La alimentación sana puede calmar el dolor menstrual

313
Imagen de referencia.

El catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Murcia (España), Gaspar Ros Berruezo, recomendó una lista de alimentos para ayudar a disminuir los dolores de la menstruación.

Las legumbres, frutos secos o los aguacates son fuente de vitamina B6, la encargada de fabricar serotonina (la llamada hormona de la felicidad), que puede ayudar a la mujer a paliar los dolores causados por la menstruación. Además, aseveró que las carnes rojas, huevos y pescados aportan hierro, lo que permitirá mantener los niveles adecuados de este mineral (60 a 170 mcg/dL) y evitar una posible anemia si la menstruación es abundante, reseñó El Universal.
“La actuación de los estrógenos y la progesterona marcarán los cambios hormonales que experimente la mujer. De ellos dependerán tanto el ciclo menstrual y el embarazo como la menopausia”, explicó el experto.
Gaspar argumentó que estos cambios pueden generar alteraciones que se manifiestan en una sintomatología diferente en cada etapa fisiológica y durante la menstruación, entre el 25% y 60% de las mujeres pueden sufrir dolores abdominales o dismenorrea y un 10% anemia por déficit de hierro.
Con respecto al embarazo, dijo que este es un proceso natural en la vida de la mujer. En en ocasiones esta etapa puede dar lugar también a sintomatología, como por ejemplo cansancio, varices, hinchazón o hemorroides.
“Dependiendo de las analíticas, podremos variar el menú tanto para conseguir un buen estado de salud de la madre, como para ayudar al crecimiento del feto. Para obtener vitaminas A y C, potasio y fibra es recomendable ingerir verduras y frutas. Las carnes, pescados, huevos y frutos secos aportan proteínas, hierro y vitaminas del grupo B. Los lácteos ofrecen un aporte extra de calcio y fósforo; mientras que el pan, los cereales y el arroz serán fuente de hidratos de carbono”, acotó.
A esto se suma, la recomendación de aumentar el aporte de alimentos de origen vegetal debido a su contenido en fitoestrógenos, que ayudarán a controlar los síntomas.