InicioReportajes y EspecialesDe periodistas de La Nación a cronistas en Colombia

De periodistas de La Nación a cronistas en Colombia

863 views

Residenciados en Floridablanca, área metropolitana de Bucaramanga, Misael Salazar Flórez y Gerardo Castro Pérez, acaban deeditar un nuevo libro titulado: “Floridablanca, El Valle de la Mano del Negro, Dulces Crónicas”.

El libro recoge la historia florideñadesde la otrora época colonial, cuando dicha localidad se llamaba “El Valle de la Mano del Negro”, hasta la modernidad del hoy pujante municipio Dulce de Colombia.

Misael y Gerardo juntaron sus plumas para, de manera amena y distendida, regalarle a los florideños un libroque, en 18 entretenidas crónicas,cuenta la historiacomarcana.

“Floridablanca, El Valle de la Mano del Negro, Dulces Crónicas”, es el título de la obra literaria que acaba de salir de la imprenta y ya se halla disponible para el disfrute de todos, y en especial, de quienes habitan en el segundo municipio más poblado de Santander, el del Cañón del Chicamocha y las hormigas culonas.

 Formados en Diario La Nación

Fue en la década de los años ochenta, cuando Misael y Gerardo comenzaron a hacer parte del staff periodístico del Diario La Nación. Época brillantemente liderada por don Rafael y doña Gloria, con la dirección del Gocho Guerrero Pulido, en la jefatura de redacción el señor Luis Antonio Cáceres y al mando de la información Marcelino Valero.

Dice Gerardo Castro Pérez: “Debo confesar, con satisfacción y agradecimiento,que mi inspiración apasionada de escribiente de historias me nació en la sala de redacción de La Nación, cuando en calidad de periodista gráfico tuve la oportunidad diaria de alternar con ingeniosos moderadores de la palabra escrita, encabezados por Antonio Ruiz Sánchez, Chucho Romero Anselmi, Ramsés Díaz León, Nelson Augusto Buitrago, Edgar Suárez Fontiveros y Enis de Garmendia”.

Y agrega: “Debo reconocer también mi agradecimiento por el orientador apoyo al sentido semántico recibido de Víctor Matos, ZoiréFrontado, Humberto Rodríguez Guevara, Gustavo Carrillo, Santos José Ortiz, Armando Hernández, Frank Depablos, Days Martínez, Teresa Márquez Soto y Humberto Contreras”.

Por su parte, Misael Salazar Flórez, periodista egresado de la Universidad de los Andes, quien fungió en La Nación como reportero y también ocupó la responsabilidad de jefe de información, dice: “Diario La Nación fue mi primera y mi gran escuela. Compartí con todos los colegas nombrados por Gerardo. Con ellos y con un puñado de recién egresados periodistas que llegamos de la ULA, entre ellos la actual directora del periódico, Omaira Labrador, nos fuimos untando de periodismo y fuimos amando este maravilloso oficio que hoy alimenta nuestro espíritu”.

“En Diario La Nación –agrega Misael-, en su vibrante y emotiva Sala de Redacción, nacieron mis primeras crónicas. Allí entendí el valor sublime de la palabra. Allí aprendí a exprimir el lenguaje, para hacer del periodismo el instrumento al que he dedicado toda mi vida y el que alimenta mi alma de forma cotidiana”.

 Autores de otros libros

Castro Pérez, editor desde hace 27 años del periódico “Ciudad Florida”,también es autor del exitoso libro “Entrevista a un corrupto confeso”.Misael ha escrito varios textos, entre ellos “La Gran Prensa no tiene escrúpulos”,El Secuestro de Granda” y la “Historia de la Vuelta al Táchira en Bicicleta”.

También ha contribuido con otros textos escritos a varias manos, como el homenaje al general tachirense Rafael de Nogales Méndez, trabajo coordinado por el doctor Luis Hernández Contreras.

Total, el libro “Floridablanca, el Valle de la Mano del Negro, Dulces Crónicas”, de 140 páginas, tiene garantizado su éxito literario, pues nunca antes ningún autor local había plasmado su pensamiento referencial, sobre la historia del municipio, con tal sentido cronológico de analogía memorial. Lo que quiere decir, que los 300 mil habitantes de Floridablanca están ávidos de su lectura,y Misael y Gerardo quedan satisfechos por, “desde su esquina”, contribuir al fortalecimiento de la identidad florideña y el mejoramiento del sentido de pertenencia por la ciudad oteada desde el Cerro del Santísimo.

 

 

 

 

 

- Advertisment -
Encartado Publicitario