Reportajes y Especiales

El reto divino de servir

29 de diciembre de 2023

473 vistas

La providencia de Dios los lleva de la mano en el servicio de dar desde el amor cada sábado a personas que viven en las calles y a familias con muchas necesidades. Entre 100 y 130 platos de comida reparten Lule y Nacho en una travesía en San Cristóbal

 


María Teresa Amaya

“Somos como un velero, impulsados por el viento del amor de Dios”. Es la historia de Lule Becerra y Nacho López, un par de esposos que navegan por el mundo llevados de la mano del Señor.

Camino al reparto, van contando su misión, luego de preparar en su hogar, durante varias horas, el plato de comida para el compartir del sábado que corresponde al día seleccionado para dar. El vehículo que los acompaña es una moto, con un ruido muy particular “tipo roquera” y en la parrillera colocan una cesta verde donde llevan el alimento en dos ollas de presión para que se conserve caliente.

Salen de su hogar cerca de Barrio Obrero, casi a las 2:00 de la tarde para esta entrega especial que como servidores católicos hacen desde hace tres años.

Aunque comenzaron en el camino de Dios en el año 2005, con la fe como protagonista de sus vidas, hoy reconocen que el Señor les capacita y el Todopoderoso los colocó en este reto que asumen, con la mano amiga de otros colaboradores desde el 2020, quienes les dan algún aporte de alimentos para apoyar a su fundación Corazón Unidos.

Cada sábado, estos esposos tachirenses con 34 años de casados, se las ingenian de acuerdo con lo que tengan para preparar un menú diferente, sopa o seco, y repartirlo en diversas rutas por la ciudad de San Cristóbal.

Destinos

 

Su acción social se inicia algunas veces en la plaza María del Carmen Ramírez -conocida como la plaza Los Mangos- en Barrio Obrero. Las personas que piden en las calles, al escuchar el ruido de la moto se acercan, los saludan con expresiones de alegría y con el pote de plástico en las manos para recibir su alimento.

Los esposos se sientan en uno de los muros de la plaza, por la calle que baja hacia el centro de la ciudad. Muchos al verlos exclaman: “¡Llegó la doctora!”, porque Lule es abogada.

Lule los saluda. Se acerca a ellos y la jornada inicia con la lectura del evangelio del día domingo, porque es la que rige para toda la semana. Ella la lee desde su teléfono celular. Luego les da una breve explicación a la que muchos de ellos se han ido adaptando y participan. Hombres y mujeres hacen preguntas y no falta aquel que interrumpe saliéndose del tema, pero vuelven a su cauce, con las palabras de reflexión de Lule y el llamado a que Dios nunca los deja solos y que “se puede mejorar, si queremos cambiar nuestras vidas”.

Desde la misma cesta verde del vehículo transportador, comienza el reparto de la comida. Uno a uno se va acercando y reciben el plato de alimentos, esta vez una sopa de verduras a la que nunca le faltan las proteínas. Nacho, quien también tiene el oficio de comerciante, interviene diciendo: “Siempre procuramos hacer lo que nosotros comemos y a veces llevamos potes, sobre todo cuando se trata del seco”.

Luego de acompañarles, escucharlos y compartir sus vivencias, se despiden con frases como “Dios es amor, da oportunidades y abre los caminos para el bien”.

Depende de la hora y la cantidad de alimentos que hayan recogido, regresan a su casa y en la misma tarde van al barrio Alianza, al otro lado de la ciudad, pero antes vuelven a su casa a cargar las ollas con más comida. Calculan por día de jornada unos 130 platos servidos cuando es sopa, y cuando es seco, son entre 100 y 115 platos.

En el barrio Alianza siempre los esperan las sonrisas y la alegría de niños y jóvenes al escucharlos llegar. Se concentran los esposos en una zona especial del sector y visitan las familias con bastante necesidad, a quienes llevan amor y en cada ocasión el mensaje evangelizador de una parte de la biblia.

La humildad de María y José, padres del niño Jesús, se hace presente en cada visita de Lule y Nacho. Están seguros que Dios los envía cada sábado para llevar ese bocado que con amor reciben los habitantes.

El abrazo y una palabra de agradecimiento es el alimento más preciado que llega a este matrimonio tachirense, en nombre también de quienes respaldan su fundación Corazones Unidos para continuar con esta labor de dar a los más vulnerables.

De estas continuas visitas han salido otro tipo de servicios que se atienden a través de la Fundación desde el Hospital Central de San Cristóbal en la Defensoría Hospitalaria de Niños, Niñas y Adolescentes, casos que se reciben y se les busca solución de acuerdo a la necesidad de la familia o la persona.

No están solos

“La vida cambia porque uno empieza a ver el amor, porque es el amor en cada persona que se te acerca”, comenta Lule, mientras menciona otros recorridos que ha hecho junto a su esposo en la moto y algunas veces a pie, porque su vehículo de transporte se ha dañado en ocasiones.

En este ir y venir, han estado acompañados de otros amigos, algunas veces van con ellos y otra gente comprometida, como los integrantes del Consejo Comunal del sector Tamá-Pirineos, quienes con caridad se mantienen aportando alimentos y ropa para que ellos multipliquen esta labor.

Están seguros de que toda la obra es hecha por Dios, él es jefe y ellos asumen el reto divino de servir. Su travesía les ha cambiado su diario vivir, la relación con sus tres amados hijos que hoy día viven fuera de Venezuela los ha unido como familia, los ha hecho más sensibles y con fortaleza ante las pruebas de la vida y manifiestan que para dar cada paso o tomar una decisión, lo primero que hacen es orar a Dios y la Santísima Virgen antes de actuar.

Esta travesía ha sido de enseñanza tras enseñanza, de adaptarse al prójimo, de darse como ser humano y ver en cada persona a Dios mismo, quien se les presenta en cada lugar visitado para llevar este abrigo de sabores a las personas que encuentran en las calles.

Otros recorridos de los sábados durante estos años han sido por las avenidas 19 de Abril, Carabobo, García de Hevia –Quinta avenida-, Isaías Medina Angarita –Séptima avenida-, Terminal de Pasajeros, barrio Juan Maldonado y finalizan en el Hospital Central, siempre con ese mensaje espiritual que acompaña cada comida.

Agradecen como fieles católicos el aprendizaje que a través de la Iglesia, sacerdotes y algunos grupos de apostolado que los han nutrido y a esto se debe este impulso de Dios que hoy viven como pareja recibieron enseñanzas del padre Teófilo Rodríguez, sacerdote panameño, en la Fraternidad de la Divina Misericordia de los sagrados corazones de Jesús y de María, participaron en la Fundación Pan de Vida del padre Iván Jaimes (año 2019-2020); con el padre Roberto Arellano (+) en la Renovación Carismática y otros servicios en ancianatos.

“Dios nos abrió los caminos, nos dio posibilidades para irnos moldeando y cada vez más vamos aprendiendo en el camino del Señor que no es fácil, pero todo lo dejamos en sus manos”. Comentan juntos Lule Becerra y Nacho López que hoy se acompañan con el Ministerio de Música sirviendo con el canto y su guitarra en varias iglesias de San Cristóbal y todo lo que se presente con amor.

Esperan nutrir su Fundación Corazones Unidos con más aportes de personas sensibles que ofrezcan lo que puedan para seguir con la misión a la que han sido llamados y los hace felices, continúan con sus trabajos personales, buscan siempre dar testimonio en familia y como esposos se abandonan en todo momento a la providencia de Dios.

¡Quieres recibir el periódico en la puerta de tu negocio!

1 Mes

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 5% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post 1 historia

Mensual
54.000 Cop

Pago único

Suscribirse

3 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 10% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
51.300 Cop

Pago único

Suscribirse

6 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 20% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    2 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
48.600 Cop

Pago único

Suscribirse