Tímidamente algunas líneas de transporte reactivaron rutas urbanas en San Cristóbal

566
De forma paralela siguen prestando su servicio algunos camiones para movilizar personas. (Foto/Gustavo Delgado)
De forma paralela siguen prestando su servicio algunos camiones para movilizar personas. (Foto/Gustavo Delgado)

A pesar de ya estar cobrando la tarifa de 1Bs.S, este martes el transporte muy tímidamente ha venido operando en San Cristóbal.

Sin embargo el hecho de que hubiesen pocas unidades, éstas no estaban atiborradas como en otras ocasiones, y apenas los pocos pasajeros iban todos sentados.

Las opiniones están divididas entre los pasajeros. Algunos consideraron necesaria la medida y admitieron que con la tarifa anterior era imposible que las líneas trabajaran; mientras otros la calificaron de extemporánea pues debió entrar en vigencia apenas los trabajadores cobrasen el nuevo salario.

Las largas colas que se observaban en el centro de quienes querían viajar en especial a Táriba, Palmira y Cordero se suavizaron; pero el caudal de “caminantes” se sostuvo en vista de que no a muchos se le facilitó soltar tal cantidad.

Hasta los momentos nadie da garantías de que las cosas volverán a funcionar como antes; pero ya al menos de que líneas claves como Barrio Obrero, Barrio Sucre y Unidad Vecinal cubran sus respectivas rutas ya parece una buena señal.

Este martes unidades de transporte con identificaciones distintas a la de las empresas que normalmente asumen las ya establecidas rutas de la ciudad prestaban el servicio; e igual hacían las “perreras”, o camiones que movilizan pasajeros hacia las afueras de la ciudad.

Muchas versiones se han  manejado respecto a la no normalización del servicio de transporte público pese al aumento del casi 1000%.

Por un lado se habla de que la tarifa no satisface a los empresarios del transporte, por el otro, que muchas unidades no están equipadas con gasolina, presentas fallas y no han salido de los estacionamientos, y otros que no se han desincorporado a las otras rutas –especialmente hacia San Antonio- que ellas habían tomado como alternativa de subsistencia. No obstante, otro factor que puede jugar en contra de la normalización del transporte, puede ser la falta de información al interior de las empresas y la falta de decisión sobre lo que deberá ocurrir dentro del sector en los próximos días.

El tímido restablecimiento del servicio de transporte no impidió un gran congestionamiento del tráfico –no visto hace días, especialmente en el Centro y la Concordia, aunque el mismo se adjudicó a las largas colas de gasolina que avanzaban muy lentamente.

Por lo tanto es una total incertidumbre, si el aumento del pasaje llevará a que las cosas sean como años atrás. Del horario de servicio de las pocas líneas en la calle nada se informó, y al parecer se supone que seguirá extendido hasta un poco antes de las cuatro de la tarde, a menos que los choferes por iniciativa propia y en consideración a los usuarios emprendan unas viajes de más.

Freddy Omar Durán