Reportajes y Especiales

La bondad y el servicio se visten de azul

26 de diciembre de 2023

774 vistas

“Acción Voluntaria de Hospitales en San Cristóbal tiene 45 años de creada en Táchira, pero a nivel nacional son 54 años. Nuestro campo de acción es trabajar en 84 hospitales del país”

Humberto Contreras

 

Vivir para servir desinteresadamente a los demás? ¿Aportar esfuerzo personal para aliviar la situación de otro, sin esperar nada a cambio? Ese es el vital accionar de una persona que disfruta el Voluntariado de Hospitales. Si todos fuésemos voluntarios, el mundo sería mejor, según expresó el Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas el pasado 5 de diciembre, cuando se conmemoró el Día Internacional de los Voluntarios.

En San Cristóbal, existe una institución especial que practica el Voluntariado en toda su dimensión. Las vemos normalmente en el Hospital Central, y las conocemos como las Damas de Azul, y más espiritualmente como los Ángeles Azules. En su gran mayoría son mujeres, pero también hay hombres que se integran a Acción Voluntaria de Hospitales, AVH-Filial San Cristóbal, que así se llama.

Para esta edición aniversario del Diario La Nación, dedicada especialmente como un homenaje a los tachirenses de bien, a quienes se dedican a ayudar a otros, sin nada a cambio, las Damas Voluntarias, sin lugar a dudas no podían faltar. Para conocer su quehacer, su esfuerzo de cada día, conversamos con la doctora Patricia Ballesteros Omaña, presidenta de Acción Voluntaria de Hospitales filial San Cristóbal.

—En julio de este año, retomamos la presidencia de AVH filial San Cristóbal, institución que tiene 45 años de creada aquí en Táchira, pero a nivel nacional son 54 años. Nuestro campo de acción es los hospitales públicos -estamos en 84 hospitales del país-, lo que no nos impide también ciertas labores fuera de ellos, como en los asilos, donde se necesite nuestra actividad.

— ¿Por qué les llaman los Ángeles Azules?

— Nos llaman los Ángeles Azules porque nuestros voluntarios usan un traje azul. Y es la única organización, óigase bien, a nivel mundial, que utiliza uniforme y que va reconociendo la labor y las horas de trabajo de cada voluntario. Decimos que es la única, porque estamos instituidos a través de un reglamento, con una serie de resoluciones que hay que cumplir. En nuestro uniforme portamos un distintivo, o insignia, que consiste en un círculo dentro del cual hay una Cruz en amarillo. Eso identifica a los voluntarios de la institución

— ¿Qué es lo que hacen, formalmente?

— Nuestro servicio es acudir a la cama del enfermo, acudir a aquella persona que entra desorientada a un hospital y llevarla hasta donde va a recibir atención médica o paramédica. Es importante que se entienda, que nuestra labor no es pedir cosas o bienes materiales, no. Nuestra labor es orientar, asistir, a una persona que necesite ayuda. Los quiero llevar a una cama en un hospital para que observen parte de nuestras tareas.

 

 

En la cama de un hospital

—Es difícil mirar desde esa cama a las personas que nos rodean. Quien está enfermo, quien padece una condición, tiene temores, y tiene angustia de preguntarle al médico qué tengo; a la enfermera, ¿me va a doler?, o cuando está solo, como hoy en día, en que muchas personas quedaron solas por el tema de las familias que han sido separadas.

Narra que en ese dolor, en esa angustia, y sobre todo, en esta tristeza de sentirse abandonado frente a la enfermedad, allí interviene el voluntario.

—El voluntario llega a su cama, le sonríe, le pregunta, le ayuda, lo orienta, y allí se convierte en ese confesor emocional que todos necesitamos en momentos como ese.

La medicina del cuerpo es importante, agrega. Claro, pero la medicina del alma, de la mente, esa que hoy en día está de moda cuando te dicen “pero concéntrate, anímate, ordena a tu cuerpo que sane…” Bueno, a veces es muy difícil sobrellevarlo solo y allí es donde el Voluntario, sin imponer creencias religiosas o políticas, porque nuestra labor es de calidad, es bondad en acción. Solamente le dice, aquí estoy. ¿Necesitas a alguien? ¿Estás solo? ¿Cómo te puedo ayudar?

—Entonces nos convertimos en un enlace entre ese enfermo y los médicos, entre ese enfermo y los enfermeros, las enfermeras. Porque, ¿sabes que es difícil? decir ¿qué tengo, por qué me siento tan mal? A veces el temor en los hospitales es que imaginas que si te quejas, te van a tratar mal, lo que no ocurrirá, con seguridad, porque, debo decir, nuestros médicos, nuestras enfermeras, hacen una labor titánica para que ese enfermo tenga todo lo que necesite.

Proyecto Voluntario

—Este 5 de diciembre se celebró el Día Internacional del Voluntario. Y eso, precisamente, nos ha permitido convocar a aquellos que hacen labores similares aquí en la ciudad, para compartir nuestras impresiones y para finalmente decir que la bondad también tenemos que gerenciarla, y que tenemos que buscar cómo comunicarnos y en qué ayudar. Debemos multiplicar la ayuda— dijo la entrevistada.

Por eso, entre otras cosas, a partir de julio de este año, comenzó para Táchira, específicamente para San Cristóbal, lo que han llamado Proyecto Voluntario.

— ¿En qué consiste este proyecto?

— No solo consiste en comunicarnos con otras ONG u otras instituciones, organismos públicos y privados, sino también convocar a los sancristobalenses a que se inscriban en Acción Voluntaria de Hospitales. Yo quisiera invitar a las autoridades a conocernos, para que sepan qué estamos haciendo. Nosotros antes teníamos presencia en el hospital del Seguro Social, un grupo del voluntariado, y pensamos reabrirlo para llegar también como lo hacíamos antes. Queremos, sencillamente, volver.

Por lo tanto la convocatoria es a todas las autoridades, que nos permitan darnos a conocer. Estamos en el cuarto piso del Hospital Central, y allí siempre estaremos abiertos para todos quienes quieran venir a conocernos.

— ¿Una propuesta? Quiero que me den la oportunidad de reunirme con los profesores, quiero ir a las universidades y hablar con los profesores jubilados, decirles que hay labores para hacer, pues se necesita gente que les lea a los pacientes, que les hable a los pacientes de que hay algo más allá de la enfermedad y de los muros de los hospitales, y eso es importante. Eso es labor de pedagogos.

¡Quieres recibir el periódico en la puerta de tu negocio!

1 Mes

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 5% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post 1 historia

Mensual
54.000 Cop

Pago único

Suscribirse

3 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 10% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    1 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
51.300 Cop

Pago único

Suscribirse

6 meses

  • 3 Ejemplares semanales
  • Entrega gratis (Delivery)
  • Aviso impreso 2×5
  • Descuento del 20% en publicidad Digital
  • Osequio de Instagram
    2 Post + 1 historia
  • Descuento del 5%

Mensual
48.600 Cop

Pago único

Suscribirse