Colombia protesta por incursión territorial de dos helicópteros venezolanos en Tibú

2255
Imagen referencial

Venezuela cataloga el hecho de “falso positivo”

El Ministerio de Relaciones Exteriores informó este martes que el pasado 19 de agosto, en el sector de Vetas, de Tibú, Norte de Santander, se registró una violación a la Soberanía de Colombia, por parte de dos helicópteros militares, identificados con las siglas de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y unos 30 efectivos armados, pertenecientes a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela, que fueron desembarcados en ese sector.

Así mismo informaron que por instrucciones del Presidente, Iván Duque Márquez, la Cancillería, en virtud del informe sobre los hechos que dieron cuenta de que efectivamente se evidenció una incursión militar no autorizada a territorio nacional, presentó ante la Embajada de Venezuela, una nota expresando la más enérgica protesta por los hechos mencionados.

El año pasado, la Cancillería confirmó la incursión, durante dos días, de un helicóptero de la Guardia Nacional de Venezuela, en ese mismo sector; y ante este nuevo y delicado incidente,  Colombia envió una nota de protesta a Venezuela por la incursión militar no autorizada en Tibú.

Por su parte, líderes comunales de la vereda Vetas del Oriente, en el municipio de Tibú, en la zona del Catatumbo, denunciaron ante las autoridades  que en la nueva incursión de la Guardia venezolana a territorio colombiano,  las dos aeronaves  descendieron.

De acuerdo a testigos, los sobrevuelos y desembarcos se produjeron el pasado viernes y domingo.

«Los guardias, incluso, violaron los derechos humanos a dos de nuestras familias al hacer desnudar y quitarles la ropa a dos hombres», dijo la líder  comunal Carmen Helena García.

“Falso positivo”

Por su parte, el gobierno venezolano a través  de un comunicado desmintió lo ocurrido y lo calificó  como un “falso positivo”.

“De acuerdo con la cancillería colombiana se registró una violación a la Soberanía de Colombia, por parte de dos helicópteros militares, identificados con las siglas de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y unos 30 efectivos armados, pertenecientes a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela, que fueron desembarcados en ese sector de Norte de Santander.

Sin embargo, «la República Bolivariana de Venezuela rechaza categóricamente el comunicado de prensa publicado el día de ayer (martes) por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia y no tiene dudas en calificar como un nuevo falso positivo la información sobre la supuesta incursión de aeronaves de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en territorio colombiano», precisa el texto.

Además, asegura que no existió incursión de ningún tipo, así como ningún otro acto violatorio de la soberanía colombiana. Y hace referencia al accionar venezolano en su territorio, en la zona fronteriza, «como respuesta indispensable a la necesidad de contener las nefastas consecuencias de la violencia y el narcotráfico procedentes de Colombia».

Así mismo, en el comunicado se menciona un «campamento instalado por grupos del narcotráfico colombiano» que fue desmantelado.

Agrega el documento que «luce coincidencial» que la acusación de las autoridades colombianas se dé cuando el gobierno venezolano pone en marcha «el Plan de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica, cuyo éxito constituye una amenaza letal contra los intereses de las mafias colombianas del contrabando de combustible, productos de primera necesidad, tráfico de drogas y armas, como también contra las estructuras de los grupos que se han dedicado a atacar el sistema financiero y monetario de Venezuela desde territorio colombiano». (MB)