domingo 12 julio, 2020
Inicio Regional Trabajadores del Hospital San Antonio de Táriba superan problemas para cumplir su...

Trabajadores del Hospital San Antonio de Táriba superan problemas para cumplir su jornada

653 views

El personal se enfrenta a la falta de transporte público hacia muchas zonas del estado, algunos utilizan las rutas de Transtáchira;  la escasez de combustible es otro problema  para quienes tienen vehículo


Por José Luis Guerrero

Un plan de trabajo especial ha diseñado la directiva del  Hospital San Antonio de Táriba para atender a las personas que buscan asistencia médica por diversas patologías, donde la mística y profesionalismo de su personal hacen frente a una serie de limitantes en tiempos de cuarentena social colectiva, decretada  por el Gobierno nacional desde el pasado 16 de marzo.

La falta de transporte público hacia muchas localidades de la entidad, la escasez de gasolina para quienes tienen vehículo propio, las limitantes para comprar gasoil para el funcionamiento de la planta eléctrica utilizada ante los constantes apagones, son serios problemas superados, gracias al empeño de apoyar a quienes  buscan ser atendidos.

La hermana Ignacia Cordero es la directora de este centro de salud. Pertenece a la congregación Hermanas de los Pobres de Maiquetía, en el estado La Guiara. Ella aplaude la responsabilidad del equipo que le acompaña para poder trabajar en tiempos de lucha contra la pandemia del coronavirus.

“Nosotros acatando todo lo que nos han dicho sobre el Covid-19 mantenemos abierto el servicio de  emergencia  las 24 horas del día para atender las necesidades de salud de las personas. Los servicios de laboratorio e imagenología que abarca rayos x, placas, resonancias magnéticas, laboran durante el día”, expresa la religiosa. “Las consultas médicas   están suspendidas”, aclara.

Muchas personas del Táchira y de otros estados del país reconocen el profesionalismo del personal que allí labora. De lunes a viernes acuden decenas de pacientes en busca de respuestas a sus problemas de salud.  Claro se debe pagar por el servicio prestado, pero los montos son módicos, más económicos que en otros centros privados del estado.

Como en todos los centros de salud, trabajan por turnos. El objetivo es contar con personal médico, paramédico, administrativo y obrero necesario. Cada persona supera su problema de movilización para cumplir con el rol asignado. Sus espacios lucen totalmente limpios, desinfectados, debidamente ordenados.

Lo principal es la movilización.  Utilizan las rutas de Transtáchira que van y vienen entre los municipios Guásimos, Andrés Bello y San Cristóbal. Unos  de ellos son apoyados por los vecinos o  personas  que tienen carro, otros se movilizan en colas o deben caminar largos trayectos para llegar al trabajo y luego para regresar a sus hogares a descansar.

Agrega la religiosa que  este centro de salud en los últimos 17 días, en cuanto a la atención de personas enfermas,  “ha estado bastante tranquilo. Han  venido pacientes, pero no en cantidad  exagerada que nos genere alguna preocupación. Hay diferentes patologías, por problemas respiratorios, malestar estomacal, dolores de cabeza, pero nada alarmante. A Dios gracias se les ha atendido y todo ha salido bien”.

Además de las consultas médicas, este centro de salud suspendió las cirugías selectivas.

Una de las mayores dificultades que atraviesa su personal  es la falta de combustible para la movilización en sus vehículos propios.

Están claros de todas las limitaciones  existentes para poder comprar gasolina. En el mercado negro una pimpina de 20 litros supera los 120 mil pesos, unos  “De verdad que es muy difícil para el traslado del personal. Hemos implementado diferentes horarios de trabajo para poder canalizar que el personal llegue al centro de salud, pero para todos ha sido bastante dificultoso por lo de la gasolina”, declaró.

Esperan se considerados por las autoridades de la mesa de combustible y de la municipalidad de Cárdenas, reiterando que se trata de un centro de salud.

El hospital tienen planta eléctrica pero el conseguir gasoil es otro problema. Es necesario este combustible para seguir laborando  cuando  hay suspensión de la electricidad. “Es un problema,  pero buscamos vías para resolverlo”, dijo la religiosa en breves palabras.

Acatar las recomendaciones

La religiosa, quien cubre su boca y nariz con tapaboca blanco, que combina con el hábito que viste, reitera el llamado a todas las personas a acatar las recomendaciones de las autoridades sanitarias para evitar la propagación del coronavirus.

“Es muy importante, por el bien de nuestra población, mantenernos  en casa, porque si nos quedamos en  casa colaboramos a que el virus no se multiplique. Dar como buen ciudadano el  buen ejemplo de quedarse en casa es lo primordial y lo que recomendamos quienes estamos en labores de salud”, declara.

La oración para Dios

La hermana Cordero pide a todos orar y pedirle a Dios por superar pronto esta pandemia.

“Yo creo que quien tiene a Dios  le fortalece y más que todo en estos momentos  en que de verdad la  población está pasando por un momento muy difícil. Pero también teniendo esa confianza en Dios  todo se vuelve más fácil, porque si ponemos la confianza en Dios, él es quien lleva la barca  y  ninguna barca de hunde si él está allí guiando”, expresa.

 

 

 

- Advertisment -