miércoles 20 octubre, 2021
InicioSaludVPH en Venezuela, un problema de salud pública con vacunas pero sin...

VPH en Venezuela, un problema de salud pública con vacunas pero sin atención

371 views

Aunque comúnmente se habla de que el VPH es responsable de gran parte de los casos de cáncer de cuello uterino y que afecta en mayor escala a la mujer, el hombre no está exento de los problemas que vienen con esta enfermedad que, aunque es benigna, puede desencadenar otras patologías de mayor gravedad


En Venezuela el cáncer se ubica como la segunda causa de muerte por enfermedad. En el 2019 se diagnosticaron 64.088 nuevos casos de cáncer a nivel nacional y 28.304 personas fallecieron por complicaciones de esta enfermedad.

Según la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV) para el 2019, el cáncer de mama ocupó el primer lugar por mortalidad en las mujeres, seguido del cáncer de cuello uterino.

Cáncer en Venezuela - 2019

El 99 % de casos de cáncer de cuello uterino tienen relación con la existencia del virus del papiloma humano (VPH) en la paciente, esto de acuerdo a los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el 2006 se aprobó la primera vacuna contra el VPH en el mundo, y desde el 2015 el Instituto Nacional de Higiene (INH) dio luz verde para dar inicio al uso de este fármaco.

Sin embargo, seis años más tarde la vacuna contra el VPH en Venezuela sigue siendo totalmente limitada y su alcance tan desconocido como lejano.

Datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) revelan que para el 2021 ya 44 países de América Latina y el Caribe habían incluido en su Programa Ampliado de Inmunización (PAI) la vacuna contra el VPH, pero Venezuela junto a Cuba y Nicaragua, no figuraban en la lista.

OPS - Vacunas contra el VPH

Alejandro Crespo presidente de la Sociedad Venezolana Pediatría y Puericultura filial Aragua, aseguró que «el Estado venezolano ha demostrado, por lo menos en los últimos siete años, que vacunar a la población pediátrica no es su prioridad, y una de las muestras es que la vacuna para el VPH no está incluida en el PAI».

Las vacunas para el VPH en Venezuela están disponibles solo para aquellos que las puedan pagar, y es que solo los consultorios privados las ofrecen y su demanda es muy baja.

En el 2015, el presidente Nicolás Maduro, aprobó la adquisición de la vacuna contra el VPH como una forma de prevención en niñas desde los nueve años. En ese entonces, el Ministerio de Salud anunció la inclusión de esta vacuna en un esquema de inmunización contra el cáncer de cuello uterino y aseguraron que tendría una distribución gratuita.

Durante este anuncio, el médico Humberto Acosta, quien para el momento formaba parte de la Sociedad de Ginecología de Venezuela, aclaró que serían adquiridas seis millones de vacunas para garantizar así las dos dosis.

Este supuesto esquema de inmunización comenzaría en los colegios a nivel nacional, aplicándola únicamente a niñas y adolescentes de entre 9 y 14 años. Sin embargo, como muchas otras cosas esto quedó solo en promesas incumplidas.

Niñas deberían ser la prioridad

El médico pediatra Alejandro Crespo aclaró que es recomendable que la vacuna para el VPH se aplique a las niñas a partir de los nueve años.

«Se recomienda comenzar temprano la vacunación porque en nuestro continente, sobre todo en América Latina y el Caribe, las niñas y adolescentes empiezan a desarrollar caracteres sexuales antes de lo que sucede en la mayoría de países de Europa o Australia».

Además, explicó que en nuestra población el riesgo de contraer VPH a través de actividades sexuales empieza a muy temprana edad.

«Entre los nueve y 11 años se debe comenzar la vacunación rutinaria en las niñas y a los varones también se les recomienda antes de los 14«, señaló.

El presidente de la SVPP, filial Aragua, detalló que la vacuna contra el VPH es importante porque no solo previene esta enfermedad sino que también evita otro tipo de enfermedades genitales que causan diversas verrugas.

Esta vacuna es de edad pediátrica, «porque los adolescentes siguen siendo pacientes de pediatría, pero también los ginecólogos deben estar al tanto porque son quienes sufren las consecuencias de no haber vacunado a temprana edad».

Para Crespo, el VPH es un problema de salud pública que podría eliminarse, y evitarse así más de mil muertes cada año y miles de casos de cáncer de cuello uterino que se diagnostican anualmente, esto a través de una herramienta de prevención que definitivamente es efectiva y es segura, como lo es la vacunación.

«Como siempre las vacunas terminan siendo en costos más efectivas, o sea, que por cada dólar que invierte le regresa más beneficios que invertirlos en tratamiento para combatir enfermedades», dijo.

Datos de la OPS revelan que la vacuna del VPH provee inmunidad y es una herramienta importante para la prevención de cáncer. La respuesta serológica después de la vacunación contra el VPH es mucho más fuerte que la respuesta después de la infección natural, lo que proporciona a las personas una fuerte protección inmunológica.

Es por ello que, aunque la vacuna está recomendada antes de iniciar la actividad sexual, las personas igual pueden recurrir a ella después de haber superado la adolescencia.

«Las personas adultas pueden y deben vacunarse contra el VPH, porque quien superó los 15 años igual tiene el riesgo y antes igual no existía la vacuna. Depende del riesgo a las mujeres hasta los 40 o 45 años se les recomienda la vacunación» refirió Crespo.

¿Cuál vacuna está aprobada en Venezuela?

El esquema de vacunas contra el VPH aprobado en Venezuela es de dos dosis, con diferencia de seis meses entre la primera y la segunda, siendo uno de los métodos más usados a nivel mundial, aunque existen países en los que se recomienda el uso de tres dosis.

En el mundo se estima que el 25% de la población tiene menos de 18 años, en Venezuela se estima aproximadamente que es el 33% de la población, lo que evidencia que un tercio de la población son niños y adolescentes. Si se necesitan dos dosis, y se busca vacunar a todos, el país necesitaría alrededor de 18 millones de dosis.

Estas vacunas son efectivas en más del 90 %.

OMS y su objetivo 2030

En agosto del 2020 la Asamblea Mundial de la Salud aprobó la Estrategia para la Eliminación del Cáncer Cervicouterino como problema de salud pública.

A través de esta Estrategia la OMS, aseguró que, «se habrá eliminado el cáncer cervicouterino como problema de salud pública cuando todos los países alcanzan una tasa de incidencia de menos de cuatro casos por cada 100.000 mujeres. Esto debería suceder durante la vida de las jóvenes de hoy».

La Estrategia Global tiene tres pilares principales: prevenir, detectar y tratar, que capturan un enfoque integral que incluye la prevención, la detección efectiva y el tratamiento de las lesiones precancerosas, el diagnóstico temprano del cáncer y los programas para el manejo del cáncer invasivo.

Para lograr los objetivos propuestos en esta estrategia de cara al 2030 todos los países de la región deben:

  • Tener una cobertura del 90% de la vacunación contra el VPH en niñas a los 15 años.
  • 70% de cobertura de detección (el 70% de las mujeres se someten a pruebas de alto rendimiento a las edades de 35 y 45 años).
  • 90% de tratamiento de lesiones precancerosas y manejo del 90% de los casos de cáncer invasivo.

Riesgos por VPH no escapan de los hombres

Aunque comúnmente se habla de que el VPH es responsable de gran parte de los casos de cáncer de cuello uterino y que afecta en mayor escala a la mujer, el hombre no está exento de los problemas que vienen con esta enfermedad que, aunque es benigna, puede desencadenar otras patologías de mayor gravedad.

El VPH es una enfermedad de transmisión sexual, una de las más comunes según la OMS. Cada día más de un millón de personas contraen una enfermedad de transmisión sexual y el VPH es una de las más abundantes, afectando hasta un 85% de la población sexualmente activa.

En Venezuela los casos de VPH han aumentado en los últimos datos, esto de acuerdo a los registros de la médico coloproctóloga María Eugenia Oropeza, quien alertó que todos los pacientes con VPH, sin importar el sexo, corren el riesgo de desarrollar cáncer de laringe, pene, pulmón y ano, que son los que realmente tienen mayor prevalencia.

«Se ha visto que ha aumentado la cantidad de pacientes y mujeres jóvenes que presentan cáncer de cuello uterino por VPH, es lamentable ver mujeres de entre 20 y 30 años con un cáncer cervicouterino. En el caso de cáncer de ano, está asociado en un 85% y 97% al VPH», dijo.

Oropeza, quien labora en la Unidad de Coloproctología del Hospital Universitario de Caracas, lamentó que en Venezuela no existan registros actuales sobre los casos de VPH; además, advirtió la existencia de un subregistro en aquellos datos que se pudiesen tener, esto productor de la poca información que se da sobre el tema, el estigma sobre las personas con esta enfermedad y el desconocimiento de especialistas que tratan estas afecciones.

A su juicio, es necesario que se retome o se les dé más fuerzas a las medidas para prevenir este tipo de contagios. Recordó que el VPH es una enfermedad de transmisión sexual y solo están a salvo de contraer aquellos que no poseen una vida sexual activa.

Tal Cual

- Advertisment -