domingo 20 septiembre, 2020
Inicio Regional Todos claman al Santo Cristo por la salud de los venezolanos

Todos claman al Santo Cristo por la salud de los venezolanos

836 views

Mañana 6 de agosto se celebrará a la distancia una inédita festividad religiosa, únicamente virtual. Lo novedoso para la feligresía, en este tiempo de pandemia y de cumplimiento de cuarentena, es convertir cada uno de los hogares en un santuario de la presencia viva del milagroso Rostro Sereno


Por Daniel Pabón 

El divino pastor de La Grita ilumina la senda de los tachirenses, estén donde estén. Omar Jaimes lo acaba de reconfirmar. Habitante de Palmira, antes de mediados de marzo viajó a Bogotá a visitar un hijo, sin saber que, estando en la capital colombiana, explotaría esta emergencia sanitaria del nuevo coronavirus que sacude a la humanidad.

Son muchos los favores que Omar asegura haber recibido del Santo Cristo, por intermedio de su fe. Pero el más reciente se lo atribuye apenas la semana pasada. Una hernia umbilical a punto de reventarse le dolía y ya le fastidiaba. Una emergencia médica lo sorprendió en tierra ajena. “No conocemos a nadie y la salud (en Colombia) es costosa”.

Entonces Omar imploró a la Virgen de la Consolación que intercediera por él ante el Santo Cristo de La Grita. “Milagrosamente” es la palabra que usa para definir lo que sucedió: en su camino consiguió al médico tachirense Jesús Duque, oriundo de San Cristóbal y con familiares en su pueblo, Palmira. Un cirujano muy bueno, dice, que lo operó a muy bajo costo.

“Ya estoy muy bien, y agradecido por este favor”, comenta Omar a Diario La Nación por medios digitales.

Nuevamente, un 6 de agosto. Día central en todo el año para la expresión de la fe de los tachirenses. El de este 2020 no viene con peregrinaciones físicas, ni con celebraciones multitudinarias en la Ciudad Santuario de La Grita. Es la mejor manera de evitar aglomeraciones y exposiciones indeseadas a contagios. Las comunicaciones digitales, sin embargo, han permitido a la Iglesia del Táchira mantener durante el último mes un programa diario de “peregrinación virtual”, consistente en oraciones y meditaciones, todas desde casa, dirigidas al patrono y protector del Táchira.

“Esta cuarentena no nos quita la fe; al contrario, estamos más aferrados al Santo Cristo”, considera la devota tachirense Rosa Aidé.

Desde Táriba, María Parra siguió esta peregrinación virtual e hizo desde casa su propia novena al Santo Cristo “por la salud de todo el mundo y para que salgamos de esto lo más pronto posible”.

Esa es la gran petición unánime de este año al Santo Cristo. Una súplica que no tiene fronteras y que también eleva, entre muchos otros, una familia de tachirenses radicados en Chile que asiste a la parroquia Santo Tomás de Aquino, en Santiago, su capital. Ellos, dicen, ya cuentan su tercer año consecutivo siendo peregrinos virtuales.

Pero, ¿cómo se debe ser peregrino virtual en este contexto? El obispo de San Cristóbal, monseñor Mario Moronta, respondió a Diario La Nación cinco disposiciones para tener desde casa:

1. La fe: con fuerza, con entusiasmo. Creer. 2. Una actitud de alegría: la alegría no es bonche, ni rumba; es la certeza de que actuamos en el nombre del Señor. “Qué bonito sería que todos en familia, escuchando la eucaristía, compartan y canten los cánticos, o manifiesten públicamente su alegría con la bandera o una imagen del patrono”. 3. Que tengamos el firme propósito de mejorar y de cambiar algo, para crecer. 4. Que convirtamos cada uno de nuestros hogares en el santuario de la presencia viva del Santo Cristo, no solo este 6 de agosto, sino todos los días. Y 5. Que no tengamos miedo de ser fieles a las enseñanzas de la Iglesia, al cumplimiento de las diversas normas y de decir que somos seguidores del Cristo de los Milagros de La Grita.

Desde marzo pasado, cuando las autoridades sanitarias confirmaron la llegada del nuevo coronavirus a Venezuela, el pastor diocesano compuso y ora a diario una muy sentida plegaria para que sea repetida por todo el pueblo de Dios:

Dice que los labios entreabiertos del Patrono siguen orando al Padre por nosotros, sobre todo en este tiempo de emergencia sanitaria.

Pide aliento para quienes trabajan en bien del pueblo, que custodie a los más pobres y excluidos y a los enfermos. Que el Cristo no nos desampare en este tiempo difícil.

Exclama al Rostro Sereno que pronto seamos liberados de la pandemia que azota a nuestra región, a nuestra patria y al mundo.


Inédita consagración del Táchira y los Andes venezolanos al Patrono

Queremos pedir de manera encarecida a todos los peregrinos que suelen acudir a La Grita que no lo hagan este año

Con su tapaboca, Moronta recomienda: “No dejemos de cuidarnos y cuidar a los demás” (Foto Prensa Diócesis)

Este jueves 6 de agosto, fiesta patronal del Santo Cristo, el obispo Mario Moronta oficiará la misa pontifical a las 10:00 a.m. desde la Catedral de San Cristóbal y no en La Grita, por primera vez durante sus 21 años de ministerio episcopal en el Táchira.

“Lamentablemente, por las disposiciones que se han dado, será a puerta cerrada y con la participación de unos pocos sacerdotes”, explicó monseñor, a razón de la cuarentena vigente por la pandemia de covid-19. Será, eso sí, transmitida por Radio Natividad y otras emisoras que lo deseen, por la televisión y las redes sociales.

Durante esta celebración, además del rito eucarístico y la tradicional homilía, habrá una novedad: se va a consagrar el Táchira y los Andes venezolanos al Santo Cristo de La Grita.

El texto de esta consagración será difundido de manera oportuna por lanacionweb.com, y se espera que el próximo domingo 9 sea también leído en cada parroquia, rectoría y centro de culto del Táchira.

Como se recordará, los sacerdotes de Venezuela siguen oficiando misa, pero a puerta cerrada y sin presencia de feligreses desde mediados de marzo. Es una disposición de la Conferencia Episcopal, que han respaldado las autoridades civiles.

En una rueda de prensa virtual, celebrada el lunes, monseñor Moronta invitó a que también los fieles puedan recitar esta oración de consagración en sus hogares, todas las veces que deseen.

“Asimismo, a partir de este año, todos los 6 de agosto -y cuando las circunstancias lo requieran- se renovará esa Consagración al Santo Cristo de La Grita”, se lee en un comunicado con indicaciones de la Diócesis de San Cristóbal. “Con ello, no solo reafirmamos que (el Santo Cristo) es centro de nuestra fe, sino que seguimos siendo peregrinos de todos los tiempos y de todo lugar”.

En la eucaristía central del 6 de agosto, junto con las intenciones, la Iglesia del Táchira pedirá por los médicos, personal de apoyo en el campo de la salud, autoridades civiles, militares y sanitarias, a fin de que actúen apegados a la ley, pero sobre todo con un sentido de respeto a la dignidad de todos, especialmente a los enfermos. Habrá igualmente un recuerdo cariñoso por los fallecidos a causa del covid-19.

Como la emergencia sanitaria obliga a todos a extremar las medidas de seguridad y de prevención, tanto la Basílica del Espíritu Santo como el Santuario Diocesano de La Grita permanecerán cerrados. Moronta ruega a las personas no solo la comprensión, sino la actitud de obediencia.

“Lo que le pedimos al Santo Cristo al solicitarle nos libre de la pandemia, lo debemos acompañar con nuestra actitud de obediencia y de cumplimiento a las normas y directrices ya emanadas y conocidas por todos”.

Se trata de crear con imaginación una respuesta a este momento. Como expresó el obispo, “el Santo Cristo este año es el que peregrina hasta nuestros hogares”.

***

Otras actividades virtuales

-Ayer 4 de agosto fue la peregrinación virtual de los sacerdotes del Táchira, en forma de un retiro espiritual.

-Anoche se celebró un concierto internacional con 12 cantantes venezolanos en el exterior. Fue transmitido por Radio Natividad y quedó disponible en los canales de YouTube, Instagram y la web de la Diócesis de San Cristóbal y Diario Católico. Coordinó esta actividad el músico Antony Joves, nativo de Cordero y residente en el Perú.

-Hoy 5 de agosto, a las 7:00 p.m. por la señal de Radio Natividad se tendrá una hora de adoración al Santísimo Sacramento como preparación a la festividad.

-A puerta cerrada, sin público, será la misa del 6 de agosto a las 8:00 a.m. en la basílica del Espíritu Santo, oficiada por el obispo auxiliar electo de San Cristóbal, monseñor Juan Alberto Ayala. La radio local transmitirá para el pueblo.

-Desde el próximo 8 de agosto y hasta el 8 de septiembre se tendrá la peregrinación virtual a Táriba, donde está la venerada imagen de Nuestra Señora de la Consolación, patrona del Táchira. Oportunamente la Iglesia divulgará esta programación.


Se hizo nuestro

1610. El artista, se dice que un fraile franciscano, recibió asistencia angelical para terminar de convertir un trozo de cedro en esa vívida imagen barroca del Señor crucificado. Tantas oraciones, hasta de Simón Bolívar, quien le encomendó de rodillas la libertad de la patria; hasta de José Gregorio Hernández, quien pasó impartiendo conocimientos por el colegio de Jáuregui, el mismo prelado que erigió al Santo Cristo como vigía de La Grita. El Rostro Sereno se hizo gritense, andino y venezolano, resplandeciente en el testimonio de cada devoto, en la plegaria rodante de los camiones de tantos agricultores. Nadie adora esa talla, ese trozo de madera hace poco restaurado por la mano de Miguel Ángel Márquez. Todos adoran, sí, lo que está allí representado, que es Cristo, ícono de Dios y hombre verdadero. 2020. Donde esté un devoto con fe está también el Jesús del Táchira, de labios entreabiertos en diálogo permanente y de brazos extendidos para todos ellos, sus peregrinos. Ante Él; físicos, o igual virtuales.

- Advertisment -