Aún hay mucha basura en sectores de la ciudad

928
La acumulación de desechos aumentó en varios puntos estratégicos de San Cristóbal. (Foto/Tulia Buriticá)
La acumulación de desechos aumentó en varios puntos estratégicos de San Cristóbal. (Foto/Tulia Buriticá)

La acumulación de desechos volvió a ser el rostro de San Cristóbal. Los residuos resaltaban este lunes en distintos puntos del municipio capital que no termina de verse limpio.

En el centro la basura estaba por montones  en las avenidas García de Hevia e Isaías Medina Angararita –Quinta y Séptima-. Mucha gente debía esquivar los montones de basura, a pesar que ahora tanto el comercio como los vendedores informales no trabajan hasta tarde.

En los puntos donde ya es común encontrar desperdicios había más desechos que de costumbre. Igual estaban los espacios entre la calzada y la acera, hecho que de alguna manera indica que aumentó más la basura.

Un punto del centro de la ciudad donde la basura aumenta más el ambiente de abandono se puede observar en esa obra limpia, construida en la segunda gestión de William Méndez, donde la basura por la parte posterior es su principal adorno, ambiente  además de solo, sucio, trasmite inseguridad para todos los que a diario transitan por esta vía la mayoría obligados por la falta de transporte público.

Uno de los sectores más afectados por la acumulación de desechos es La Concordia, donde incluso aumentaron los lugares donde la gente deja botada la basura por no soportarla más en su residencia.

Hay lugares cercarnos a  la plaza Miranda, donde cantidad de desperdicios era importante. Una vecina de la plaza, comentó, que mucha gente se ha acostumbrado a venir al sector y de manera disimuladas lanzan las bolsas en determinados lugares, situación que debe corregir la Alcaldía, pues ya se ha hecho costumbre que San Cristóbal esté cubierta de basura, situación que trae serios problemas de salubridad,.

“Deben estar pendientes de recoger los desperdicios, sobre todo en  los lugares aledaños a las escuelas, donde hay niños de todas las edades que precisamente por esos focos de contaminación están poniendo en riesgo su salud.

Nancy Porras