Inicio Regional Talan 16 árboles en Pueblo Nuevo

Talan 16 árboles en Pueblo Nuevo

El caso es del conocimiento de las autoridades correspondientes.

Un total de 16 árboles han sido talados en el sector Pueblo Nuevo, lo que supone un ecocidio, que a su vez altera las condiciones del terreno y eventualmente podría provocar algún derrumbe. Hasta el momento, se desconoce quién ostenta la propiedad del terreno, declaró Thania Estupiñán, jefa de la división de Protección Ambiental, en la alcaldía de San Cristóbal.

Mediante una nota de prensa, indicó que en respuesta a las denuncias de la ciudadanía y por instrucciones del alcalde, Gustavo Delgado, se ha llevado a cabo la inspección técnica pertinente para identificar las especies a las que corresponden los árboles talados. Se determinó que se trata de nueve ejemplares de mijao y uno de cedro. Ambos se encuentran en veda, por lo que requieren de una autorización especial, por parte del ministerio de Ambiente, para su tala de manera justificada.

Recordó que en meses anteriores se permitió la tala de dos árboles mijao, ya que se encontraban «muertos en pie». Asimismo, lamentó la pérdida de estos ejemplares sanos, que normalmente requieren de unos 50 años para alcanzar el tamaño que tenían hasta el momento de su tala.
Indicó que el caso será rem
itido a instancias superiores para iniciar el debido procedimiento. Además de la municipalidad, representantes del ministerio de Ambiente y efectivos de la Guardia Nacional estuvieron presentes durante la inspección.

Por su parte, Yumara Belén, directora del ministerio de Ecosocialismo en el Táchira, indicó que, tras el llamado de los vecinos, se han apersonado en el sitio para verificar lo ocurrido, con el fin de abrir el proceso legal contra los responsables. Aseguró que la Fiscalía ya ha sido notificada, toda vez que no ha habido autorización por parte del organismo competente, por lo que calificó el hecho como un «acto criminal», al no haber ninguna justificación.

José Medina, habitante de una de las comunidades aledañas, se ha pronunciado sobre el hecho y ha advertido que se trata de una práctica reiterada y extendida durante los últimos años: «Venimos sufriendo los efectos de las malas intenciones de muchas personas que piensan con el bolsillo. Las únicas motivaciones de estas personas que amenazan las orillas de la quebrada La Parada, en Pueblo Nuevo, son económicas».

Salir de la versión móvil