctor Omar Vergel, de la junta directiva de Médicos Unidos, capítulo Táchira, lamentó la pérdida irreparable del doctor Carlos Colmenares, egresado de la Universidad de los Andes, promoción del 28 de abril de 1990.

El doctor Leonardo Contreras, exdirector del Hospital Central, describió al doctor Carlos Colmenares como: “un profesional con mística, siempre preocupado por los niños, responsable con el Hospital Central y pendiente de formar a los nuevos residentes”.

“Sin duda, se pierde un excelente médico que dio parte de su vida por la salud de los niños, quien siempre tuvo una voz de aliento para cada uno de los pacientes; es una gran pérdida para al gremio médico”, subrayó.

“Era de muy buenos sentimientos, atento con los niños en el Central; los sacaba de las válvulas rápido porque era el que operaba hidrocefalia en el Hospital”, subrayó la médica pediatra Adela Colmenares.

Nancy Porras

- Advertisment -