Inicio Sucesos Cicpc insiste en alertar a la ciudadanía sobre peligros de negociaciones a...

Cicpc insiste en alertar a la ciudadanía sobre peligros de negociaciones a través de internet

4.146 views

Al menos tres averiguaciones por homicidio de personas que acudieron a comprar carros, ofrecidos a través de las redes sociales, mantienen abiertas funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalistas del estado Táchira, que de igual manera han sostenido enfrentamiento armado con delincuentes dedicados a estos menesteres y que a través de la internet se encargan de buscar víctimas entre personas que imprudentemente, en el afán de obtener un carro barato, terminan exponiendo su seguridad y hasta su propia vida.

El pasado fin de semana se convirtió en viral un video de una pareja de jóvenes comerciantes que fue secuestrada y torturada en los Valles del Tuy, estado Miranda, cuando acudieron a ver un carro que, “a precio de ganga”, era ofrecido por internet y terminaron en poder de los supuestos vendedores, junto a un funcionario policial amigo, a quien buscaron para que los ayudara prestándoles seguridad y de quien se desconoce su paradero.

El comisario general Douglas Rico, director nacional del Cicpc, insiste en las medidas de precaución para negociar a través de la internet

Esta situación coincide con un dramático llamado que hace el director nacional del Cicpc, comisario general Douglas Rico, para que las personas se abstengan de hacer este tipo de negociación, y con las recomendaciones que en tal sentido ha realizado el director del Cicpc Táchira, comisario general Wilmer Uribe Guerrero, para que todo tipo de oferta a través de la internet sea vista con cautela, desconfianza y precaución.

Advertencia de Douglas Rico

El director nacional del Cicpc, Douglas Rico, hizo un nuevo llamado a aquellas personas que, atraídas por la propaganda a través de las redes sociales, vayan a comprar un vehículo, para que tengan mucho cuidado, enfatizando en que en reiteradas oportunidades se ha ocupado del asunto, advirtiendo a las personas y haciendo recomendaciones, pero a pesar de ello siguen ocurriendo eventos de esta naturaleza donde las personas pierden la vida.

Dijo que el modus operandi consiste en ofrecer vehículos a través de las redes y páginas web. Usted ve una oferta apetecible, se siente atraído y acude al sitio de observación del vehículo. “En realidad lo llevan a donde le van a despojar del dinero que usted tiene para adquirir el carro, y eso es lo mejor que le puede ocurrir, que pierda solo el dinero, pues han ocurrido casos donde las personas pierden la vida”, acotó luego.

—Nosotros estamos trabajando, seguimos laborando para neutralizar a las organizaciones criminales que utilizan este modus operandi, pero usted también nos tiene que ayudar – aclara el comisario Rico-. Cuando sepa de una situación como esta, pídale a la gente que acuda al Cicpc más cercano o a la policía de mayor confianza, para que allí revisen el vehículo y haga la transacción, ya que es garantía de seguridad. Lo que queremos es que no haya más víctimas por esta situación -aclaró luego-.

"

Finalmente expresó: “Nosotros nunca vamos a acabar con el delito, pero podremos controlarlo con las acciones que hacen el Estado, el gobierno, con los organismos de seguridad ciudadana y la Fuerza Armada, y está también de su parte apoyarnos para evitar más víctimas”.

Varias investigaciones

El Cicpc Táchira, bajo la dirección del comisario general Wílmer Uribe Guerrero, ha desarrollado acciones para contrarrestar este tipo de delito y trascendió que en la delegación municipal San Cristóbal se encuentran en curso al menos tres averiguaciones sobre casos de homicidio de personas que han acudido a comprar vehículos ofrecidos a través de las redes sociales.

Entre estos hechos se encuentra la muerte de un exguardia nacional y comerciante, quien acudió al sector de Veracruz, municipio Córdoba, con la finalidad de ver un camión que a buen precio estaban ofreciendo a través de las redes sociales. En el lugar era esperado por una mujer y dos hombres, que le dispararon para despojarlo del dinero en moneda extranjera que llevaba para realizar la transacción.

Así mismo, en al menos dos oportunidades, detectives del  Cicpc Táchira se han enfrentado con delincuentes que utilizan las redes sociales para la venta de automotores, dando de baja a varios de ellos. Uno de estos hechos ocurrió en las inmediaciones del Hospital Fundahosta de Táriba, y el otro en la denominada trocha de Barrancas, donde los delincuentes habían citado a personas interesadas en adquirir carros a través de las redes sociales.

Desconfianza y precaución

El director del Cicpc Táchira, Wílmer Uribe Guerrero, siguiendo las instrucciones emitidas por el director nacional Douglas Rico, ha explicado sobre las precauciones que se deben mantener al  intentar hacer una negociación a través de las redes sociales, no solo de vehículos, sino en general de bienes y servicios, sobre todo si se trata de ofertas u ofrecimientos halagüeños y beneficios, que se deben mirar con recelo y desconfianza, y dar pasos con extrema cautela y precaución.

Un precio inferior al real debe activar las alarmas, adquirir un vehículo, por muy económico y atractivo que resulte el precio, se puede convertir en una operación de alto riesgo y compromiso de vida, porque en realidad siempre existe la duda sobre qué hay realmente detrás de esa oferta. Indudablemente, hay comerciantes honestos, personas honradas que utilizan este medio para negociar, pero también existen los delincuentes, que tienen allí un terreno apropiado para sus operaciones delictivas.

Se debe analizar el sitio de reunión y la confiabilidad que este pueda generar. Es preferible un centro comercial o lugar de alta afluencia de personas y cámaras de seguridad. En todo caso, corresponde a la misma persona adoptar medidas de precaución, porque podría estar en peligro su propia vida. Acudir a las autoridades policiales en busca de asesoría y protección, tanto de su integridad física como de su dinero. No se debe acudir a ciegas a un lugar para ver o comprar un carro, se debe hacer con el asesoramiento  y recomendaciones de los organismos de seguridad, se dijo finalmente en la delegación Táchira del Cicpc.

Pareja secuestrada

Durante el pasado fin de semana, en las redes sociales se hizo viral el video de un comerciante que eran sometido a tortura y tras ser golpeado  en la cabeza con el cañón de una pistola, clamaba para que le consiguieran un dinero con urgencia. Este hombre, su esposa y un policía del estado La Guaira, fueron secuestrados cuando acudieron a los Valles del Tuy, a un lugar a donde los citaron para ver un carro que era ofrecido por internet.

El video fue grabado y montado en las redes por los mismos delincuentes, así como una fotografía donde se observa a la mujer con varias pistolas apuntándole a la cabeza. En el video, el comerciante dice de manera desesperada: “Aura, por favor, llame a Ricardo ahí… Llame a Ricardo, por favor, dile que necesito esos reales con urgencia, por favor… para hoy, al mediodía… rapidito”.

Sobre el funcionario policial no hay información.

Se sabe sobre el caso que las víctimas son comerciantes que vieron a través de internet un vehículo que era ofrecido a buen precio y optaron por comprarlo. Establecieron contacto con los vendedores y acordaron una cita para ver el carro y negociarlo. La pareja solicitó, por seguridad, a un amigo policía que les acompañara y este accedió. Una vez en el sitio, fueron abordados por varios delincuentes armados de pistolas que les exigieron entregar el dinero en dólares que habían acordado como precio, pero eso no era posible, ya que los compradores fueron tan solo a mirar el carro y no llevaban la plata.

Esto enfureció a los individuos, que los tomaron como rehenes. La banda de secuestradores solicitó 9 mil dólares, a través de un video, a cambio de liberar a los dos comerciantes que fueron a Cúa, estado Miranda, a comprar el vehículo. Obligaron a las víctimas a grabar un mensaje a sus familiares, para que con celeridad obtuvieran el dinero y procedieran al pago, según se establece en el material audiovisual difundido por el periodista Luis Borjas. En el mismo aparece un joven sentado en el suelo, suplicando por la recolección urgente del dinero, tras ser golpeado en la cabeza con el cañón de una pistola. Se comentó que luego de concretar el pago, los rehenes fueron liberados, pero no se sabe nada sobre el oficial agregado de la Policía Estadal de La Guaira, con el cual se dirigieron a los Valles del Tuy para concretar la compra del vehículo.

Armando Hernández

- Advertisment -