miércoles 12 agosto, 2020
Inicio Salud Hay alarma en gremio de enfermería por falta de implementos de bioseguridad

Hay alarma en gremio de enfermería por falta de implementos de bioseguridad

140 views

«Tenemos que extremar las medidas porque de lo contrario estaríamos siendo copartícipe de una violación a los derechos humanos», Ana Rosario Contreras, Presidenta del Colegio de Enfermeros del Distrito Capital


La preocupación y alarma que hay en el Colegio de Enfermeras del Distrito Capital, se desprende de la falta y casi nula dotación de equipos de bioseguridad para el personal de salud en el país, justo cuando se ha elevado la curva de contagio del nuevo coronavirus en Venezuela y que actualmente se acerca a los 10.000 casos positivos.

La anterior exposición la hizo Ana Rosario Contreras, presidenta de esa institución, al ser consultada por la situación actual del gremio enfermero en cuanto a la dotación de implementos de protección que han recibido por parte de la administración de Nicolás Maduro.

Nos genera mucha alarma observar el aumento de la curva de contagio. Tenemos profesionales de la salud que están presentando síntomas de coronavirus y algunos se han enfermado”, expresó Contreras con angustia e impotencia, al lamentar los casos de contagio y deceso por COVID-19 del personal de salud en el estado Zulia.

Esta trabajadora de la salud y defensora de los derechos humanos de ese gremio sabe con claridad que están enfrentando un virus altamente contagioso en condiciones de riesgo, que expone directamente sus vidas y las de sus familiares, pues fue incisiva al mencionar que no tienen dotación de tapabocas N95, batas, lentes de protección, guantes, y demás implementos vitales para preservar la vida del personal de salud “que es la garantía principal que debe darnos el Estado venezolano”.

Siguen firmes en el compromiso con sus pacientes

Pese a lo ya expuesto, Contreras afirma que no van a abandonar los hospitales dado que están comprometidos con la salud de sus pacientes y exige que en esa misma medida se manifieste el compromiso por parte de los directores de hospitales y Ministerio de Salud, de otorgarles la protección debida para ellos poder hacer frente en primera línea a la COVID-19 en el país.

¿Dónde están las toneladas de ayuda humanitaria e insumos médicos?

“No es posible que vemos cómo voceros de maduro anuncian el ingreso de toneladas de ayuda humanitaria y la Cruz Roja Venezolana ha hablado de esa ayuda y que hoy en los hospitales no se nos de la mascarilla N95 porque no hay cuando el ministro de Maduro, Carlos Alvarado, estableció que el personal de salud para atender casos sospechosos o confirmados debían ser dotados, cosa que no ha sucedido en la mayoría de nuestros hospitales”, cuestiono Contreras.

La titular del colegio de enfermería consideró impensable que médicos y enfermeras reutilicen una mascarilla descartable que funciona solo por seis horas y que estén obligados a extremar las medidas de cuidado por sus propios medios.

ESTE ES UN MOMENTO DE IR A LOS HOSPITALES. LA NECESIDAD Y CIRCUNSTANCIAS EXIGEN QUE MÁS ALLÁ DE PELEAR POR NUESTROS DERECHOS, PONGAMOS EN PRIMERA LÍNEA LA VIDA, PERO TAMBIÉN NECESITAMOS PROTEGERNOS”.

Ana Rosario Contreras, Presidenta del Colegio de Enfermeras del Distrito Capital

Con dificultad llegan a los hospitales

Ana Contreras recordó que a los enfermeros les cuesta mucho llegar a los centros de salud por la falta de transporte y dinero para pagar el pasaje; por esa situación clamó consideración por parte de quienes tienen el poder de proveer lo necesario para trabajar, pues argumentó que los centros para atención de COVID-19 fueron dotados hace cuatro meses cuando se detectaron los primeros casos en el país, pero desde entonces no han recibido ni siquiera mascarillas los “hospitales COVID”, y menos los que no están asignados para atender esos casos.

Bioseguridad a conveniencia

Uno de los más severos cuestionamientos que hizo Contreras fue que “aparezcan” implementos de bioseguridad, insumos y hasta bolsas de comida en los hospitales cuando llega un paciente que pertenece a determinados estamentos del Estado.

Pareciera que en Venezuela tenemos ciudadanos de primera y de segunda. Y aquí tenemos derecho a la igualdad. Si aquí una persona de alto rango es ingresado a un hospital y hay comida y protección, creo que ese mismo trato merece todo venezolano”, recalcó la trabajadora de la salud.

NOS OBLIGAN A TRABAJAR CON LAS UÑAS, PERO CUANDO LLEGAN CIERTOS PERSONEROS CON RANGO Y CIERTAS PRERROGATIVAS EN EL PAÍS, APARECEN MILES DE INSUMOS.

Ana Rosario Contreras, President del Colegio de Enfermeros del Distrito Capital

Finalizó la licenciada reflexionando sobre el hecho de que los trabajadores de la salud saben que pueden rehusarse a prestar un servicio si su propia vida está en riesgo, y que ello no puede considerarse como abandono de cargo; sin embargo asegura que no están pensado en abandonar sus puestos, mucho menos en este momento de emergencia sanitaria.

No obstante reiteró la exigencia de que el Estado les garantice la protección debida, por cuanto ellos pueden ser propagadores del virus si llegan a contagiarse.

El Impulso

- Advertisment -